2016/04/26

La desaceleración se hace sentir: desempleo en Santiago salta sobre 9% y enciende alarmas

Para los expertos, esta es una clara señal de que el bajo crecimiento llegó al mercado laboral y está para quedarse.

Por Denisse Vásquez H.
La desaceleración se hace sentir: desempleo en Santiago salta sobre 9% y enciende alarmas
La resiliencia que ha mostrado el mercado laboral al período de desaceleración económica por el que atraviesa el país al parecer está llegando a su fin, o por lo menos eso es lo que anticipan los economistas.
La razón es simple: la tasa de desempleo del Gran Santiago se disparó 2,6 puntos en la medición de marzo hasta 9,4%, lo que se traduce en 289.300 personas desocupadas, reveló la medición realizada por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.
Este dato es el más alto desde marzo de 2010, cuando la tasa de desempleo de esta zona se ubicó en 10,8%, lo que fue destacado por el director de la entidad, el economista Jaime Ruiz-Tagle.
El alza desde el 6,8% observado en diciembre y también hace un año obedece -según Ruiz-Tagle- principalmente a la disminución de 3,2% que registró la creación de empleo, en un contexto donde la fuerza de trabajo bajó 0,5%.
Los rubros donde más se contrajo el empleo fue en el sector público, que acusó una caída anual de 20,1%. Le siguieron los servicios personales y de hogares, con una baja de 7,7% y la manufactura, con una baja de 7,5%.
Solo el comienzo
El aumento en el desempleo generó un clima de preocupación entre los economistas, ya que regularmente la encuesta de la Universidad de Chile anticipa los datos que entrega el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), lo que se confirmará este viernes cuando se conozcan las cifras de empleo del primer trimestre a nivel nacional.
De acuerdo al economista jefe de Banco de Chile, Rodrigo Aravena, la principal lectura es que la cifra confirma que la economía chilena tiene una posición cíclica que hoy es “sumamente débil”. “No es menor que sea la mayor tasa de desempleo desde 2010 cuando la economía chilena estaba con secuelas de la recesión de 2009”, expuso.
A lo anterior, sumó que la cifra comprueba la hipótesis del mercado respecto a que el bajo nivel de desempleo se sustentaba en el impulso fiscal. Si se asume que la desaceleración del gasto continuará, dijo, “pone más pesada la pista para ver una recuperación del empleo”.
En este punto, el economista jefe de Itaú Chile, Miguel Ricaurte, planteó una visión distinta y llamó a mirar las cifras “con cuidado”, principalmente porque el grueso del empleo de la administración central se encuentra en Santiago. “La destrucción de empleo fiscal puede no ser representativo de todo el país”, acotó.
Para el economista jefe de BCI Estudios, Sergio Lehmann, se trata de un “dato preocupante, que debería ser confirmado por el INE” y anticipa un deterioro adicional para el mercado laboral en los próximos meses. ¿La razón? Proyecta que se disiparán factores estacionales positivos asociado a los servicios y agricultura en el verano, al tiempo que el dinamismo del sector construcción comenzará a decaer hacia la segunda parte del año.
Una opinión similar tiene Hernán Cheyre, presidente del Consejo del Instituto del Emprendimiento de la UDD, y aunque reconoce que esta es la primera alza abrupta que anota un indicador de desempleo, todo parece indicar que se hará extensivo al resto del país. “No me sorprendería que llegará a los dos dígitos. Era algo anunciado, que se venía venir”, afirmó.
Para el gerente de Macroeconomía de Inversiones Security, César Guzmán, lo más preocupante es la caída en la creación de empleos, ya que “tal magnitud no se había visto desde la crisis financiera de 2009”. Añadió que el dato se suma a otros factores que ya evidenciaban un deterioro del mercado laboral, como moderación en la creación de empleos, la baja participación de los empleos asalariados y el menor ritmo de crecimiento de los salarios.
La inquietud de los economistas se extendió a los gremios locales, como lo expresó la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y la Asociación de Bancos (ABIF). En este escenario, el economista Jorge Hermann planteó que el gobierno debe ser “más osado” en sacar medidas que no están en la agenda, relacionadas con el empleo juvenil y femenino, como teletrabajo o adaptabilidad laboral, “temas que actualmente no forman parte de la agenda”.

GOBIERNO "SORPRENDIDO" ANTE ALZA EN LA DESOCUPACIÓN

El gobierno reaccionó con sorpresa y cierta preocupación ante el fuerte incremento del desempleo en el Gran Santiago en marzo, que avanzó a 9,4%.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, fue uno de los primeros en tomar la palabra, señalando que las cifras son una señal de que el mercado laboral "está más débil".

"Las estadísticas de la Universidad de Chile para marzo evidentemente son una mala noticia. Hacen más necesario aún seguir trabajando por el crecimiento. Hasta ahora, era el bajo crecimiento el que nos llamaba a seguir empujando los temas de crecimiento, pero este aumento del desempleo hace esto más evidente", señaló.

Valdés recordó que en los últimos meses tanto él como otros economistas se manifestaron sorprendidos ante el hecho de que el desempleo se mantenía bajo y no parecía reaccionar a las condiciones macroeconómicas. "También me sorprende hoy el tamaño del alza del desempleo de un trimestre a otro. El salto de un trimestre a otro parece algo alto para poder entender qué está pasando con la economía", comentó el titular de las finanzas públicas.

La ministra del Trabajo, Ximena Rincón, coincidió señalando que el alza en la desocupación es "grande" de un trimestre a otro.

"Siempre hemos dicho que el empleo y su calidad nos preocupa, tanto en épocas buenas como malas. Obviamente, la cifra nos preocupa, pero nos preocupan tanto cuando son buenas y cuando son malas", señaló la secretaria de Estado.

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, hizo un llamado a centrar la discusión en las medidas de productividad que ha presentado el Ejecutivo para retomar un mayor crecimiento económico.

"La cifra va en línea con el menor crecimiento económico que hemos tenido en meses recientes. Y refuerza la necesidad de seguir fortaleciendo las confianzas y el trabajo en productividad", destacó el secretario de Estado.

La preocupación por el alza de la desocupación en el Gran Santiago llegó hasta el Palacio de La Moneda.
El vocero de gobierno, Marcelo Díaz, recordó que el gobierno ha puesto el crecimiento económico como un "complemento central" de la agenda del Ejecutivo.

"No celebramos ni lamentamos, sino que trabajamos para que los efectos del escenario económico internacional no repercutan en la calidad de vida de los sectores más vulnerables y esa ha sido la instrucción de la presidenta. No creemos que la gente se tenga que preocupar", señaló el titular de la Segegob.
www.df.cl
Publicar un comentario