2017/02/21

Comercio global de armas alcanza máximos niveles desde la Guerra Fría

Francisca Guerrero www.pulso.cl

Entre los exportadores destacan Rusia y Estados Unidos, mientras que las importaciones crecen entre los países de Asia y el Medio Oriente.
Un 8,4% aumentó el comercio de armas en el mundo en los últimos cinco años, hasta alcanzar su mayor nivel desde el final de la guerra fría, según los datos revelados ayer por el Instituto Internacional de Investigaciones sobre la Paz de Estocolmo (Sipri, sus siglas en inglés). Mientras que Asia y el Medio Oriente se posicionan como las regiones que más importan armamento, entre los más grandes exportadores están dos viejos conocidos: Rusia y Estados Unidos.
Para Pieter Wezeman, investigador principal del programa de Gasto en Armas y Militar de Sipri, el incremento observado “no quiere decir que necesariamente veremos más enfrentamientos, pero definitivamente habla de que los países donde más aumenta hoy cuentan con una mayor capacidad para entrar en un conflicto armado”.
En ese marco, subraya como una señal peligrosa “que algunos países en las regiones de Asia o el Medio Oriente, como Yemen, han elegido no sólo comprar armas sino que también usarlas, porque creen en el uso de la fuerza para conseguir que las cosas se desarrollen como ellos lo creen”.
El listado de importaciones por país lo lidera India (13% del total), que sigue inmerso en el conflicto de larga data con Pakistán en la región de Cachemira. El podio lo completan Arabia Saudita (8,2%) y Emiratos Árabes (4,2%).
Aunque el siguiente en el ranking es China (4,5%), sus importaciones de armas entre 2012 y 2016 diminuyeron 11% en relación a los 5 años previos. “Ellos son cada vez más capaces de conseguir el suministro por sí mismos. Han tenido un rápido desarrollo que les permite conseguir en su propia industria las armas del nivel que desean”, indica a PULSO Wezeman, destacando que las exportaciones de armamento del gigante asiático crecieron 74%, hasta ubicarlo en el tercer lugar del listado, al proporcionar el 6,2% de los envíos. En tanto, entre los 40 importadores top de armas que destaca el informe aparecen tres países de América Latina.
El primero de ellos es Venezuela en el lugar 17, con el 1,6% de las importaciones de armas del mundo, que desde la llegada del chavismo al poder el país tuvo que buscar a nuevos proveedores ante el quiebre de las relaciones con Estados Unidos, encontrando en chinos y rusos a sus nuevos socios. Sin embargo, la creciente adquisición de armas de Caracas estaría llegando a su fin. De hecho, ya se observa una disminución de 17% en los último 5 años, la que guarda relación con la aguda crisis económica que enfrenta el país.
El segundo y tercer puesto de nuestra región lo ocupan México y Brasil, ambos con importaciones equivalentes al 0,8% del total del globo. “Brasil es una economía grande y no sorprende que se encuentre entre los que más importan armas, y en el caso de México obedece a los altos niveles de violencia interna”, indica Pieter Wezeman.

Los motivos de los exportadores

Cuando se trata de analizar al sector exportador de armas en el mundo, se escapan por lejos Estados Unidos y Rusia, que juntos proveen el 56% de las armas que se comercializan. Sin embargo, mientras para Washington sería un asunto político, para Moscú es una cuestión de orden económico.
Según Wezeman, “en Estados Unidos es claro que los envíos de armas siguen siendo una parte importante de su política exterior y de seguridad. Las administraciones de Barack Obama y George W. Bush, y también la de Donald Trump, impulsan la exportación de armas porque quieren tener la posición como los mayores proveedores”.
Una situación muy diferente explicaría la fortaleza de la industria armamentista rusa. Si bien Wezeman reconoce que puede haber fundamentos políticos en sus exportaciones, menos visibles que los de estadounidenses, para la potencia euroasiática el sector de armas “es una de las pocas áreas en las que es capaz de producir bienes manufactureros que puede exportar”.
Después de China, el tercer exportador, los mayores proveedores de armas son europeos: Francia, Alemania, Reino Unido y España.


Publicar un comentario