2017/10/24

Southern Cross sale a dar explicaciones a las AFP tras perder juicio por US$50 mills.

Bárbara Sifón A.  www.pulso.cl
Fondo ligado al empresario Raúl Sotomayor perdió un juicio arbitral iniciado por sus socios en Supermercados del Sur. Administradoras están invertidas a través de fondos de BTG.
La historia data de 2008 cuando el fondo de inversiones Southern Cross (SC) decidió comprar Keymarket -supermercados con presencia en el sur del país- a los hermanos Repetto. La operación se concretó por US$121 millones, pero los antiguos controladores decidieron participar de la nueva compañía a través de Omega, subsidiaria del fondo SC Latin America Private Equity Fund III, en el que invirtieron unos US$36 millones mediante Agrícola Corniglia Limitada.
Tras esa operación, SC creó el grupo Supermercados del Sur, el que posteriormente formó parte de SMU, holding ligado a la familia Saieh, controlador de Copesa, empresa que edita PULSO.
En el pacto de accionistas se estableció una opción de venta obligatoria de acciones (PUT), el cual estipulaba que la firma ligada a SC estaría obligada a comprar la participación de Corniglia en caso de cumplirse una serie de hitos. Para la familia Repetto, éstos se dieron, pero no para Southern Cross.
Las condiciones para que se activara el PUT apuntaban a que SMU inscribiera sus acciones en el Registro de Valores de la SVS en hasta seis años desde la firma del pacto, lo que se cumplía en septiembre de 2014, esto con el objeto de que se pudieran transar sus acciones en Bolsa. De no concretarse, entonces se activaba la opción de compra
Las diferencias tienen a los ejecutivos de SC dando explicaciones ante las AFP, tras haber perdido un juicio arbitral iniciado por Corniglia.
¿La razón? Entre los inversionistas del fondo SC Latin America Private Equity Fund III hay dos vehículos de inversión ligados a BTG: Private Equity II y Private Equity III. A su vez, éstos tienen entre sus aportantes a cuatro de las seis administradoras: Capital, Cuprum, Planvital y Provida; además de las aseguradoras de vida Consorcio, EuroAmerica y CN Life.
Quienes conocen del proceso comentan que tan pronto Southern Cross fue informado de la resolución del tribunal, envió una carta a sus aportantes explicándoles la situación.
Sin embargo, comentan que la misiva no ahondó en detalles respecto de la resolución, por lo que estarían a la espera de más antecedentes, como la implicancia que tendrá el haber perdido, el tiempo que podría tardar el proceso de queja iniciado por SC y qué medidas van a tomar en caso de perder en esa instancia.
Según dio a conocer El Mercurio, SC deberá pagar unos US$50 millones.
Pero más allá de esas consultas, fuentes comentan que el hecho de que estuvieran involucradas las AFP obligó a BTG a ponerse en contacto con ellas, al tiempo que decidió agendar reuniones entre las administradoras y SC, con la participación de un representante de la AGF de BTG, para entregar más antecedentes. Las reuniones se darán durante el transcurso de esta semana.
El recurso de queja
Luego de que el arbitro, Víctor Vial del Río, le diera la razón a Corniglia, Southern Cross interpuso un recurso de queja ante la Corte de Apelaciones de Santiago. El texto, apunta al actual del arbitro, quien “optó por fallar contra texto contractual y legal expreso y, en el proceso lógico de construir su decisión, incurrió en incongruencias procesales, contradicciones argumentativas, saltos lógicos y, lo que es más grave, funda su decisión -al menos en lo que dice relación con el cumplimiento de la condición negativa- en meras especulaciones u opiniones, apartándose del mérito de autos, todo lo cual constituyen faltas o abusos graves”.
Publicar un comentario