2016/04/11

Díaz: “Estamos confiados en la robustez del proyecto laboral. Las cuatro materias son constitucionales”

Asegura que “la agenda laboral del gobierno es más amplia” y que el texto aprobado “agota la discusión en materia de derecho colectivo” en el actual período.

Por Karen Peña
Díaz: “Estamos confiados en la robustez del proyecto laboral. Las cuatro materias son constitucionales”
“Concentrados en defendernos frente al Tribunal Constitucional y de tener una buena implementación de la reforma laboral”. Así traza el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, el escenario que se instaló con la aprobación del polémico texto, tras 465 días de intensa discusión parlamentaria en el Congreso.
Se le ve más relajado, pero expectante a los pasos que pueda seguir la tercera reforma estructural del Ejecutivo. “Sabíamos que sería una discusión muy intensa. Lo importante es que a pesar de todo, lo que son los pilares esenciales de este proyecto, se mantuvieron durante toda la tramitación. Estamos muy satisfechos”, dice.
- ¿Quién debe asumir el costo de una reforma que no le gusta a los empresarios ni a los trabajadores?
- La reforma puede para algunos no ser suficiente, pero es difícil descartar los avances que contiene en titularidad, en extensión, en huelga efectiva, entre otros puntos relevantes. No es de pleno gusto de todo el mundo, pero así es la historia de todo tipo de reformas laborales. Con el correr del tiempo podremos analizar desapasionadamente este proyecto y su beneficio a las relaciones laborales.
- ¿El gobierno se hace alguna autocrítica? Por ejemplo, por no lograr un discurso unívoco entre Hacienda y Trabajo o tener la oposición en la Nueva Mayoría...
- Siempre se puede pensar en tramitaciones tan complejas cómo se pudieron haber abordado distintas situaciones, pero lo relevante es que el día de la votación hubo 60 diputados, prácticamente todos los diputados de la NM que estaban en Sala votando a favor del proyecto, hubo 23 senadores, es decir, dos senadores más allá de la bancada de la NM votando a favor del proyecto; y un mundo laboral que, más allá de alguna insuficiencia en un punto determinado, entiende que hay avances sustantivos.
- Pero el doble discurso entre ministerios y la división en la NM fue evidente.
- Lo relevante es que el gobierno llegó a las instancias decisorias con una interpretación unívoca, y que indica que no puede haber reemplazo en huelga y que cualquier tipo de adecuación necesaria se debe realizar para efectos de asegurar el trabajo del trabajador no huelguista y no así para debilitar el efecto de la huelga.
- ¿Cómo se preparan de cara al Tribunal Constitucional?
- El gobierno en todo proyecto de ley siempre tiene a la vista lo que es el contexto constitucional para proponer dicha reforma legal. Y, por tanto, desde un inicio hemos contado con estudios y asesorías internas y externas, lo que nos hace estar muy confiados en que el proyecto es plenamente respetuoso de la Constitución y de los tratados internacionales que Chile ha suscrito.
Gobierno versus oposición
- ¿La extensión de beneficios es la materia más preocupante?
- Confiamos en la constitucionalidad del proyecto. Los cuatro temas sobre los cuales se ha planteado un requerimiento cumplen con los criterios de constitucionalidad. Son cuatro temas sensibles, pero creemos que cumplen con el estándar que se establece en la Constitución.
- ¿Cómo responden al requerimiento de la oposición en titularidad sindical? Se apela a la libertad de asociación...
- El argumento en contra de la eliminación de los grupos negociadores y la reafirmación de la titularidad sindical fue planteado por la derecha desde un comienzo en la Cámara y después en el Senado. Hay suficientes argumentos de texto de la Constitución de 1980, de interpretación sistémica de la Constitución, y además de tratados internacionales y práctica internacional sobre esta materia que nos permiten afirmar de que es legítimo que el legislador regule la manera de cómo se lleva adelante la negociación colectiva por los sindicatos organizados de las empresas. No hay un problema constitucional en esa materia.
- ¿Y en derecho a la información?
- No hay vulneración a los derechos constitucionales en este caso de privacidad o confidencialidad. Mi impresión, leyendo el requerimiento, es que no tuvieron a la vista las últimas modificaciones que se realizó en materia de derecho de información en la comisión mixta que, a nuestro juicio, salvaguardan y logran equilibrar dos principios relevantes que deben armonizarse. Por una parte, la buena información, la planilla y los sueldos de sus afiliados con la cual debe contar el sindicato; con lo que es la privacidad de las remuneraciones de quienes no están afiliados al sindicato. El telón de fondo es que con mejor información hay una mejor negociación y sobre esa base no tendremos problemas sobre aquel capítulo del requerimiento.
