2017/01/05

Edwards: "Una baja de tasas tendrá un mínimo efecto en la demanda, y puede impactar con fuerza al dólar"

Carlos AlonsoCARLOS ALONSO | ECONOMÍA  www.pulso.cl

¿Cuánto ruido adicional generará para la economía global generará la irrupción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos?
-En un comienzo es muy posible que veamos un efecto positivo, un aumento en la demanda agregada asociado con una política fiscal más expansiva. Con el tiempo es probable que ese entusiasmo decline. Más aún, si cumple sus promesas proteccionistas es casi seguro que el crecimiento mundial se verá resentido. El que EEUU se embarque en una guerra de comercio con dos de sus tres principales socios -China y México- es malo para el mundo. Puede llevar a una situación como la de 1930, donde el proteccionismo generalizado contribuyó a la peor crisis económica de la historia moderna.
¿Qué impacto puede tener para las economías emergentes y en especial para Chile que se concrete el plan de Trump?
-Habrá una combinación de efectos, algunos de los cuales ya estamos viendo. Un aumento en las tasas de interés y un mayor precio de las materias primas. Ambos fenómenos afectan a Chile.
¿Uno de los principales riesgos para la economía global son los efectos de una política fiscal más activa en Estados Unidos?
-Ha habido un aumento en las expectativas de inflación de mediano plazo. Pero es importante no exagerar. Las expectativas para los próximos cinco años han aumentado en 30 puntos básicos desde las elecciones. Ahora el mercado espera un promedio de tan sólo 1,84% de inflación anual para el quinquenio. Esta es una inflación muy acotada y bien anclada; no hay que entrar en pánico.
¿Puede cambiar la perspectiva que la Reserva Federal (Fed) tiene para la trayectoria de su tasa de interés?
-Es muy posible que la Reserva Federal suba las tasas de política en hasta 100 puntos en 2017. Es importante notar que hay una rotación de cuatro de los miembros de Comité de Operaciones de Mercado Abiertas (FOMC). No sabemos mucho sobre algunos de los nuevos miembros.
¿Cuál debería ser la trayectoria de la tasa de interés de la Fed? 
-Entre tres y cuatro alzas, si todo se va dando como se perfila.
De concretarse una política monetaria más agresiva de la Fed, ¿cómo debiera actuar el Banco Central de Chile?
-Ese es el dilema que van a enfrentar Mario Marcel y sus colegas. Si Chile no sigue a la Fed -o si se mueve en la dirección opuesta y baja las tasas- vamos a ver una depreciación del peso. Como el mismo Central ha indicado los niveles de endeudamiento corporativo han subido, y una parte no trivial de esa deuda es en dólares y no tiene cobertura.
¿El Banco Central debe bajar las tasas en forma agresiva? 
-Creo que sería un error. Esto por dos razones: primero, la débil demanda agregada no es el resultado de un costo del crédito elevado. Es la consecuencia de la incertidumbre creada por el Gobierno. Si se analizan los diferentes sectores de la economía es difícil identificar uno que, hoy en día, responda en forma agresiva a menores tasas; ¿minería? ¿construcción? ¿servicios? Mi respuesta es, en cada uno de esos casos, no. La segunda razón es que si ampliamos la brecha de tasas entre EEUU y Chile en 200 puntos básicos -digamos 100 de aumento de la Fed y 100 de rebaja de Central- el dólar se va a disparar. Si bien eso es bueno para las exportaciones, tiene riesgos.
En su escenario base, ¿no ve necesaria alguna baja en la TPM en el corto plazo?
 -No en el corto plazo. Hay que esperar para ver cómo se desarrollan las variables externas. Va a debilitar el peso y no tendrá mayor efecto sobre la demanda agregada.
¿Esto quiere decir que el problema no es de demanda, sino de oferta y estructural?
-Es un problema de incertidumbre y de expectativas. Una baja de tasas tendrá un mínimo efecto en la demanda, y puede impactar con fuerza al dólar.
En la Reunión de Política Monetaria de diciembre, el consejero Pablo García votó a favor de bajar la tasa, ¿cuál cree que es la señal que quiso enviar?
-Refleja el sentimiento, bastante generalizado, que hay que gastar las municiones monetarias pronto. Creo que se van a decepcionar cuando vean su inefectividad.
El precio del cobre se ha estabilizado en torno a US$2,50, y las perspectivas del BC se ubican entre US$2,20 y US$2,35 la libra, ¿cuál es su proyección para ese metal?
-Soy un poco más optimista que el Central. Lo ubico en torno a los US$2,50 la libra.
¿Cómo ha visto el proceso de ajuste en China?
-El plan de China es gradualmente cambiar el motor de su economía. Pasar de una economía que se mueve en base a exportaciones a una con un mayor rol para el mercado interno. En ese diseño una mejora de la infraestructura es importante, lo que es positivo para materias primas como el cobre.
Publicar un comentario