2016/01/13

Estado Islámico causa estragos con atentado en el centro de Estambul

Entre los fallecidos hay nueve ciudadanos alemanes y la canciller Angela Merkel pide actuar de forma decisiva contra el terrorismo internacional.

Al menos diez personas murieron y una quincena resultaron heridas a causa de una explosión que sacudió ayer la céntrica plaza de Sultanahmet, en Estambul, poniendo de manifiesto la deteriorada seguridad en la mayor economía del Medio Oriente en momentos en que enfrenta la amenaza de los simpatizantes del grupo terrorista Estado Islámico y la insurgencia de militantes kurdos.
Aunque nadie se atribuyó de inmediato el ataque, el gobierno turco confirmó que lo habría perpetrado un miembro de Estado Islámico.
“Se ha descubierto que el perpetrador del ataque es un miembro del Dáesh de nacionalidad extranjera”, dijo el primer ministro Ahmet Davutoglu en una comparecencia en televisión según el medio español Expansión. La autoridad confirmó además que todas las víctimas mortales son extranjeros, siendo nueve de ellas de nacionalidad alemana y otra peruana.
Antes de atribuir el ataque al Estado Islámico, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya había indicado que había sido realizado por un terrorista suicida. “Este incidente ha puesto de manifiesto una vez más que como nación debemos actuar con un solo corazón y un solo cuerpo en la lucha contra el terrorismo. La posición decidida y con principios de Turquía en la lucha contra el terrorismo continuará hasta el fin”, afirmó Erdogan, según Reuters. “Turquía está decidida y mantendrá su principal postura. No hace diferencia para nosotros cuáles son sus nombres o apodos. El primer objetivo de todas las organizaciones terroristas en esta región es Turquía porque el país está luchando contra todos con la misma resolución”.
Condena internacional
La explosión tuvo lugar en el barrio de Fatih, donde se ubica la mezquita Azul, el palacio Topkapi y la basílica de Santa Sofía, el corazón turístico de Estambul que recibe cada año alrededor de 10 millones de visitantes.
“El terrorismo internacional ha mostrado su cara inhumana y bárbara”, dijo la canciller alemana Angela Merkel. “Necesitamos actuar de forma decisiva contra él”.
El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, condenó los ataques y extendió sus condolencias a las familias de las víctimas. “No puede haber justificación para tales ataques”, dijo. “Todos los aliados de la OTAN se mantienen unidos en la lucha contra todas las formas del terrorismo”.
Turquía ha sido blanco de atentados al menos en tres ocasiones desde junio. En octubre, un doble ataque suicida en Ankara dejó al menos 100 muertos. En julio más de 30 personas murieron en un ataque suicida cerca de la frontera con Siria. En junio, cuatro personas fueron asesinadas y 100 heridas en una explosión durante un acto político en Diyarbakir. Estambul, a unos 960 kilómetros de la frontera con Siria, es la mayor ciudad y polo comercial de Turquía, con una población de más de 14 millones de personas.
www.df.cl
Publicar un comentario