2016/09/05

Las empresas más innovadoras de América Latina

Por Carolina Menjívar e Ismael Jiménez

La innovación no sólo es inventar un nuevo producto, significa cambiar la manera de producir, forma parte del diseño de una nueva maquinaria que incrementa la productividad, del lanzamiento de una nueva línea industrial y hasta de alguna estrategia comercial. - Read more at: 

De acuerdo con el Índice Global de Innovación 2015, El Salvador ocupa la posición número 99. Aunque no está en los primeros lugares, tiene la oportunidad de aprender de quienes han logrado llegar a la cúspide del ranking.

Una forma de medir a estos países es en el número de patentes que han registrado. La patente es algo nuevo que marca la diferencia con la competencia. En El Salvador esos casos son casi nulos.

“Por ello ayudamos a las empresas a desarrollarse, a salir adelante pese a que la situación económica que hoy vivimos no necesariamente es la mejor, pero nosotros creemos que siempre hay oportunidades, una de éstas es que las empresas busquen cómo hacer cosas nuevas con los recursos que ya tienen, que sean más eficientes, pero al mismo tiempo muy creativos”. Así lo expresó Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador. 


¿Qué le preocupa a Hillary Clinton de México? No te pierdas la entrevista exclusiva de Forbes Latinoamérica con la candidata demócrata a la presidencia de EU.

Entidad Empresarial, que se fundó hace 100 años y que ahora cuenta con más de 2,200 socios, es la institución más antigua que ofrece servicios y apoyo a micro y pequeños empresarios, un sector que aporta más de 30% al producto interno bruto y dinamiza la economía nacional.

Camarasal realizó una inversión de 72,000 dólares en la segunda fase del proyecto Inovexpor. La puesta en marcha de este programa inició en 2014, con el objetivo de promover la innovación en las empresas salvadoreñas.

Inovexpor es un programa apoyado por la Misión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que en su primera fase se enfocó en el sector químico- farmacéutico, con la participación de 11 empresas. En su segunda fase se orientó al de alimentos y bebidas, un sector más dinámico, más inmediato para poder implementar las prácticas de innovación.

“No tengan miedo, arriésguense a innovar, sin mayor inversión que el respaldo de expertos que los preparen y orienten hacia el camino del éxito”, es la invitación que hace a los empresarios Korina de Fuentes, jefa de la Unidad de Proyectos de la Cámara de Comercio e Industria de El salvador.

http://www.forbes.com.mx/
Publicar un comentario