2016/07/18

La región de América Latina se prepara para dejar atrás las cifras negativas y crecería 2% el próximo año


Un estudio de Alberdi Partners prevé una recuperación económica para 2017 y proyectan que el PIB regional crecería 2% frente a una contracción de 1,5% prevista para este año.VALENTINA JOFRÉ |

América Latina viene recorriendo hace tiempo un camino difícil de contracción económica, a partir de la caída de los precios de los commodities y, entre otras cosas, el anuncio de 2013 de la Fed de parar con la expansión cuantitativa, la desaceleración y además el rebalanceo de la economía china. Sin embargo, desde la consultora Alberdi Partners preveen una recuperación económica para 2017 y proyectan que el PIB regional crecería 2% en 2017, lo que se compara con una contracción de 1,5% prevista para este año, arrastrado por Venezuela (-8%) y Brasil (-3,3%). 
© Bloomberg

¿Qué dicen los expertos en el tema al respecto? Los analistas esperan un repunte que será el inicio de un ciclo de recuperación, tras la caída de los últimos cuatro años, aunque advierten que factores domésticos pueden resultar gravitantes. Y es que a partir de este año se comenzó a ver una leve subida en los precios de los commodities. “La mayoría de los países de la región ha cambiado su estructura económica, por lo menos en lo que respecta al mercado cambiario. Tienen tipos de cambio flexibles”, señala el economista jefe para América Latina del Bank of America, Claudio Irigoyen (ver entrevista relacionada). “Es por esta razón que hoy los países se encuentran en período de ajuste de su política fiscal y monetaria”, agrega. En tanto, Eugenio J. Aleman, de Wells Fargo, afirma: “Creo que la región va a crecer un poco más el año que viene, pero el crecimiento no será muy alto. Brasil todavía tendrá problemas de crecimiento y si bien la mayoría de los demás países se expandirán, nuestra perspectiva para la economía global no es muy fuerte en términos de crecimiento”.
Factores políticos. Los expertos concuerdan en que el repunte económico para América Latina ocurrirá sobre la base de mejoras en la planificación política de los países, como por ejemplo en Argentina, Brasil y probablemente Venezuela. 
Según Alberdi-Partners, en Brasil se prevé que el Partido de los Trabajadores pueda verse favorecido en las próximas elecciones de la mano del ex presidente Lula Da Silva, mientras que en Colombia el proceso de paz tendría como consecuencia un fuerte apoyo al presidente. En Chile, en tanto, la Nueva Mayoría podría volver a reposicionarse debido al “fracaso de la oposición” de capitalizar la baja de popularidad de Michelle Bachelet, según la consultora. Todos estos panoramas ayudarían a aumentar la inversión y el crecimiento en la región. 
Así, se espera que Brasil vuelva a ver cifras de crecimiento tras su recesión de más del 3%: “Si comienzas a mejorar algo, ya es recuperación”, dice Liliana Rojas-Suárez, presidenta del Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros. Para Argentina también se prevé un panorama más augurioso debido al gasto fiscal expansivo.
Pese a las buenas expectativas, hay quienes aterrizan los datos. Alfredo Coutiño de Moody’s dijo que “el avance del 2017 dista de ser una recuperación, ya que varias de las economías importantes estarán en modo de ajuste, sobre todo con normalización de las políticas fiscal y monetaria, lo cual va a retirar el estímulo prolongado que los gobiernos quisieron darle al crecimiento durante los últimos años de debilidad mundial”.
Rojas-Suárez, agrega que puede existir algún tipo de recuperación en algunos países, pero no para decir que América Latina está nuevamente en el sendero del crecimiento que tenía desde el 2003 al 2013. “Mi duda es por  factores externos como la baja de precios de commodities. Hay una recuperación en algunos países, pero es muy ligera. Además todavía no se manifiesta un shock importante que tiene que afectar a la región, y es la subida consecutiva importante de tasas de interés en EEUU que se ha postergado y que encarecería el costo de financiamiento externo”.  

También acota que China tiene importantes problemas financieros internos que tendría un efecto sobre la demanda externa. “Tampoco se ve una mejora en Europa para 2017. La combinación de esos factores no se ve positivo para América Latina” señala. 

Publicar un comentario