2016/12/29

Tras un año de fuertes ganancias, commodities seguirán caminos divergentes en 2017

En 2016, las materias primas consiguieron los mejores retornos en seis años. El carbón sorprendió, el hierro fue el claro triunfador y el cobre consiguió repuntar en la recta final. Los bancos de inversión entregan sus apuestas para el 2017 y apuntan a cinco fuerzas que podrían cambiar estos pronósticos: el dólar, la política monetaria de la Fed, Trump, China y la OPEP.Mariana MarusicMARIANA MARUSIC | MERCADO  www.pulso.cl

Las mayores ganancias en seis años fue lo que registraron los commodities durante 2016.  Así, las principales materias primas sacan cuentas alegres a pocos días para que termine el año. ¿El claro triunfador? El hierro, que ha conseguido subir un 85%. El factor sorpresa fue el carbón, que luego de cinco años en bajos niveles, consiguió repuntar y subir un 76,5%. Sin embargo, los bancos de inversión adelantan que este mineral sería el único junto al hierro en no conseguir más avances.  
El petróleo fue otro de los commodities que consiguió repuntar este año, con un rally que se ha incrementado en el último mes tras el acuerdo que alcanzó la OPEP. El azúcar que se situaba entre los mayores ganadores del año, ha recortado ganancias, pero sigue acumulando importantes avances (24,6%). El cobre que no repuntaba durante el año, lo hizo en la parte final del periodo tras las mejores perspectivas en torno a la demanda de china y el triunfo de Donal Trump en Estados Unidos. Sin embargo, este último motivo llevó al oro a caer en picada y a recortar las alzas que acumulaba antes de los comicios norteamericanos.
Con todo, desde el mercado hacen un buen balance del año, y apuestan a que el 2017 anotará variaciones. Eso sí, serían significativamente inferiores a las que marcó el 2016. Ahora los riesgos serían mayores, donde las amenazas vendrían principalmente por parte del programa de gobierno de Trump, el comportamiento de la economía china, que la OPEP cumpla los recortes de petróleo acordados, y la rapidez con que la Reserva Federal (Fed) realice las alzas de tasas que anunció este mes.
Para Arlan Suderman, economista jefe de productos básicos de INTL FCStone Financial, la principal amenaza viene de parte del dólar, aunque el tipo de cambio estará condicionado por los motivos anteriores: OPEP, Fed, y Trump. El experto dice que históricamente, los commodities denominados en dólares han tenido que luchar cuando el dólar es fuerte, y “los fundamentos del mercado sugieren actualmente que el dólar seguirá siendo fuerte en 2017”.
Cobre anotaría leves ganancias en 2017 apoyado en el aumento de la demanda de China y una menor producción por huelgas
Las proyecciones para el cobre van al alza desde el triunfo de Trump en EEUU y la mejora en las perspectivas de la demanda en China. Estos mismos motivos han llevado a la principal exportación del país a revertir las pérdidas de inicios de año y acumular un alza de 16,7% en lo que va del 2016 hasta los US$2,4884 la libra en que terminó ayer. 
Bajo este escenario, la mayoría de los bancos de inversión ha incrementado sus pronósticos para el 2017: Commerzbank apuesta por un precio de US$2,49 la libra en el tercer trimestre, Goldman Sachs lo ve en US$2,8 la libra en los próximos seis meses, Citi-Banchile lo sitúa en US$2,5288 a fines de 2017, mientras que INTL FCStone cree que estará en promedio en US$2,45.
Morgan Stanley es la excepción a la regla: ve que la materia prima anotará niveles inferiores a los que registra actualmente. De hecho, cree que terminará el año con un nivel inferior al promedio de US$2,2 que alcanzó en 2016. Así, estiman que terminará en US$2,19 la libra en diciembre del próximo año. Esto, argumentan, porque consideran que el aumento de los precios después de las elecciones de EEUU serán de corto plazo. “Vemos que cualquier programa de infraestructura de EEUU ofrece un riesgo al alza a la demanda a mediano plazo y a la perspectiva de precios del cobre”, comenta el banco de inversión en su último informe.
Sin embargo, el panorama es distinto según el resto del mercado: según David Wilson, estratega de Citi en Londres, la demanda de China va a apoyar los precios del cobre el próximo año, con crecimientos significativos de gastos en generación de energía e infraestructura. Adicionalmente señala que los mayores riesgos serán un desempeño menor al esperado de la economía asiática, un salto en el valor del dólar, el alza de tasas de la Fed, y lo que haga Trump en su mandato. 
Por otro lado, el analista de metales de INTL FCStone, Edward Meir, ve que el piso del metal estará en US$2,22 la libra el próximo año, mientras que el techosería de US$2,81 la libra. “La situación de la oferta comparada no va a ser muy estrecha, pero sí va a estar un poco más restringida el próximo año, por lo que los fundamentos se ven mejor”, explica, y añade que se vienen varias negociaciones colectivas en las minas chilenas el próximo año, por lo que habrá más interrupciones y huelgas. “Este año hubo muy pocas huelgas e interrupciones, el 2% de la oferta mundial se perdió por este motivo, mientras que lo normal es que sea alrededor de un 5%”, puntualiza.
Oro volvería a repuntar en 2017
Un 15% ha retrocedido el oro desde que alcanzó sus máximos del año en julio, con lo que recortó las ganancias a 7,7% en 2016. El precio del metal fue arrastrado tras una disminución en la demanda luego de las elecciones presidenciales en EEUU y el consiguiente cambio que significó  el triunfo de Trump en la política monetaria de la Fed. 
