2016/09/07

A dos meses de las elecciones Donald Trump recobra fuerza y supera a Hillary Clinton

La encuesta de CNN/ORC le entrega dos puntos de ventaja al candidato republicano, sin embargo en el promedio de sondeos de Real Clear Politics y de apuestas de Five Thirty Eight la demócrata está firme en la delantera.Francisca GuerreroFRANCISCA GUERRERO  www.pulso.cl

Mañana quedarán dos meses exactos para que los estadounidenses acudan a las urnas y elijan al siguiente Presidente de la primera potencia mundial, y a pesar de que se observa una favorita, no todo está dicho. Si bien en el promedio de encuestas Hillary Clinton está a la delantera de la carrera presidencial, ayer el estudio de CNN/ORC da por ganador a Donald Trump con el 45% de las de las preferencias, versus el 43% de su rival. 
“Ella se ve favorecida en la encuestas, pero Trump ha demostrado ser un candidato muy dinámico que sube y baja en los sondeos”, asegura a PULSO el director ejecutivo de American Principles Project, Terry Schilling, quien desde Washington destaca que no todo está resuelto.
Y es que el fenómeno Trump no se puede subestimar. Así lo hicieron los propios republicanos que hace poco más de un año no imaginaron que sobrepasaría a Ted Cruz y Marco Rubio en las primarias para convertirse en el nominado del partido, por mucho que no los convenza a todos. 
Sin embargo, es ineludible la fortaleza de la candidatura de la ex Jefa de Estado. Clinton no solo está en la delantera de la mayoría de las encuestas - según el promedio de Real Clear Politics en este momento su ventaja es de 3,3 puntos porcentuales - sino que además es la favorita en las casas de apuestas. El 68,5% se las juega por un triunfo de la demócrata y solo el 31,4% por el republicano.
Por otra parte, según las estimaciones de FiveThirtyEight, Clinton se quedaría con la mayoría de los estados indecisos, donde se suele definir el triunfador de las elecciones de EEUU. Nevada, Colorado, Minnesota, Wisconsin, Míchigan, Ohio, Pensilvania, Virginia, Carolina del Norte y Florida la favorecen, mientras que Trump solo la supera en Carolina del Sur y Georgia. 
“La ventaja de Clinton en la mayoría de los swing state (como llaman a los estados indecisos) indica que ella es la clara favorita”, sostiene Brandon Rottinghaus, académico del departamento de Ciencia Política de la Universidad de Houston. 
Imprevistos darían vuelta la balanza
Por su parte, Bill Schneider, profesor visitante de la UCLA, si bien coincide en que Clinton es la más probable ganadora, ve en los  imprevistos las posibilidades de Trump. “Podría ganar, pero para eso tendrían que producirse acontecimientos inesperados: otra crisis financiera, cargos penales contra Clinton o un ataque terrorista sensacional”, indicó.
Los otros analistas también destacan los riesgos que corre la ex Secretaria de Estado por el escándalo de los emails. La investigación por el uso de su correo electrónico personal para asuntos propios del cargo la ha “atormentado durante casi un año”, señala Schilling,  planteando que aumenta el número de estadounidenses que la ven negativamente y como ‘no confiable’”, añadiendo que “se puede esperar que salgan más cosas a la luz en relación a este escándalo, todo lo cual la dañará aún más”. 
En tanto Rottinghaus plantea que si bien este asunto la daña en algunas áreas geográficas, destaca que “su campaña ha ganado adeptos en la base de apoyo de Trump, inclinando a su favor estados republicanos”.
La próxima batalla
En este marco, el académico de la Universidad de Huston sostiene que son “fundamentales” los debates presidenciales del 26 de septiembre y, más tarde, del 9 y 19 de octubre. “Clinton puede dar un golpe de nocaut, pero las expectativas sobre ella son altas. En cambio las expectativas de Trump son bajas por lo que si las supera y sabe contenerse puede cautivar a algunos votantes indecisos”, explica Rottinghaus. 

En estos enfrentamientos cara a cara Donald Trump tiene el desafío de convocar a las minorías que se han resistido más a su candidatura, mientras que Hillary Clinton, más popular entre latinos y afroamericanos, tendrá que conquistar a la clase trabajadora blanca, donde se encuentra la base más dura de los seguidores de su rival.
Publicar un comentario