2017/03/30

¿Cómo Leonidas Vial y Anselmo Palma lograron revertir las cifras de La Polar?

Leonardo Cárdenas   www.pulso.cl

A casi un año desde que tomaron el control del retailer, se nota la mano de los nuevos dueños, que siguen atentos la operación de la firma. Piden conocer desde compras de insumos a evolución de casos judiciales.
Dejar atrás la cara de una compañía sumida en la debacle del escándalo financiero por las repactaciones unilaterales. Esa fue la misión que motivó a dos conocidos hombres de negocios que hoy, a un año de su arribo a La Polar, sacan cuentas positivas tras su decisión.
Leonidas Vial, a través de su hijo Manuel José, y Anselmo Palma conocen en detalle la operación de la multitienda, y cercanos a la compañía destacan cómo lograron levantar sus cifras.
Tanto Palma como Vial apuntaron a una profundización del plan de reestructuración que empujara la administración del anterior presidente Juan Enrique Villajuana, la que a su vez siguió los lineamientos de su antecesor: César Barros. Pero le impregnaron una velocidad mayor al plan trazado. El hombre elegido para liderar la compañía en ese camino fue Gonzalo de la Carrera. Y la estrategia está dando resultados.
El retailer en 2016 tuvo cifras azules por primera vez en cuatro años. Pasó de perder $40.640 millones al cierre de 2015 a $1.571 millones en utilidades. Cifras que fueron comentadas y valoradas en la última reunión de directorio que se realizara el pasado martes.
La mano de los nuevos dueños se nota. En la compañía reconocen que tanto el primogénito de Vial como Anselmo Palma son “prolijos”, “metódicos” y “extremadamente detallistas”. Tanto así que incluso solicitan a la plana ejecutiva -que lidera Andrés Eyzaguirre-, conocer detalles de los procesos internos a fin de sacarle más trote a la compañía.
“Son empresarios que se arremangan y que no miran las cifras ni los procesos por encima. Ambos están muy involucrados”, explica un alto ejecutivo de tienda.
Según las mismas fuentes consultadas en el retailer, se conjugaron al menos tres factores que la llevaron a levantar cabeza frente a un mercado “apretado” por la desaceleración económica interna. Entre las características que surgen bajo el arribo de ambos empresarios están: un fuerte control de costos, conocimiento en la gestión interna y el cuidado a su propio patrimonio.
Todos los directores están por el largo plazo. Tras el arribo de Vial y Palma, el mercado especuló con una eventual salida de ambos una vez alcanzada las metas de la de rentabilidad. Tal fue la preocupación que al interior del directorio que incluso se les consultó sobre una eventual venta y salida de ambos, cuestión que fue negada tajantemente por el propio Manuel José Vial.
Sin embargo, el año pasado la dupla anotó a su favor un hito muy relevante para La Polar. A seis años de su crisis, los acreedores acordaron a fines del año pasado levantar el Convenio Judicial Preventivo. Si bien se aprobó el alzamiento, aún falta un trámite que se traduce en que la compañía canjee parte de los bonos a acciones que mantiene a través del Fondo Maipo, que tiene el 2,7% de la propiedad. En este fondo está el HSBC Bank y el Banco Internacional que tienen deuda senior y junior no canjeada, por lo cual La Polar canjeará su deuda por bonos H que son los convertibles en acciones, pasando a tener un pequeño porcentaje. El período total de canje empezó en diciembre y terminará en enero de 2018.
Otro de los puntos que también denota la mano de ambos empresarios es la estrategia de poner fin a los juicios en tribunales ordinarios que surgieran tras el escándalo financiero. De hecho, ante el 22° Juzgado Civil de Santiago se presentó el propio Anselmo Palma junto al presidente de la compañía, Gonzalo de la Carrera, para poner fin a la disputa con su ex auditora PricewaterhouseCoopers Consultores Auditores y Cía. Ltda. Hoy dicho trabajo está en manos de Deloitte.
Actualmente, la compañía lleva adelante su Plan Trianual 2016-2018 y al finalizar su primera etapa contempla la reapertura de tiendas en Chile a finales de 2018. Al menos comenzó sus pruebas con la tienda de Coronel en la Región del Biobío. Sin embargo, los bajos niveles de consumo de la zona han hecho que sus resultados no sean tan positivos como lo esperaban.
Desde la compañía sostienen que sus aperturas de tiendas no permanece congelada, pues siguen mirando opciones.

¿Qué es lo que viene para La Polar?

Al concluir el primer tramo de su Plan Estratégico, la multitienda apuntará a incrementar sus ventas, objetivo que ya comenzó a tomar forma, pues al cierre de 2016 aumentó sus ingresos en 2,7% en comparación con 2015.
Lo segundo que viene para la compañía es un recambio al mix de productos, trabajo que se ha vuelto más lento. Aquí la directiva apunta a una revisión total desde los productos que compra hasta los suministros de las tienda.
Y detrás de la iniciativa está la intención de rentabilizar en las tiendas con sus clientes las optimización es en sus procesos.
Publicar un comentario