2016/04/18

Tarjetas de prepago: ¿Por qué Metro ya tendría parte de la tarea hecha?

La empresa estatal estima que el plástico que ya tiene en el mercado contribuiría a la inclusión financiera, dado que apunta a segmentos que no están bancarizados.

Por Camila Araya G
Tarjetas de prepago: ¿Por qué Metro ya tendría parte de la tarea hecha?
Una de las cosas que más ha llamado la atención del proyecto que tarjetas de prepago, que se está estudiando hace dos años en el Congreso y que facultará a las entidades no bancarias a ofrecer este producto, es la iniciativa del gobierno de que Metro pueda participar en él.

Sin embargo, esta idea nació de forma natural desde la misma empresa, dada la penetración que ya tiene en el mercado con su tarjeta bip!. Esto especialmente si se consideran los segmentos a los que apunta, que serían justamente los que menos acceso tienen a la banca y medios de pago. En ese sentido, son varios los puntos a favor que tendría Metro para concretar este paso.

Uno de ellos es, por ejemplo, que ya existen 5.000 tarjetas bip! activas, y de ese total, 1.000 corresponde a tarjetas de estudiantes. Mientras que anualmente se venden 1,5 millón de plásticos a nivel general (ver infografía).

Otro dato importante es que, del total de usuarios de la bip!, un 41% no trabaja, es decir, no reúne las condiciones para bancarizarse y, por lo tanto, la única experiencia con medios de pago es el plástico que tienen para cancelar el transporte.

"Hemos adquirido amplia experiencia en el segmento C3-D-E", sostuvo el Metro ante la comisión de Hacienda del Senado unas semanas antes que el Ejecutivo añadiera la indicación para incluir la empresa estatal en el proyecto.

Esto porque, según consigna, son expertos en transacciones de bajo monto.

En ese sentido, la compañía de transportes sería una buena opción ya que está enfocada en los micropagos, a diferencia de los bancos locales, comentan fuentes del sector. Por ejemplo, la carga promedio es de $1.790 (ver inforgrafía). Además, el 70% de las cargas es menor a $2.000, y la más frecuente es de $1.000.

Así, podrían incorporarse negocios informales con medios de pago simples. Según la presentación, Metro se refiere a ferias libres, persas y afines, que en base a sus cálculos, registrarían transacciones por
US$ 3.000 millones por año.

De acuerdo a la misma exposición, si se compara Chile con los países OCDE, existe una brecha de 30% en términos de cuentas bancarias.

Más grave aún es dónde se ubica el uso de depósitos para los beneficios sociales del Estado (ver inforgrafía). Después de todo, las economías OCDE pasan del 16%, mientras que aquí no se alcanza el 6%.

Inclusión financiera

Es por eso que Metro apuesta por una Tarjeta bip! multiuso, la que permitiría "un evidente aumento en la inclusión social en Chile".

Según afirmó la empresa estatal en el Congreso, siendo parte del proyecto ésta podría aportar con mejoras al sistemas de tarjetas y transporte.

"Todos los emisores autorizados podrán incorporar la aplicación de transporte en su tarjeta", manifestó Metro, asegurando un "acceso para todos los emisores autorizados a la red de descarga totem de Metro para fines de transporte.

En ambos casos, consigna la presentación, "los precios serán públicos, iguales para todos y sin descuentos por volumen".

Incorporando el negocio de las tarjetas de prepago, la empresa estatal también espera reducir los costos de los servicios complementarios del Transantiago.
Entrada de uno o más socios

Metro tendrá que crear una sociedad para operar tarjetas de prepago. Las opciones son conformar una filial o una empresa coligada, siendo esta segunda alternativa la que estaría analizando más a fondo la empresa estatal, eimplicaría un trabajo en conjunto a otros actores del mercado, siempre que haya interesados.

¿Quiénes podrían ser esos socios? Las cajas de compensación y las cooperativas de ahorro y crédito, principalmente Los Andes y Coopeuch, que serían las más avanzadas en la materia. También los retailers y alguna red de adquirencia.
www.df.cl
Publicar un comentario