2016/04/18

Blanco y Negro: ¿llegó el momento de hacer un aumento de capital?

Cruzados y Azul Azul ya lo hicieron para reforzar un plantel que permita competir.
Por Felipe Brión
Blanco y Negro: ¿llegó el momento de hacer un aumento de capital?
Se dice que en términos futbolísticos, la Selección Chilena es un “oasis” si se compara con el rendimiento de los clubes nacionales.
Esto porque pese a que la “Roja de todos” está actualmente en el tercer puesto del ranking mundial, ningún equipo chileno pasó a segunda ronda de la Copa Libertadores.
Y una de las razones, según expertos, que justificarían el mal rendimiento de los equipos es el bajo nivel del torneo local y la falta de incorporaciones que son un aporte a la hora de competir de igual a igual con los otros conjuntos del continente.
Todo ello ya está repercutiendo en las finanzas de los llamados “tres grandes equipos”. Esto, luego de que Colo Colo, Universidad Católica y la Universidad de Chile tuvieran pérdidas, que en total, bordean los US$ 7 millones en 2015. Es decir, la mayor en los últimos cinco años.
Aumentos de capital
Es por ello que a la hora de levantar recursos, los aumentos de capital asoman como una opción. Y así lo han visto en las universidades. En el caso de Cruzados, ya realizó uno con el fin de reforzar la plantilla y las divisiones menores. Azul Azul anunció recientemente uno, también para reforzar el plantel y pagar deuda.
La pelota ahora está en Colo Colo, equipo que también tendría que buscar refuerzos par competir a nivel internacional.
“La opción de un aumento de capital de Colo Colo sería válida como una opción para mejorar el primer equipo, contratando jugadores de renombre para poder tener una destacada participación internacional. Otro punto, vendría por el lado de un empeoramiento de sus resultados económicos”, dice el gerente de Inversiones de Sartor Investments, Alfredo Harz.
Bajan las ventas
Una de las principales causas de estas menores utilidades vienen de la falta de triunfos deportivos que ha significado, a su vez, menores ventas de jugadores.
Así, mientras en 2015 las enajenaciones llegaron a US$ 58,5 millones, tres años antes alcanzaron US$ 85 millones, cuando Azul Azul, registró ingresos por US$ 53 millones. Esto en gran medida por la venta de jugadores tras un exitoso proceso, que llevó al elenco universitario a consagrarse campeón de la Copa Sudamericana. He ahí la importancia de tener un equipo competitivo.
Y como es lógico, se torna difícil conseguir jugadores si los números no acompañan. Por ejemplo, los costos el año pasado para estos clubes fueron de US$ 55 millones en total, muy por sobre los US$ 27 millones del 2009.
Peor aún cuando no hay caja. Según cifras de Bloomberg, los tres clubes no alcanzan a llegar a tener US$ 2 millones en las arcas, lo que no daría para reforzar una planilla.
Para rematar, la deuda no ha bajado en los últimos años y se mantiene por sobre los US$ 50 millones.
Imagen foto_00000002

www.df.cl
Publicar un comentario