2015/12/14

SMU avanza en su apertura en Bolsa para 2016 y tres bancos de inversión están en carrera para asesorarlo

La operación, que se concretaría durante el primer semestre de 2016, tendría a JP Morgan como la entidad que corre con ventaja.


La apertura en bolsa de SMU, holding supermercadista controlado por Álvaro Saieh, es una operación que se espera hace ya un par de años. De hecho, inicialmente habría estado en los planes del grupo para 2011, aunque ya se hablaba a grandes rasgos de la operación con anterioridad, cuando se concretó el ingreso del grupo Rendic, en 2008, como una forma de valorizar la compañía en el mercado y tener una fuente adicional de financiamiento en caso de que fuera necesario. Sin embargo, el debut en la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) se pospuso por distintas razones, entre ellas, la necesidad de "ordenar la casa" y mejorar los resultados, tras la compra de Supermercados del Sur. A lo anterior, se sumaron las disposiciones del Tribunal de la Libre Competencia, que para que aprobara esta última adquisición les exigió una serie de medidas, entre ellas, desprenderse del porcentaje que mantenían en Montserrat, y otros, que demoraron más del tiempo estimado.
Pero ahora, finalmente, todas las apuestas se mantienen firmes para el primer semestre de 2016. Una muestra de ello es que en los últimos días la supermercadista se abocó al sondeo de bancos de inversión para que sean asesores financieros y agentes colocadores. Según ha trascendido, hasta el momento se habla de al menos dos entidades las que serían contratadas, aunque las que quedarían en carrera son tres. Y en esta última etapa, aseguran fuentes conocedoras del proceso, JPMorgan sería el que corre con ventaja.
SMU es controlado por Corp- Group, que posee 78,59% de las acciones. En este porcentaje aparece la familia Saieh, que tiene 69,03% de la propiedad del grupo de retail. Le sigue Southern Cross, con 12,4%; la familia Bravo -ex dueños de Bryc- con 3,35%, ILC y su 3,2%, además de la familia Repetto, ex dueños de Keymarket, que tienen el 2,45% restante. La apertura a bolsa sería la oportunidad para que varios de ellos, incluido eventualmente Southern Cross, puedan salir de la compañía.
El desafío de ser el primer IPO en tres años
El debut de Lipigas era el que se suponía iba a terminar con la sequía de aperturas en el mercado chileno, que ya dura tres años. Sin embargo, un día antes de que se concretara y cuando se supone se cerraba el libro de órdenes, la compañía informó que ésta se suspendía ya que no se había alcanzado el precio mínimo al que estaba sujeta la subasta. Es decir: se convirtió en la primera operación de este tipo que se declara desierta -al menos desde que se tiene historia-. Una de las razones que se esgrimieron desde algunos inversionistas, estaba el que el precio de colocación era "demasiado alto" versus competidores, a lo que se sumó el mal momento por el que pasa el mercado.
Y según comentan altos ejecutivos de los institucionales, en el caso de SMU el principal factor será, justamente, el precio. Esto porque, aunque la bolsa se encuentre "deprimida", el sector retail y consumo es uno de los que pocas veces arroja pérdidas, por lo que interés del mercado debiera haber.
Además, a pesar de los refinanciamientos de deuda con bancos que se han conocido en el último, y a que el balance aún no sería óptimo -a juicio de un ejecutivo-, lo cierto es que sí se advierte una mejora en sus números, y una mejora en términos operacionales y logísticos, los que antes eran sus puntos débiles. de inventorio sigue limitando las ganancias de los retailers

www.df.cl
Publicar un comentario