Sin embargo, el mercado apuesta a que el metal subirá el próximo año desde los US$1.141 la onza en que se encuentra actualmente al rango de entre US$1.200 y US$1.300 (entre 10% y 14%). Esto, apoyado en que el mercado estará atento a lo que haga Trump, donde “es improbable que el crecimiento de Estados Unidos se recupere tanto como se espera”, señala Ole Sloth Hansen, jefe de estrategia de commodities de Saxo Bank A/S, quien agrega que esto generará un ajuste en renta variable, mientras los bonos recuperarían la demanda. 
Así, el analista de Copenhague apuesta a que la materia prima terminará el primer semestre del próximo año en US$1.250, lo que también estaría apoyado en que la expectativa de inflación va al alza mediante un Índice de Precios al Productor (IPP) más alto en China, y un panorama político a nivel mundial que cambia y genera incertidumbre, puntualiza.
Adicionalmente, Goldman Sachs ve para fin de año un precio de US$1.250. Commerzbank hace igual apuesta, pero para fines del tercer trimestre, mientras que Morgan Stanley es el más optimista con un pronóstico de US$1.300.
Petróleo subiría moderadamente el próximo año
Un verdadero rally ha experimentado el petróleo desde que la OPEP acordara recortar la oferta de crudo el 30 de noviembre. Sólo ayer el WTI subió 2,2% hasta US$54 por barril, mientras que el Brent avanzó 0,8% hasta los US$55. Los máximos no vistos desde el 2015 se dan mientras el mercado se encuentra a la espera de que se haga efectiva en enero la reducción anunciada.
Pese a las mejores perspectivas, desde los bancos de inversión apuestan por una mantención de los actuales niveles durante 2017, aunque algunos creen que aún queda espacio para subir. Ese es el caso del economista Thomas Pugh de Capital Economics, que estima que el crecimiento de la demanda va a rebalancear el mercado y llevaría a los precios a anotar un promedio de US$60. Por su parte, Goldman Sachs ve el precio del Brent en US$57 a fines del próximo año, y Morgan Stanley cree que estará en US$60. Commerzbank es el único que hace una proyección bajista: estima que caerá a US$50 en el tercer trimestre del próximo año.
Auge del hierro llegaría a su final en 2017
Este año el precio del hierro se disparó: hasta ayer acumulaba ganancias de 85%. Bajo este escenario, el mercado tiene algo claro: los precios no serán mayores que los US$80,68 la tonelada que marcaba ayer, pero algunos bancos de inversión ven que sí podría superar el precio promedio que consiguió en 2016 de US$58 la tonelada. 
Con todo, el pronóstico más optimista lo tiene el economista de ABN AMRO Bank, Casper Burgering, que espera un precio promedio del mineral en US$77, argumentando que la demanda del mineral se mantendrá estable. La sobreproducción seguiría obstaculizando el mercado de la materia prima, lo que mantendría presionados los actuales valores, detalla. Los riesgos, en tanto, serían la evolución de la economía china.
La apuesta más baja la hace Morgan Stanley, que ve el hierro en los US$45 a fines del 2017. Por su parte, Goldman Sachs proyecta US$55 para el mismo periodo, con un precio promedio en US$62,6. En tanto, Commerzbank estima que cotizará en US$52 la tonelada hacia fines del tercer trimestre.
Carbón terminaría al rally que lo llevó a subir  77%
El factor sorpresa de este año fue el carbón, que se recuperó desde los mínimos en que se encontraba hace cinco años: anota un alza de 76,7% a pocos días de que termine el 2016 impulsado por el aumento de las importaciones en China, el mayor consumidor mundial.  No obstante, el rally habría tocado techo.  Esa es la opinión del economista de Capital Economics, Thomas Pugh, quien apuesta por un retroceso de los precios argumentando una mejora interna de la oferta china. Así, los valores caerían a US$70 por tonelada métrica, versus los US$84 que marcaba en su última sesión.  Para Goldman Sachs, en tanto, ya habría un punto de inflexión en el carbón, ya que el gobierno chino recortó los límites de producción. Con todo, la estimación del banco de inversión es que termine el 2017 en US$165, aunque a comienzos del próximo año podría llegar a US$350. Pugh explica que los precios pueden tornarse volátiles, ya que “hay una clara posibilidad de que el gobierno chino endurezca el mercado demasiado, o muy poco”, dice. Aunque menciona que este es el principal riesgo que correrá el combustible, Trump no queda ausente en el listado.
Azúcar cortaría racha ganadora, pero mantendría niveles
El azúcar llegó a acumular una ganancia anual de 58% en octubre, pero el mes pasado comenzó a retroceder y se apronta a terminar el año con ganancias de 24,6%. Así, ayer cerró en US$0,1899 la libra. Andina y Embonor han seguido atentas este aumento, aunque las compañías anticiparon el salto: la industria tomó posición en coberturas para limitar las pérdidas, por lo que no se han visto afectadas. Sin embargo, la incertidumbre comenzaría el próximo año.

¿Qué panorama tendrán que enfrentar? Según Commerzbank, el azúcar volvería a subir a los US$0,20 la libra durante el primer trimestre de 2017, desde los US$0,189 en que cerró ayer, mientras que durante el segundo y tercer trimestre bajaría levemente a US$0,195. Para Claudiu Covrig, analista de S&P Global Platts, el azúcar fue el commodity del año gracias al impulso que le dieron los fondos que tomaron posiciones largas, dice, y anticipa que en 2017 el precio estará entre US$0,15 y US$0,22 con un promedio de US$0,18 la libra. ¿De qué dependerá? De las posiciones que tomen los fondos, el clima en Brasil y el precio del crudo.
Publicar un comentario