2016/09/01

Empresas de la UE reclaman a China que rebaje las barreras a la inversión

La Cámara de Comercio de la Unión Europea en Pekín reclamó al gigante asiático que rebaje sus barreras a la inversión extranjera y pidió al G20 que aborde en su próxima cumbre de líderes los problemas de exceso de su capacidad industrial.EFE | INTERNACIONAL www.pulso.cl

La agrupación empresarial europea denunció hoy, al presentar su informe anual sobre la situación de la economía china, el "contraste" entre la apertura de la que disfrutan las firmas chinas en la UE y las restricciones que sufren las compañías extranjeras en el gigante asiático, por lo que insistieron a Pekín en que haya "reciprocidad". 
Los empresarios europeos manifestaron su preocupación en vísperas de la cumbre del G20 que se celebrará los días 4 y 5 en Hangzhou (este de China) y confiaron en que la delegación comunitaria, encabezada por los presidentes de la Comisión y el Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk respectivamente, las ponga sobre la mesa. 
El Gobierno australiano vetó este verano la compra de la eléctrica Ausgrid por parte de empresas chinas y el Reino Unido aplazó la construcción de una central nuclear con inversión china en su territorio, decisiones que han provocado malestar en Pekín. 
El presidente de la Cámara de Comercio de la UE en China, Joerg Wuttke, lamentó hoy que las compañías europeas no pueden "ni siquiera plantearse" operaciones similares en China por los "obstáculos" a la inversión extranjera que persisten en este país. 
Grandes acuerdos como la reciente adquisición de la firma de robótica alemana Kuka por el fabricante de electrodomésticos chino Midea o la empresa que gestiona el puerto griego de El Pireo por la naviera Cosco, insistió Wuttke, no son posibles para las empresas de la UE en el gigante asiático. 
"El año pasado, China ya invirtió en Europa el doble de lo que los europeos invirtieron en China", recordó el presidente de la Cámara, quien afirmó que este año la tendencia divergente se está acentuando. 
En su informe, la agrupación de empresas europeas señala que "va en los propios intereses del país relajar las restricciones y ofrecer una reciprocidad plena" en un momento en que la inversión privada se ha ralentizado con fuerza e incluso se contrajo en julio. 
En respuesta a estas críticas, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China defendió hoy que este país "es todavía el destino de inversión más buscado en el mundo" y que la llegada de capital extranjero, también el de la UE, crece en cifras de dobles dígitos. 
"Continuaremos mejorando nuestro entorno de inversión", aseguró una portavoz de Exteriores, Hua Chunying, en una rueda de prensa en Pekín. 
El Ministerio de Comercio chino avanzó este miércoles que creará siete nuevas zonas de libre comercio con las que busca una mayor apertura a la inversión extranjera y menos restricciones a los flujos de capitales. 
"No necesitamos medidas cosméticas, necesitamos cambios reales", afirmó Wuttke al respecto de este anuncio. 
Además de las restricciones a la inversión, Wuttke confió en que los líderes del G20 busquen soluciones a los excesos de capacidad de producción industrial de China, un fenómeno que atribuyó a los subsidios y al "proteccionismo local" que se da en este país. 
"China tiene un problema. Es un problema doméstico y es mucho mayor que sus implicaciones comerciales: el exceso de capacidad", dijo el presidente de la Cámara, y recordó que en febrero su organización publicó un informe específico sobre este asunto en el que alertó de su impacto "destructivo" para la economía global. 
Para el responsable de la agrupación empresarial, la sobrecapacidad industrial del gigante asiático está motivando a la UE a reforzar sus defensas comerciales ante los productos procedentes de China, por lo que instó a Pekín a tomar medidas. 

"China tiene que ser parte de la solución", concluyó Wuttke. 
Publicar un comentario