2016/12/21

Macri analiza cambios al impuesto a las ganancias tras acuerdo con sindicato

Durante el último Consejo de Gabinete del año, el gobierno argentino indagó en la nueva propuesta que se conocerá esta semana, luego de acordar con la Confederación General del Trabajo, modificaciones al polémico proyecto de ley.Catalina Göpel  CATALINA GÖPEL | LATINOAMÉRICA www.pulso.cl

Luego de que el Gobierno de Mauricio Macri en Argentina alcanzara un acuerdo histórico con la Confederación General del Trabajo (CGT) de ese país, sobre el polémico proyecto de ley de impuesto a las ganancias, la actual administración debatió en su último Consejo de Gabinete del año las modificaciones acordadas con los trabajadores para buscar consenso con los gobernadores.
El nuevo texto sería presentado durante la jornada de hoy para su debate en el Senado, mientras que mañana podría pasar a la Cámara Baja. De ser aprobado, podría generar una nueva ley que cumpliría una de las promesas más controvertidas de la campaña política del actual mandatario. 
La polémica
El álgido debate sobre el impuesto a las ganancias en Argentina podría estar llegando a su capítulo final.
El tributo que se refiere a personas naturales, que en Chile se conoce como impuesto a la renta, se dio en un contexto de alto nivel de inflación y sin un ajuste a las deducciones en línea con el IPC, cuando año a año los salarios aumentaban mucho más que esas deducciones, y generó un incremento en la presión tributaria del país, es decir, un crecimiento de la cuota efectiva que pagaban los asalariados. 
El poder adquisitivo en Argentina no aumentaba y la situación se hacía crítica, porque el concepto de impuesto a las ganancias se aplica a que mientras más ingresos tiene una persona, más debe pagar. Es decir, un impuesto progresivo ya no corría en Argentina. 
“Es positivo que se regule y que se paguen más impuesto a las ganancias, porque es la base de la estructura tributaria en las economías avanzadas”, señaló Martín Vauthier, economista argentino de Bein & Asociados, y agregó “que se haga un ajuste teniendo en cuenta la inflación y también respecto a la corrección de las deducciones luce más razonable... considerando que con la presión tributaria que existe seguir aumentado es difícil”. 
Otra de las aristas del problema es el tema de las “alícuotas”, que corresponden a una proporción fijada por la ley para una obligación tributaria, que no se tocaban hace más de 17 años, junto con el esquema de las escalas por impuestos.
El Gobierno de Macri había mandado un proyecto, pero la oposición terminó aprobando otro que tenía un costo fiscal mucho mayor, que fue impulsado por el ex ministro de Economía y Finanzas, de Cristina Fernández, Axel Kicillof.
“Este acuerdo es superior a lo que había salido antes, aparte no registra precedentes que la política fiscal se la dicte la oposición al Ejecutivo”, dijo Ignacio Labaquí de Medley Global Advisors.
Entre las principales modificaciones que se presentarán al legislativo se encuentra la del Mínimo No Imponible (MIN), con un incremento cercano al 23%, siendo desde el próximo año de un sueldo bruto de 37.000 pesos argentinos (US$2.335) para casados con dos hijos y de 27.941 pesos argentinos para solteros. Así, también, como la modificación de las “alícuotas” para quienes ingresen por primera vez a este pago y las escalas por tributo, junto con las deducciones que pueden hacer. 
De este forma, el próximo año, lo que se pague en relación a los ingresos caerá respecto a 2016, con un costo fiscal intermedio. 
Además el gravamen dejará de llamarse “Impuesto a las Ganancias” y pasará a ser “Impuesto a las Ganancias por Altos Ingresos”. 
“Me parece bien llegar a un acuerdo”, dijo el economista José Luis Espert, pero agregó que “todo lo que se ha discutido sobre el impuesto a las ganancias es ridículo y es absurdo, porque no se puede estar discutiendo una modificación impositiva de un impuesto tan trascendente en medio de un año electoral. El año que viene hay elecciones legislativas que son trascendentales para Macri, y el problema de fondo es la caída de ingresos”.
Argentina arriesgaría dejar de ser mercado emergente
El esperado ascenso de categoría de Argentina de mercado fronterizo a emergente, previsto para julio de 2017, correría peligro si se impone el proyecto de renta financiera, consignó el diario argentino, El Cronista. Y es que el MSCI (Morgan Stanley Capital International) exige que no se cobre impuestos a depósitos y a la compra-venta en el mercado de capitales para mantener el suministro de liquidez. Perú, por ejemplo, tuvo que reformar la ley para seguir siendo emergente y le quitó un impuesto a las ganancias a la compra-venta de bolsa. Por eso, según reporta la prensa argentina en el gobierno trasandino ya comenzó el intento de bloqueo el Senado y que no logre la media sanción que le falta. Incluso, señaló Cronista, Mauricio Macri ya tiene un plan B en caso de que obtenga la media sanción de Senadores: el veto, un recurso que ya utilizó en el pasado, como lo hizo con la ley antidespidos y en otras 128 ocasiones en que vetó, parcial o totalmente, leyes en sus ocho años como jefe de Gobierno porteño. LR

Publicar un comentario