2016/08/02

Choquehuanca modera dichos: "No podemos fomentar la guerra"

Esto luego de que el canciller boliviano dijera estar dispuesto a "derramar sangre" para recuperar las aguas del río Lauca. Cancillería evalúa pasos a seguir.Renata Fernández RENATA FERNÁNDEZ |

Las declaraciones del canciller David Choquehuanca el fin de semana en el diario Página Siete de Bolivia, desataron la indignación no sólo en la Cancillería chilena sino también entre ex Presidentes y parlamentarios de todos los partidos. “Tienen que ir al Lauca. Entonces, cuando estén ahí parados, van a decir: estoy dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro, para reclamar nuestro derecho”, dijo el domingo el ministro de RREE paceño.
La frase de Choquehuanca revivió la molestia que produjo en Chile la visita sorpresa de una delegación boliviana cuyo objetivo era inspeccionar el trato que se les daba a transportistas bolivianos en puertos chilenos. Terminada la estadía se produjo un intercambio de notas diplomáticas que finalizó con el presidente Evo Morales pidiendo iniciar un “diálogo humanitario” directamente con la Presidenta Michelle Bachelet.
Y ayer las palabras de Choquehuanca volvieron a ser duramente condenadas. “Esto es altamente irregular. Nunca en mi larga vida diplomática he escuchado declaraciones tan imprudentes como las del canciller boliviano”, dijo el ministro de RREE chileno, Heraldo Muñoz.
Por su parte, el ex Presidente Eduardo Frei señaló que “ese caballero está en un estado de crispación, poco menos que declarando la guerra. Chile tiene que tomar una actitud dura y hacer la denuncia a La Haya. Pasamos del diálogo a la agresión y ahora está amenazando que va a hacer correr la sangre”.
Sin embargo, ayer Choquehuanca volvió a referirse a la disposición a “derramar sangre” por el Lauca. Esta vez, el canciller moderó sus dichos y planteó que “la guerra no trae nada bueno, trae desaliento, dolor, luto, eso nos trae la guerra. No podemos nosotros fomentar la guerra. Bolivia es un país pacifista, un país que busca la paz”.
A pesar de lo anterior, ayer la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara pidió al canciller Muñoz tomar acciones concretas para evitar que declaraciones como estas se vuelvan a producir. Entre las solicitudes estuvo la de informar a la Corte Internacional de Justicia. Con menos apoyo, una de las ideas sugeridas fue la de retirar al cónsul en La Paz. Desde la Cancillería el jefe de la diplomacia dijo que “tomaremos debida nota” por lo que se está analizando cuáles serán los pasos a seguir.

Además ayer el agente chileno José Miguel Insulza, inició un viaje de trabajo a Arica e Iquique, donde tiene agendadas reuniones con diferentes autoridades regionales.
Publicar un comentario