- ¿Cuál es la defensa por negociación interempresa?
- La reserva de constitucionalidad sobre el interempresa fue planteada prácticamente al final de la tramitación y de pronto apareció. Hemos leído en las últimas horas lo que es el requerimiento en esa materia y la verdad uno recuerda un poco a Sherlock Holmes y el dilema del perro que no ladró. Se hace una crítica muy fuerte y alega la inconstitucionalidad de la negociación ramal y este proyecto no contiene ese tipo de negociación. No contiene ningún tipo de negociación que vaya más allá de la empresa para los trabajadores de esa empresa cumpliendo con los quórum de un sindicato de empresa.
- Pero la lectura es que es una negociación ramal “encubierta”.
- Pero es que las cosas en derecho son lo que son y no lo que uno dice que son. Aquí lo que hay es una negociación en la empresa con trabajadores, condiciones y realidad de ésta. Se hace algo incomprensible el alegato en ese capítulo.
- ¿Son alegatos incomprensibles?
- Creemos que las cuatro materias son constitucionales.
Implementación de la reforma
- ¿Antes del 21 de mayo tendríamos una reforma convertida en ley?
- Aquí hay tiempos que los maneja el propio tribunal y tenemos que ser respetuosos con los tiempos que el Tribunal se vaya dando.
- ¿No se comprometen con plazos?
- No.
- ¿No lo están manejando?
- No depende del Ejecutivo, depende del TC y, por tanto, nos tenemos que atener a los plazos que el TC se vaya dando. Queremos promulgar la ley prontamente, de manera que alcancemos a tener negociaciones colectivas al amparo de la nueva ley durante el 2016.
- ¿Cómo se están preparando para la implementación de la reforma?
- Hay un período de vacancia legal de seis meses que, en algunos aspectos, se ve adelantado. Por ejemplo, para la calificación de servicios mínimos de aquellas negociaciones que comienzan de manera casi inmediata después de la vigencia de la ley en seis meses más. Entonces, está ese período de tiempo para que la Dirección del Trabajo emita los dictámenes respectivos y toda la implementación ya práctica de la reforma.
Como ministerio tenemos este tiempo para hacer mucha pedagogía y difusión. Este es un nuevo estatuto de negociación colectiva que tiene que ser comprendido por los actores y los operadores que participan de este sistema. Esta ley bien utilizada puede ser una importante herramienta de productividad y de diálogo al interior de la empresa. Por tanto, tenemos que hacer la pedagogía política, porque de pronto durante la tramitación -como los aspectos más salientes eran aquellos más conflictivos- no se apreció en su magnitud el relevante aporte que puede ser esta ley.
- ¿Tienen considerado acciones adicionales para enfrentar la posible judicialización?
- Hoy hay una tasa de judicialización también alta en materia de negociaciones colectivas. No es un tema de la ley sino de la disposición de llevar muchos de estos temas a tribunales. A la inversa, aquellas empresas y sindicatos que dialogan de buena fe en sus procesos de negociación colectiva, generalmente tienen mejores resultados y terminan logrando conciliar los intereses tanto de la empresa como de los trabajadores, así que estamos preparados para dar la mayor certeza a todas las partes.
- ¿A cuánto proyectan que llegue la tasa de sindicalización con esta reforma?
- Es difícil proyectar porque hay un proceso de acostumbramiento. Las reformas del año 2001, que también facilitaron la constitución de sindicatos, significaron un alza en el número de sindicatos cinco, seis años después. Buscamos aumento de sindicalización, no necesariamente de número de sindicatos, pero sí de tasas de sindicalización y un aumento en la cobertura colectiva. El objetivo es el aumento en ambas tasas y esperamos evidentemente que se dé en poco años, vale decir, una o dos negociaciones colectivas después de que esta reforma entre en plena vigencia.
- ¿Cuántas resoluciones, normativas o circulares se publicarán?
- Hay un trabajo que ya está comenzado, en lo que se puede sin tener la ley aprobada evidentemente, y que tiene una cierta planificación de los dictámenes y la reglamentación que se debe ir realizando. Algunos reglamentos están consignados en la propia ley, por ejemplo, el del fondo de formación sindical, del Consejo Superior Laboral, pactos de adaptabilidad. Hay otros que vía dictamen se irán sacando en el transcurso de los próximos meses.

