2016/04/18

Nueva York, primarias cruciales para Hillary Clinton y Donald Trump

El tercer estado más poblado de EEUU es considerado clave para aclarar la carrera presidencial de los demócratas y republicanos.

Por María Gabriela Arteaga
Nueva York, primarias cruciales para Hillary Clinton y Donald Trump
Horas previas a una nueva jornada electoral en Estados Unidos, donde los candidatos demócratas y republicanos se juegan todo para captar la mayor cantidad de votantes con el fin de lograr la nominación de sus partidos para las presidenciales de noviembre.
El nuevo escenario es Nueva York, un estado con más de 19 millones de habitantes, que alberga la ciudad más grande de todo el país, que además es el mayor centro financiero y comercial de la nación. Es ahí donde mañana martes se instala la consulta popular para definir quién da un paso firme rumbo a la Casa Blanca.
Las recientes y recurrentes derrotas en las últimas contiendas de los favoritos, Donald Trump y Hillary Clinton, han dado un impulso de moral y de delegados a sus respectivos rivales, Ted Cruz y Bernie Sanders. En esta votación estarán en juego 247 delegados demócratas y 95 republicanos.
Raíces políticas vs. familiares
Las últimas nueve encuestas de opinión realizadas en Nueva York, un estado donde nació Sanders y Clinton sirvió ocho años como senadora, muestran que ella tiene una ventaja de dos dígitos.
Clinton llega a la jornada con 1.765 delegados de los 2.383 necesarios apelando a su experiencia en el Senado. “Las lecciones que aprendí entonces las aplicaré como presidenta”, dijo en Harlem.
Por su parte Sanders, quien acumula 1.105 representantes, aprovecha el impulso de las últimas semanas, donde se ha alzado con el triunfo en siete de ocho estados, y aboga por mantener la racha. “Están nerviosos porque cortamos distancia muy rápido”, dijo.
El de Brooklyn viajó el fin de semana al Vaticano y aunque aseguró que no era una estrategia política, analistas han señalado que su paso por la Santa Sede podría ampliar su atractivo entre los católicos.
Trump necesita ganar
Trump, el único residente de Nueva York, llega con las encuestas a su favor y necesita el triunfo para alcanzar la cifra mágica de 1.237 delegados necesarios para la nominación. Otra derrota como la de Wisconsin frente a Cruz, le dejaría en puertas lo que tanto ha intentado evitar: la convención de julio.
El magnate se ha concentrado en hacer campaña fuera de la ciudad de los rascacielos, mientras que Cruz, se pasea por la comunidad judía y busca apoyo en pequeños emprendedores hispanos y afroamericanos.
A pesar de la última derrota, el magnate continúa a la cabeza con 746 delegados frente a 510 para Cruz y 145 para el gobernador de Ohio, John Kasich, según CNN.
Analistas consideran que la clave para todos, tras una campaña con tantas sorpresas, estará en los superdelegados, lo que ha generado críticas de Sanders, el más desfavorecido hasta el momento. Y es que, a pesar de haber logrado recortar distancias con la ex secretaria de Estado, sus posibilidades de triunfo se ven reducidas si todo queda en manos de los miembros de la cúpula de las toldas. Por ello ha cuestionado el sistema electoral de EEUU e incluso lo ha tildado de antidemocrático y sesgado a favor de la ex primera dama, quien cuenta con el apoyo del establishment.
www.df.cl
Publicar un comentario