2016/04/20

40% de superficie de los edificios premium fue afectado

Calculan en 1,5 millones de UF -unos US$ 58 millones- las pérdidas por no ventas.
Una vez controlado el punto más crítico de la emergencia por el desborde del río Mapocho el día domingo, ahora es momento de calcular las pérdidas entre los afectados, principalmente locales comerciales y oficinas.
De acuerdo a un catastro realizado por la consultora Colliers International, un total de 15 edificios con placas comerciales fueron afectados por el desborde del río Mapocho en la comuna de Providencia.
“Estimamos que un 20% del stock de edificios comerciales de Providencia sufrieron daños, lo que representa alrededor de 600 empresas con cerca de 30.000 trabajadores. Mientras que fueron alrededor de 10.000 los estacionamientos afectados”, explicó la directora de Consultoría de Colliers International, Teresa Campos.
Añade que si sólo se consideran los edificios A y A+ -que son la categoría premium- la superficie afectada se eleva al 40% del total, ya que de acuerdo al catastro son 123.700 m2 los dañados por el desborde de un total de 318.000 m2.
Además, calculan una pérdida en ventas de 1,5 millones de UF (US$ 58 millones) para todo el periodo de rehabilitación de los espacios, calculado en tres semanas.
“Ese es nuestro cálculo inicial, pero puede ser mucho más, dependiendo de la respuesta que tengan para su recuperación y son los locales más pequeños los más afectados”, añade Campos.
Entre los edificios más emblemáticos del catastro figura el Drugstore, Dos Caracoles Providencia, Parque Titanium y Costanera Center.
Pese a la emergencia, apuestan porque no se castigará el precio del suelo en esta zona. “Creemos que daño estructural no hubo. Aunque esto tendrá un costo de reparación no menor -y de hecho las personas todavía no son capaces de calcular los daños- no existe daño estructural en los edificios, por lo que el valor comercial del metro cuadrado no debería verse afectado al mediano plazo, no tendría repercusiones”, sostiene.
Arriendos por mes
Ante la contingencia, muchas compañías con oficinas en los edificios inhabilitados están buscando arrendar espacios por un mes. “Nosotros como Colliers estamos recibiendo muchos pedidos de búsqueda de oficinas en arriendo por un mes para poder seguir trabajando con regularidad”, dice.
“Estamos recibiendo requerimientos de empresas que el lunes tuvieron home office, trabajaron desde la casa, pero que no tendrán acceso a las oficinas por unas tres semanas”, añadió.
Esta dinámica podría disminuir la vacancia de oficinas en la capital al menos por un tiempo.
www.df.cl
Publicar un comentario