2016/07/19

Incorporan energías renovables a la producción de vino y cervezas

Cervecería Guayacán es la primera fábrica nacional de este tipo que funciona con energía solar.Pulso  PULSO | EMPRESA 

La diversificación del mercado de alcoholes es una tendencia que ha crecido con fuerza en Chile durante los últimos años, añadiendo nuevos sabores y variedades a tragos tradicionales. Sin embargo, esta diferenciación también se da en los procesos de elaboración.
Como es el caso de Cervecera Guayacán de Diaguitas, que se convirtió en la primera cervecería a nivel nacional que funciona con energía solar al implementar un sistema fotovoltaico, proyecto cofinanciado por el Ministerio de Energía y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura.
“Este consta de 80 paneles que producen casi 20 MGW, con lo que se alcanza a generar 70% de la energía que la planta requiere para los procesos”, explica Andrés Toro, Gerente de Cervecería Guayacán. 
Con una inversión total de $28.857.994, de los cuales el 64,37% fue aportado por el FIA, esto le ha permitido a la Cervecera reducir sus costos y bajar la huella de carbono de sus productos, además el sistema FV se ubica sobre techumbre, inclinado en 15º, lo que maximiza la generación eléctrica en los meses de mayor demanda y producción cervecera, es decir, en verano.
“Las ERNC tienen un valor estratégico muy potente en el mercado chileno: por una parte, agregan valor a productos con sello local, lo que les abre las puertas a la exportación a mercados donde las variables de sustentabilidad son muy apreciadas, y por otro, hacen frente a la inminente necesidad de avanzar hacia una matriz energética que no dependa de los combustibles fósiles”, aclara Héctor Echeverría, director de la FIA. 
La cervecera además de producir su propia energía, puede inyectar electricidad a la red cuando tengan excedentes, según lo establecido en la ley 20.571, cobrando por ella. 
 “Estamos siendo pioneros en el sentido de que uno puede producir su energía y venderla a la red, entonces lógicamente al ser los primeros hay mucha más burocracia y más trámites, pero abrimos una puerta para que el resto de la gente de nuestra región nos siga y ojalá haga lo mismo”, concluye Toro. 

Esta iniciativa se suma a la que ya se hizo el año 2013 en Viña Maqui, cuando se construyó un prototipo -también con apoyo de la FIA- para elaborar vino con energía geotérmica, obtenida del mismo proceso productivo de vinificación o del agua del pozo profundo, mediante un sistema de recuperación de energía que permite obtener agua caliente, disminuyendo costos de energía eléctrica y uso de gas.
Publicar un comentario