2016/05/30

En US$ 16.000 millones subirá deuda pública en cinco años para superar el 24% del PIB

País anotará déficit fiscal durante ocho años consecutivos, según LatinFocus. Expertos advierten necesidad de nuevas medidas de austeridad.

por sebastián valdenegro toro
En US$ 16.000 millones subirá deuda pública en cinco años para superar el 24% del PIB
El estado de las arcas fiscales ha sido una preocupación permanente del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en el año que lleva a la cabeza de las finanzas públicas. Muestra de ello es el recorte de gasto por US$ 540 millones que realizó en marzo, en medio del deterioro de las cuentas del Fisco ante la baja en el precio del cobre y el menor crecimiento efectivo y proyectado de la economía.
La medida se enmarcó también en el incremento que ha mostrado la deuda pública bruta en los últimos años, que pasó desde 8,6% del PIB a 17,7% de la economía entre 2010 y 2015, según datos de la Dirección de Presupuestos (Dipres). Este es un tema que las clasificadoras de riesgo han mirado con cierto cuidado, a pesar de que el indicador neto de deuda es cercano a 0%.
Sin embargo, no todos estos esfuerzos serían suficientes para detener el abultamiento del déficit.
Proyecciones de LatinFocus Consensus Forecast sugieren que la deuda pública bruta superará el 24% del PIB a 2020, pasando de los casi US$ 39.000 millones actuales a alrededor de US$ 55.200 millones en el período. Esto involucraría un salto en el stock de acreencias de US$ 16.000 millones.
El cálculo de la banca de inversión significa un empeoramiento respecto a la posición fiscal esperada hace un año.
En el sondeo de mayo de 2015, se anticipaba que la deuda bruta alcanzaría 17,7% del PIB en 2019, mientras que en la consulta de este mes dicho indicador escaló cinco puntos a 22,7% del Producto.
Lo mismo sucedió con el pronóstico a 2020: en enero de este año los consultados delinearon por primera vez el escenario a 2020, esperando una deuda bruta de 22,6% del Producto al final de la década, 1,6 puntos más bajo de lo que prevén hoy.
Esto involucra, según LatinFocus, que el país anotará déficit fiscales efectivos durante ocho años seguidos (ver gráficos).
¿Cómo detener el alza? Mejorar la gestión
El economista de BBVA Research, Cristóbal Gamboni, destaca que a pesar del alza de la deuda bruta, el indicador neto continúa cercano a 0% del tamaño de la economía.
“Esto no significa, eso sí, que no tenga que mirarse con cierta atención el incremento en la deuda bruta. Se hacen necesarias mejoras en gestión del sector público para evitar un mayor deterioro en las cuentas fiscales”, dice.
Punto con el que coincide el economista de EuroAmerica, Felipe Alarcón, quien pone el acento en el gasto fiscal ya comprometido a futuro.
“Hacia adelante hay mucho gasto comprometido por reformas, sobre todo la educacional. Los ingresos fiscales se ven muy inciertos y urge mejoras en la gestión del sector público”, asegura.
El socio de Forecast Consultores, Ángel Cabrera, señala que el incremento proyectado en la deuda bruta es “muy optimista”, anticipando que la cifra se ubicará “en a lo menos dos puntos más arriba” del 24,2% del PIB esperado, explicado por una nueva rebaja -señala- en los parámetros de tendencia (PIB potencial y cobre de largo plazo).
“Esto es grave, pero no un problema crítico por ahora. Chile tiene una deuda pública baja en comparación a otros países de la región, pero si no se pone un atajo al crecimiento de la deuda, es probable que nos recorten la clasificación de deuda de aquí a un año plazo”, plantea.
Mientras que el economista de Scotiabank Chile, Benjamín Sierra, señala que “desde luego” este incremento proyectado es una “señal de alerta” para la clasificación soberana del país. “Hay que estar preparados porque, obviamente, siempre hay factores que pueden agravar esa condición, por ejemplo una caída adicional en el precio del cobre. Hay que ser más cuidadoso”, recalca.

CIFRAS DEL PRIMER TRIMESTRE MOSTRARON ESTABILIDAD EN NIVEL DE OBLIGACIONES

La deuda pública bruta como porcentaje del PIB dejó de crecer en la primera parte del año, justo en medio del ajuste fiscal anunciado a fines de febrero por el Ministerio de Hacienda. Según un informe de la Dirección de Presupuestos (Dipres), el indicador se situó en 17,7% del PIB entre enero y marzo del actual ejercicio, ascendiendo a alrededor de US$ 42.000 millones.
El ratio es idéntico al registrado en el último cuarto del año pasado. Así, en lo que va de la actual administración, el stock de deuda se ha incrementado en casi cinco puntos del PIB. En el primer trimestre de 2014, la cifra se situó en 12,8% del Producto, totalizando US$ 32.330 millones, cifra idéntica a la registrada en el último cuarto del 2013.
Según el informe de la Dipres, los activos financieros del Tesoro Público totalizaron más de US$ 31.000 millones al 31 de marzo de este año, equivalente al 13,1% del Producto. En términos desagregados, el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) totalizó US$ 14.697 millones en el período, mientras que el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) registró un valor de mercado por US$ 8.529 millones.

Los otros activos del Tesoro Público acumularon saldos por US$ 5.025 millones en el período. Mientras que el Fondo para la Educación (FpE) ascendió a US$ 3.381 millones al 31 de marzo; el Fondo para Diagnósticos y Tratamientos de Alto Costo (Fondo TaC) mantuvo recursos por US$ 123 millones al primer trimestre. El 29 de febrero, el gobierno anunció un recorte del gasto público por US$ 540 millones, ante la fuerte caída registrada en el precio del cobre a la fecha.
Imagen foto_00000005
www.df.cl
Publicar un comentario