2016/07/18

Claudio Irigoyen: "Las economías de la región pueden crecer hasta 3% en los próximos años"

Entrevista al economista jefe para américa latina de bank of americaVALENTINA JOFRÉ | LATINOAMÉRICA

Claudio Irigoyen, economista jefe de América Latina del Bank of America analiza la situación económica en la región y predice un crecimiento de entre 2% y 3% en los próximos tres o cuatro años. Irigoyen también destaca las perspectivas positivas en los precios de los commodities y acota que en Chile se vería una expansión más lenta.
¿Cómo ve la economía de América Latina hacia adelante? 
- La actividad económica cayó medio por ciento el año pasado y esperamos que caiga 0,8% este año en para toda la región. Brasil es una parte importante de esta historia, cayó 3,8% el año pasado y esperamos que caiga 3,5% este año. En ese contexto, de caída de la actividad económica y depreciación de las monedas, tuvimos lo que se llama traspaso grande de depreciación a precios, entonces también hubo inflación. La combinación se parece mucho a una estanflación, de desaceleración en la actividad económica, aumento de la inflación y bancos centrales que tuvieron que salir a subir las tasas de interés para combatir la inflación, justo en un momento en donde la actividad económica se estaba cayendo. Y a su vez no había espacio para hacer política fiscal expansiva. Cuando miras lo que está pasando en la política fiscal de casi todos los países, están todos haciendo más bien consolidación fiscal, o sea haciendo más ajuste de la política fiscal, lo ves en México, incluso hasta en Chile, se ve claramente en Colombia y Argentina, definitivamente en Brasil. 
¿Alguna excepción?
- El único país que tiene espacio para hacer política fiscal expansiva y que curiosamente es uno de los pocos países donde pensamos que el crecimiento de este año y el que viene va a ser muy bueno es Perú. Además tuvo un cambio de régimen con la elección presidencial a ser más pro mercado todavía.
¿Cree que la economía se recuperará en 2017? 
- Lo que estamos viendo este año  todavía es justamente ese ajuste que se produce por la caída de los términos de intercambio de la región. En algunos casos el ajuste es más fuerte que en otros, por ejemplo en Ecuador el ajuste es más fuerte porque ellos no tienen política monetaria, está dolarizada la economía, entonces no les queda otra que ajustar mucho más. En Brasil por ejemplo, esperamos 1,5% de crecimiento, Perú puede llegar hasta 4,5% de crecimiento, Argentina arriba de 3% de crecimiento. En el caso de Chile, esperamos una mejora, pero no una mejora muy fuerte. Este año probablemente esté en 1,6% el crecimiento, el año que viene entre 2,2% y 2,3%. Ahora, si bien esperamos una mejora el año que viene, nos tenemos que olvidar de las tasas de crecimiento de 4% o 5% que observábamos cuando los commodities estaban 40% más arriba. O sea ahora las economías de la región pueden crecer 2% o 3% durante los próximos tres, cuatro años. Y esto suponiendo que el resto del mundo se mantenga relativamente estable y no empeore, lo que es un supuesto bastante fuerte. O sea, pueden pasar muchas cosas en el mundo que condicionen aún más la capacidad de crecimiento de Latinoamérica.
¿Qué factores externos incidirían en esto?
- Lo que acá se vuelve muy importante además de los commodities es lo que pase con China. Porque es el nuevo motor del mundo y es uno de los principales demandantes de commodities. En China no esperamos una desaceleración fuerte, pero lo que está pasando en es que hay un rebalanceo muy fuerte hacia el sector de servicios, desde el sector manufacturero. Y como el  sector manufacturero es el que es intensivo en el uso de commodities, eso termina sintiéndose como si fuera un aterrizaje forzoso para Latinoamérica porque le pega a los precios de los commodities y no favorece a la región. Los precios de los commodities son importantes porque Latinoamérica se ha especializado en producción y exportación de commodities y no tiene industrias alternativas.
¿Y la Fed?
- Las tasas de interés en mercados desarrollados y sobretodo en EEUU  son un condicionante muy fuerte para los flujos de capitales a la región. 
¿Y más internamente?

- En los factores domésticos, hay una incidencia muy fuerte de la política fiscal y la política monetaria. Casi todos los países de la región ya están satisfechos con el alza de tasas que tuvieron que hacer para estabilizar la inflación. Salvo en el caso de Colombia que quizás sigamos viendo algo de alza y algo en México, ya todos los países están más para quedarse en tasas estables o para empezar a cortar tasas. En Chile esperamos que las tasas se queden estables durante bastantes meses y en Brasil esperamos que en octubre empiecen a cortar tasas de interés. O sea la política monetaria si se quiere va a ayudar, pero por otro lado la política fiscal quizás sea un poco más contractiva en el caso de México, Colombia, Chile.

Publicar un comentario