2016/07/24

Pruebas de solvencia bancaria en Europa traen inquietudes

Si bien es probable que el italiano Banca Monte dei Paschi di Siena SpA sea el más vigilado por sus montañas de deuda incobrable, puede ser que también queden mal bancos alemanes, austríacos y escandinavos.BLOOMBERG | INTERNACIONAL |



Puede que los bancos italianos, cuyas dificultades han suscitado un debate sobre la ayuda estatal, no sean el único centro de atención el próximo viernes, cuando los reguladores publiquen su última revisión de la salud de las entidades crediticias más grandes de Europa.
Si bien es probable que el italiano Banca Monte dei Paschi di Siena SpA sea el más vigilado por sus montañas de deuda incobrable, puede ser que también queden mal bancos alemanes, austríacos y escandinavos cuando la Autoridad Bancaria Europea, con sede en Londres, publique sus conclusiones.
“Si hay una sorpresa, probablemente será negativa”, dijo Paul Fenner-Leitao, analista de crédito de Société Générale SA. “Puede que la gente simplemente la ignore, pero podría recordarles a los inversores que, años después de la crisis, todavía no está todo bien en Europa”.
La turbulencia política provocada por la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea inquietó a los inversores que ya estaban preocupados porque la debilidad del capital pueda poner en peligro los pagos de cupones y los dividendos. Tasas de interés en récords negativos y un crecimiento lento están desbaratando los esfuerzos de los bancos por reforzar su capital. Esto ha llevado a llamamientos para que se inyecte capital en los bancos de Italia y otros países ocho años después del peor momento de la crisis financiera global en 2008.
Negociaciones
El Gobierno italiano está negociando con las entidades crediticias europeas la utilización de fondos estatales para apuntalar el capital de bancos agobiados por cerca de 360.000 millones de euros (US$396.000 millones) en deudas morosas. Los líderes del país están tratando de llegar a un acuerdo que les permita ayudar a los bancos sin imponer grandes pérdidas a los bonistas, muchos de los cuales son depositantes y otros pequeños inversores.
Las pruebas en las 51 entidades de préstamo más grandes de Europa se realizan según dos escenarios. El básico acompaña las proyecciones económicas para el bloque realizadas el año pasado por la Comisión Europea. El caso de resistencia, desarrollado por la ABE y la Junta Europea de Riesgo Sistémico, incluye shocks en las tasas de interés, los tipos de cambio, las acciones, los inmuebles y los precios de las materias primas, entre otros.
Una puntuación insuficiente en el caso de resistencia no provocará una resolución por sí sola y no es suficiente motivo para aumentar inmediatamente los requisitos de capital, como ocurrió en ediciones anteriores. Para los bancos que buscan inyecciones de capital estatal, cualquier puntuación insuficiente podría afectar la cantidad de ayuda que pueden recibir. Si bien el centro de atención serán Monte Paschi y otros bancos italianos, otras entidades crediticias podrían aportar una sorpresa negativa, dijo Fenner-Leitao, de Société Générale, en una nota a clientes.
Los escandinavos podrían ser golpeados por unos “supuestos duros” para la economía y los precios de las casas en Suecia, mientras que las debilidades de Deutsche Bank llamaron la atención sobre problemas en otros bancos alemanes, dijo. Las entidades de préstamo austríacas podrían sufrir por las hipótesis “notablemente bajistas” para la economía austríaca y las dolorosas recesiones en Europa Central y del Este.
Exigencias
El BCE asumió la supervisión de las entidades crediticias más grandes de Italia y está exigiendo medidas, también en Monte Paschi. La institución le pidió al banco con sede en Siena, en la región central de Italia, que reduzca su monto de préstamos incobrables en más de 14.000 millones de euros para 2018.

“Italia está pateando el problema y arrastrando los pies, en parte por las restricciones en torno a la ayuda estatal”, dijo Steve Hussey, analista de AllianceBernstein en Londres. “Es probable que inventen una solución creativa para frenar la hemorragia de Monte, pero dada la magnitud de los problemas y los derechos políticos adquiridos en otros países, soy escéptico respecto a que obtengamos una buena solución para los problemas bancarios de Italia en el futuro cercano”.
Publicar un comentario