2017/05/17

Brasileña Marfrig planea OPI de división que provee a McDonald’s

Carne brasileña
www.pulso.cl

Marfrig Global Foods SA, el segundo mayor productor de carne de Brasil, está avanzando con una oferta pública inicial en Estados Unidos para la filial que suministra productos de pollo a cadenas de comida rápida como McDonald’s Corp.
La empresa procesadora de carne ha presentado el borrador de una solicitud de registro ante la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos para la venta de una participación en Keystone Foods Holdings LLC, informó Marfrig a última hora del jueves en una declaración. El momento de la salida a bolsa está sujeto al proceso de revisión de la SEC y a la situación del mercado, agregaba el comunicado sin proporcionar más detalles.
Marfrig dijo que usará los fondos para financiar su crecimiento y para otros fines. En diciembre, antes de que la compañía decidiera avanzar, el director financiero Eduardo Miron había dicho que una OPI desbloquearía valor, ya que las acciones de Marfrig que cotizan en São Paulo no reflejan adecuadamente los múltiplos más altos que su filial estadounidense obtendría en el mercado.
Con operaciones en Estados Unidos, Asia y Australia, Keystone representa la mayor parte de la inversión de la compañía en expansión planeada para los próximos años, dijo Miron en aquel momento. McDonald’s representa el 28 por ciento de los ingresos de Marfrig, de acuerdo con los datos que reunió Bloomberg.
La medida es similar a las tomadas por el mayor competidor de Marfrig, la brasileña JBS SA, que planea una OPI en Nueva York para JBS Foods International BV, filial que aporta la mayor parte de sus ingresos. JBS ahora no completará la oferta en la primera mitad del año como estaba planeado originalmente, dijo el jueves una persona con conocimiento de la situación.
Las acciones de Marfrig se dispararon 37 por ciento en el último mes, el mejor desempeño en el índice Ibovespa de Brasil, en medio de versiones sobre una OPI para Keystone.
Marfrig informó a última hora del jueves una pérdida de 237,9 millones de reales (US$75,8 millones) en el primer trimestre, en comparación con una pérdida de 101,9 millones de reales el año anterior. Los ingresos se vieron afectados por la apreciación del real brasileño y el impacto de un escándalo de seguridad alimentaria, dijo telefónicamente el presidente ejecutivo Martin Secco Arias.
En marzo, una investigación que incluía acusaciones respecto a carne contaminada y soborno de inspectores gubernamentales atrajo la atención internacional. Aunque no se mencionó a Marfrig en la investigación llamada Carne Débil que lanzaron las autoridades federales, las exportaciones brasileñas de carne fueron suspendidas temporalmente por varios países y la producción sufrió trastornos.
Publicar un comentario