CRÍTICA DE PRIVADOS: "ESPERABLE QUE AL DÍA 465 LA REITERARAN"

El martes pasado la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) convocó a una conferencia de prensa para reiterar sus críticas a la reforma laboral. Mientras, en el Congreso en Valparaíso, sesionaba la comisión mixta para destrabar las diferencias desatadas en ambas Cámaras. Para Díaz, la arremetida empresarial no es de extrañar. "Es la crítica que han hecho desde el día uno, entonces, era esperable que al día 465 la reiteraran, por tanto hay una mezcla de consistencia y contumacia. Lo relevante es que la comisión mixta y que ambas Salas aprobaron mayoritariamente en votación. De hecho la del Senado fue bastante histórica, porque estuvieron todos los senadores presentes, apoyaron lo que fue el último paso de la reforma", puntualiza confiado.

- ¿Se puede concluir y asegurar que este proyecto no tendrá impacto en la economía y el empleo como lo señala el mundo empresarial?

- Cuando se legisló a comienzos del gobierno para terminar con la mala práctica del multirut se auguró efectos catastróficos en el empleo o en la economía, cuando se legisló para agregar un feriado irrenunciable como Navidad o 18 de septiembre también se auguraron efectos en el crecimiento y en el consumo de los ciudadanos. Es bastante recurrente que frente a reformas laborales exista ese tipo de augurios, pero la evidencia internacional es bastante unívoca: a mayor cobertura colectiva, mayores grados de igualdad. La evidencia señala que muchas veces la posibilidad de diálogo entre sindicatos y empresas -uno puede ver en el caso europeo- permite incluso enfrentar de mejor manera momentos de crisis.

MODERNIZAR LA DT Y REGULAR EL TRABAJO DE TEMPOREROS

- ¿Se puede asegurar que no sufrirá modificaciones la reforma laboral considerando lo sucedido con la tributaria?

- La agenda laboral del gobierno es más amplia que este proyecto. Este proyecto agota evidentemente la discusión en materia de derecho colectivo durante el actual período, pero por ejemplo tenemos que presentar prontamente un conjunto de modificaciones para regular el trabajo de los operarios temporeros del mundo agrícola.

Tenemos que presentar muy prontamente también un proyecto de ley para modernizar y fortalecer la Dirección del Trabajo (DT) y varios otros proyectos que abordan aspectos de seguridad en el trabajo, aspectos de derechos individuales del trabajo, entre otros. Se agota la discusión en derecho colectivo, pero hay una serie de otros proyectos en carpeta.

- Entonces, ¿en derecho colectivo no habrá mayores modificaciones respecto a lo que hoy establece la reforma laboral?

- Así es.

- ¿Cuál es la agenda laboral que viene?

- El gobierno va a presentar lo que son sus prioridades en distintos aspectos del mundo laboral y de seguridad social para lo que queda de estos dos años de gobierno. Adelanté algunos en materia de estatuto de temporero, en materia del fortalecimiento de la DT, hay algunos proyectos que ya están en tramitación y que podrían culminar pronto. Por ejemplo en materia de (adaptabilidad) en turismo, de peso máximo de carga, es decir hay varios proyectos .

Distintas modificaciones que involucran algunas de ellas a trabajadores del turismo, que lo aprobó la comisión mixta esta semana, es decir, hay una cierta agenda y también evidentemente están las iniciativas de los parlamentarios. Ellos tienen iniciativa en gran parte de lo que es el código laboral y por tanto ahí hay algún diálogo que realizar.
www.df.cl
Publicar un comentario