2016/05/30

Southern Cross y Linzor Capital, en carrera por comprar matriz de Doggis

Los dueños del holding gastronómico -Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida- contrataron al banco de inversión BTG Pactual.Los dueños del holding gastronómico -Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida- contrataron al banco de inversión BTG Pactual.

Por José Troncoso Ostornol
Southern Cross y Linzor Capital, en carrera por comprar matriz de Doggis
A mediados de junio próximo, los dueños de Gastronomía & Negocios (o Grupo G&N), los empresarios Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida, tendrían sobre sus escritorios las propuestas de los potenciales interesados en adquirir la compañía o sumarse como socios.
La empresa opera las cadenas Doggis, Juan Maestro, Bob’s, Mamut, Popeye´s y Tommy Beans, y factura más de US$ 200 millones al año. Y hace un tiempo sus dueños se abrieron a la posibilidad de enajenar la compañía o parte de ella. De hecho, para esto contrataron a BTG Pactual, sociedad que está recibiendo las ofertas por la empresa y contactando a potenciales otros interesados.
Consultados los dueños, no quisieron referirse al tema.
De manera extraoficial, se supo que hasta ahora hay más de media docena de interesados en adquirir la compañía, entre los que figuran los fondos de inversión Southern Cross y Linzor Capital.
El primero es liderado por Raúl Sotomayor y Norberto Morita. A principios de mayo cerraron la compra de Petrobras Chile en US$ 490 millones. Son 279 estaciones de servicio, muchas de las cuales cuentan con una tienda de conveniencia que incluye comida rápida, por lo que se estima que se generarían sinergias con los locales de G&N.
Por su parte, Linzor es liderada por Tim Purcell y sus inversionistas aportantes son básicamente grupos familiares de alto patrimonio, fondos de pensiones, compañías de seguros, fondos soberanos, otros administradores de activos y fondos de beneficencia de universidades y fundaciones.
La última operación de Linzor fue en diciembre del año pasado, cuando anunció un acuerdo con General Electric para adquirir en más de US$ 1.100 millones sus activos financieros en México.
Junto a estos dos fondos de inversión locales, trascendió que también están interesados en ingresar a G&N inversionistas internacionales y empresarios locales vinculados al área gastronómica.
Todo -dicen quienes conocen de las tratativas- dependerá de la valorización de la compañía, tema en el que actualmente estaría trabajando BTG Pactual. En ese sentido, los dueños de G&N buscarían recibir al menos US$ 120 millones por la empresa en caso de vender todas sus acciones.
Valorizar la compañía ha sido muy complejo, ya que no se podría considerar sólo las ventas mensuales (como se hace, por ejemplo en la industria de los supermercados), pues varios de los locales de G&N son operados por franquiciados. En total, la sociedad tiene bajo su paraguas 300 puntos en Chile, Perú y Brasil.
De ahí que la valorización de la empresa se estaría realizando en base al Ebitda mensual.
La firma tiene más de 25 años en el mercado, y se ha logrado posicionar como el mayor grupo gastronómico del país.
Según ejecutivos de dos family office locales que fueron contactados a través del banco de inversión, el interés de los dueños de la empresa es mantener el liderazgo de la compañía en la industria de la comida rápida, lo que requiere una inyección permanente de capital, lo que en el caso del conglomerado va más allá de Chile, pues también operan en Perú y Brasil.
“Este sistema apunta a la entrega de todo el know how del negocio y soporte especializado a lo largo del tiempo a emprendedores, que con su gestión y capacidad, deseen abrir su propio restaurante asegurando el éxito y rentabilidad”, destaca la empresa en su página web respecto del sistema de franquicias que aplican.
El año pasado, el grupo adquirió la cadena de sándwich alemanes Fritz, con lo cual sumó 43 nuevas ubicaciones.
Los orígenes
Fue hace más de tres décadas cuando unos veinteañeros Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida debutaron en la industria de los alimentos con un local de sándwiches en calle Matucana, que los propios clientes bautizaron como “Sanguchazo”. Antes, incursionaron en la venta de quesos. Entre sus compradores estaba Lomitón. Fue ahí donde vieron la oportunidad de entrar a ese negocio.
Pero no fue fácil. En 1985, abrieron un segundo local en Mac-Iver, que no tuvo buenos resultados: un local que vendía completos les robaba clientela. Los socios vieron la oportunidad y decidieron replicar la idea y desarrollaron el concepto de los hot-dogs.
Recién en 1990, tomaron la decisión que los transformaría en los gigantes de la comida rápida en Chile: unificar los veinte locales que manejaban en ese entonces bajo el nombre de “Doggis”.
Cinco años más tarde, decidieron adoptar el sistema de franquicias con la asesoría de la empresa norteamericana Franchisinternacional Inc., lo que les permitió crecer a una tasa de 30% anual en sus primeros años.
Para los socios, el secreto del éxito ha sido la perseverancia y la reinversión de las utilidades. “Es muy fácil tentarse y llevarse las lucas para la casa, pero nosotros optamos por otro camino”, dijeron en una entrevista a El Mercurio en 2011.
Pero los planes de la compañía son a gran escala. Tanto, que al año 2020 proyectan manejar más de 500 locales.

CONCILIACIÓN CON FRANQUICIADOS

Un grupo de franquiciados demandó a Gastronomía & Negocios (G&N) ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia por negociar con Coca Cola Embonor, Embotelladora Andina, Ariztía y Alifrut los precios que estos debían cobrarles. Denunciaron que por este acuerdo, G&N obtenía pagos de parte de los proveedores. La firma rechazó por completo la demanda.
"Es por completo lícito que un franquiciador, como es el grupo G&N, pacte ciertos aportes con los principales proveedores de su red, a cambio de autorizarlos como proveedores, con los beneficios estratégicos, de aseguramiento de flujo de clientes asociados a las marcas G&N, y publicitarios que ello además les provee", dice la respuesta a la demanda firmada por la abogada Nicole Nehme.
No obstante, las partes están explorando llegar a un acuerdo conciliatorio. Según ha trascendido, G&N optaría por permitir a sus asociados negociar directamente con cada uno de sus proveedores.
www.df.cl
Publicar un comentario