2016/05/04

Empleo en calle y disposición a trabajar más horas confirman señales de precariedad laboral

Del total, 10% se desempeñan en la calle o en la vía pública, mientras que el 4,5% de desempeña las labores en su propio hogar.
Por Denisse Vásquez H.
Empleo en calle y disposición a trabajar más horas confirman señales de precariedad laboral
Para ser un ocupado en Chile, las personas deben cumplir con dos requisitos: haber trabajado al menos una hora durante la semana y haber devengado un pago por ello, ya sea en dinero o en especies.
Actualmente, según muestran las cifras disponibles en el banco de datos de la Encuesta Nacional de Empleo del Instituto Nacional de Estadística (INE), existen más de 8.600.000 personas que cumplen con esas características en el país y, de ellos, un 30% tiene disponibilidad inmediata para trabajar más horas.
Las principales razones por la que los trabajadores se ven impedidos de dedicar más tiempo a sus labores son tres: la empresa no tiene más horas disponibles (64,7%), falta de clientes o temporada baja del negocio (24,5%) y por razones personales (7,13%).
Lo anterior, va acompañado de una disminución progresiva en el número de personas que trabaja 45 horas o más de manera efectiva (ver infografía).
En la otra vereda, apenas el 2,3% de los ocupados trabajaría menos horas, poco más de 186.000 personas.
Otras cifras que aporta el banco de datos -adicional al contenido del boletín trimestral de empleo del INE- es que casi 790.000 personas trabajan en la calle o en la vía pública, lo que corresponde al 10% del total de ocupados del país. En tanto, el 4,5% de los ocupados desempeña labores en su propio hogar.
La resiliencia se acabó
La pregunta es qué señales entregan estos datos en medio de la desaceleración del país y de un mercado laboral que, al parecer, comenzará a resentir este menor crecimiento en los próximos trimestres. De hecho, ya en el lapso enero-marzo, la tasa nacional subió de 5,9% a 6,3%.
Para los expertos, éstas y otras cifras de empleo revelan un ajuste en el mercado laboral chileno hacia la precariedad, que ya se había adelantado con el importante aumento que han experimentado en el último tiempo los trabajadores por cuenta propia.
Para el economista de Libertad y Desarrollo (LyD), Francisco Klapp, que el 30% de los ocupados quiera trabajar más horas tiene claramente que ver con la situación económica actual. “Las horas extra es lo primero que las empresas reducen ante un cliclo de desaceleración. Y la reducción de horas tiende a preceder al despido”, dice Klapp, por lo que no descarta un aumento en la tasa de desempleo en los próximos meses.
La consultora de Randstad, Cristina Lobo, estima que trabajar más horas de manera voluntaria, además del beneficio económico que implica, es una muestra de inseguridad ante la posibilidad de despido, que se combate con trabajo extra “que siempre es bien visto dentro de la empresa”.
“Si las circunstancias de empleo continúan deteriorándose, a mí no me sorprendería que algunas empresas comiencen a proponer a algunos de sus empleados mantener sus puestos trabajando menos horas y ganando menos”, dice el gerente general de Hays Chile, Pedro Lacerda.
Y de subir la tasa de desempleo, cree que el 10% de personas que trabajan en la vía pública subirá considerablemente. “El seguro de cesantía en Chile es muy precario y en promedio da para subsistir entre 3 a 6 meses y en el mercado del trabajo un recién ingresado tarda entre 6 y nueve meses en entrar al mercado”, sostiene.

INE: BANCO DE DATOS PERMITIRÁ UNA OPINIÓN "INTEGRAL" DEL MERCADO LABORAL
El banco de datos de empleo nace para que el común de la gente conozca la información que proporciona el INE, mucho más allá del boletín de empleo que se entrega mensualmente.

Así lo explica la directora del organismo, Ximena Clark, quien aclara que si bien las cifras siempre estuvieron disponibles, no existía la opción de descargarla de la página web del organismo. "Nos queremos asegurar de que ponemos a disposición la información para todos los perfiles de usuarios. Ahora, cada vez que se publique el dato de empleo, a las 09.00 horas estará también disponible en el banco de datos", asegura Clark, lo que a su juicio "permitirá formarse una opinión bastante más integral de lo que está pasando en el mercado laboral".

Ante los recientes datos de desempleo del Gran Santiago (9,4%) y del país (6,3%), el llamado de Clark es a mirar las características de cada encuesta. Y más que analizar el dato puntual, "lo que siempre sugerimos es analizar la tendencia", dice.

Al referirse a las diferencias de la encuesta de empleo de la U. de Chile y la del INE, destaca que la primera no hace mención explícita a las horas trabajadas y que personas que lo hicieron una hora o dos puede que no se consideren con una ocupación remunerada en el período. También hay distancias en la definición de desocupación. "En estas definiciones estamos incorporando los lineamientos de la OIT y eso nos permite compararnos con los países OCDE que han adherido a estos principios", expone.

Sin embargo, plantea que esto no significa que haya una inconsistencia entre las dos encuestas. "De hecho las tendencias vistas en períodos de tiempo extensos son bastante parecidas", sostiene.
Imagen foto_00000003

www.df.cl
Publicar un comentario