2016/08/03

China crece a dos ritmos: unas regiones avanzan 10% y otras están en recesión

La divergencia es un argumento a favor de ajustes fiscales y políticas monetarias a la medida, en lugar de estímulos nacionales que podrían hacer burbujas.BLOOMBERG | INTERNACIONAL

El temido aterrizaje forzoso de China se ha convertido en una realidad en la ciudad de Liaoning, que integra el cinturón industrial de la segunda mayor economía del mundo.
La provincia del noreste chino vio a su economía contraerse 1% en la primera mitad de 2016 entre cierres de fábricas y lloriqueos de la industria del carbón, que sucumbió bajo el peso del exceso de capacidad.
Sin embargo, los problemas siguen siendo locales, ya que los datos regionales en los primeros seis meses mostraron crecimiento económico en 15 de las 31 provincias de la nación asiática, que cambiaron notablemente desde el primer trimestre. Y es que aunque la edad de oro del crecimiento económico de dos dígitos quedó en la historia, tres provincias todavía mantienen esas tasas, con Chongqing de nuevo a la cabeza de la manada.
En conjunto, los datos provinciales generan una imagen de estabilización, a medida que la recuperación del mercado inmobiliario y el apoyo fiscal amortigua el arrastre que provoca el estancamiento de los antiguos motores de expansión.
Para los políticos, la divergencia es un argumento a favor de ajustes fiscales y políticas monetarias a la medida, en lugar de estímulos para todo el país, que arriesgan con inundar a las regiones con mejor desempeño con liquidez, generando burbujas y atrayendo exceso de inversión.  
El Banco Popular de China ha mantenido sus tasas de interés oficiales de referencia sin cambios desde octubre, en lugar de canalizar el dinero a través de políticas de bancos encargados de préstamos con fines específicos, autorizados por el gobierno. Mientras tanto, el gobierno - a menudo con estímulos fiscales cautelosos - ha invertido dinero en proyectos de infraestructura para reforzar el empleo en algunas áreas.
Con el crecimiento de la inversión en activos fijos en el sector privado - posiblemente el mejor indicador de la confianza de las empresas ya que mide los planes de expansión - cayendo 2,8% en todo el país, el gobierno envió a funcionarios a varias partes de la nación a buscar maneras de impulsar dicho gasto.
Los resultados se pueden ver en el noroeste, en Qinghai, una de las provincias más pobres, donde la inversión privada se hundió 13,8% en la primera mitad del año frente al mismo período del año pasado, indican los datos locales. Sin embargo, la inversión total en activos fijos aumentó 12%, a medida que el gobierno y las empresas estatales intensificaron su gasto.
Otras provincias siguieron una estrategia similar, impulsando el rol del Estado. Mongolia interior y Shandong aumentaron el gasto de inversión en infraestructura, como carreteras, ferrocarriles, redes de telecomunicaciones e instalaciones de tratamiento de agua a niveles casi del doble del ritmo nacional.
Al contrario, la mayor economía regional, Guangdong tuvo un modesto aumento de 3,4% en la inversión en infraestructura a pesar de que la propiedad y la inversión privada no superaron a otras regiones.

En la región más rezagada, Liaoning, la producción de fábricas cayó 7,7% la primera mitad del año, provocando un éxodo de trabajadores. Su televisión estatal ignoró la contracción de 1% y destacó la expansión de 3,2% en servicios, que fue “4,2% más rápida que el aumento del PIB”.
Publicar un comentario