2016/01/25

Menos aperturas y más despidos: retail se ajusta el cinturón ante débil economía

Los grandes centros de consumo, como multitiendas y centros comerciales, mantienen un alto flujo de visitantes. Las liquidaciones atraen. Sin embargo, el retail no está optimista sobre lo que viene para este año. La frase se repite:

Por José Troncoso O.
Menos aperturas y más despidos: retail se ajusta el cinturón ante débil economía
Si el sector  evidencia un ritmo similar a 2015, que ya fue lento, estarán todos felices. El problema es que para muchos  este año será malo. La Cámara de Comercio de Santiago apunta a un crecimiento de apenas 2% y la forma  en que esta industria enfrentará esta coyuntura será frenando inversiones, lo que se traduce en menos  aperturas de locales y desvinculando trabajadores.
MENOS APERTURAS DE LOCALES
Las empresas de retail están ajustando sus inversiones para este año en el país. Si bien es una respuesta al menor consumo que se proyecta, esto también responde a que la industria se ha desarrollado con fuerza y ya está alcanzando niveles de países desarrollados.
Por ejemplo, la penetración del canal supermercados alcanza el 75%, mientras que en Alemania y Estados  Unidos llega a 95%. Este indicador en Perú roza el 20%. De ahí que no haya mucho espacio para crecer y abrir nuevas salas de venta.
Expertos plantean que todos los grandes players ya están presentes en las principales ciudades del país y  los máximos ejecutivos de esta industria prefieren no comentar. Tratan de no hablar de un freno, aunque de manera reservada reconocen menos inversiones. Según el último catastro de proyectos de inversión de la Cámara de Comercio de Santiago, que incluye iniciativas en ejecución y estudio por un monto de hasta  $3 millones, alcanzó los US$ 3.124 millones a junio de 2015, un retroceso de 5,3% respecto del informe de diciembre de 2014.
En paralelo, las empresas están revisando con lupa el desempeño de todos sus establecimientos para bajar la cortina de aquellos que cumplen con la rentabilidad proyectada.
BAJAN EMPLEADOS POR LOCAL
Otra de las estrategias que están introduciendo las empresas de retail para hacer frente a la desaceleración es la reducción de trabajadores/vendedores por sala de venta.
La idea apunta a masificar la auto atención, aunque hay áreas donde esto no puede ocurrir, pues se necesita el apoyo de vendedores, como sucede en los departamentos de bienes durables (por ejemplo, tecnología) y calzado.
Las empresas del comercio buscan reducir sus costos fijos, para lo cual, entre otros ítem, apuntan a bajar  sus plantillas de trabajadores vía despidos.
Uno de los primeros retailers en apostar por esta nueva estrategia fue La Polar, lo cual le valió las críticas  de los sindicatos. Pero hoy este modelo ya está masificado en la industria. Para tener una idea: el sector ha  perdido más de 17 mil empleos en el último año y su situación de cara al 2016 se advierte "compleja",   según la Cámara Nacional de Comercio.
Según un estudio del gremio, el rubro ha reducido su nivel de ocupados en 8 de los 11 trimestres móviles  del 2015, restando sólo la cifra para el período octubre-diciembre.
En el último cuarto, los ocupados en el comercio se reduje ron 1,1%, tendencia contraria a la cifra a nivel nacional, que se expandió 1,3% anual.
MEJORAR MANEJO DE INVENTARIOS
Una de las máximas en la industria del retail es mantener a raya los indicadores de inventarios. Menos días  un producto permanezca en la bodega supone un menor costo para la empresa.
En este sentido, además, las empresas están reduciendo sus bodegas para los bienes durables, traspasando a sus proveedores el desafío del manejo de las existencias.
Máximo Bosch, experto en retail y decano de Negocios de la Universidad de Las Américas, dice que esta área está bien desarrollada por la industria. No obstante, afirma que la optimización podría venir por la eliminación de líneas de negocios que no aportan mucho al margen de la empresa.
Por ejemplo, plantea que periodos de menores ventas son ideales para tomar la decisión de frenar un  proyecto de marca propia que no ha tenido buenos resultados.
Por su parte, el gerente general de Hites, Ricardo Brender, explica que actualmente han aumentado las compras a proveedores regionales, principalmente fabricantes brasileños de ropa y zapatos.
Añade que este modelo permite reducir el volumen de los pedidos e, igual de importante, que estos lleguen más rápido que al traerlos de China, con lo cual ofrecen más temporadas lo que, a su vez, incentiva
la visita de los clientes.
www.df.cl
Publicar un comentario