2016/05/03

Diez faenas de la gran minería privada tuvieron pérdidas en 2015

Por Hernán Vargas S.
Diez faenas de la gran minería privada tuvieron pérdidas en 2015
Los agresivos planes de reducción de costos impulsados por la gran minería durante el año pasado no fueron suficientes para contrarrestar la caída del precio del cobre y sus subproductos.
De las 15 mayores faenas de minería privada, diez registraron pérdidas durante 2015 y seis de ellas pasaron de utilidades en 2014 a números rojos el ejercicio pasado.
Las compañías que revirtieron sus desempeños son Carmen de Andacollo, Centinela, Lomas Bayas, Mantos Copper, El Abra y Anglo American Sur. En estas dos últimas Codelco es minoritario.
Si el 2014 estas faenas totalizaron ganancias por US$ 848,9 millones, doce meses después cerraron con pérdidas por US$ 397,6 millones, de acuerdo a lo informado por las compañías a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).
El caso más dramático es Anglo American Sur (AAS), compañía operada por Anglo American, donde participan Mitsubishi, Mitsui y la minera estatal. En 2014 registró utilidades por US$ 436,2 millones y al cierre de 2015 informó pérdidas por US$ 109,2 millones.
El principal activo de esta empresa es la mina Los Bronces y también considera la fundición Chagres y la mina El Soldado. Esta última está en proceso de reorganización para revertir las pérdidas provocadas por sus altos costos.
Centinela, faena operada por Antofagasta Minerals, que surgió de la fusión de El Tesoro y Esperanza, es otro caso de fuerte caída. Su resultado en 2014 fue una ganancia de US$ 172,1 millones, mientras que en 2015 su última línea mostró una pérdida de US$ 182,8 millones.
El Abra, operada por Freeport McMoRan, donde Codelco posee el 49%, en 2014 tuvo beneficios por US$ 128,5 millones, que el año pasado se revirtió con una pérdida de US$ 4,8 millones.
A estas se suman las faenas Cerro Colorado, Quebrada Blanca, Sierra Gorda y Caserones, que el año pasado profundizaron las pérdidas del 2014.
Las dos últimas faenas tuvieron millonarias pérdidas, además del aspecto operacional, por el reconocimiento de un deterioro de los activos. En el caso de Caserones el cargo por deterioro sumó US$ 722 millones, por lo que su pérdida totalizó US$ 951 millones.
Esta mina en 2014 también realizó un cargo por deterioro, aunque mucho menor, al ser calculado en US$ 456 millones, ubicándose las pérdidas ese ejercicio US$ 460,5 millones.
A su vez, las pérdidas de la operación controlada por la polaca KGHM alcanzaron el año pasado a US$ 926,6 millones, primer ejercicio completo en el que informaron sus resultados.
Escondida lidera utilidades
Las minas privadas que, pese a tener un peor desempeño, todavía suman utilidades fueron Escondida, Collahuasi, Los Pelambres, Spence y Candelaria.
La primera, operada por BHP Billiton, fue la de mayores beneficios al totalizar US$ 1.432 millones, lo que de todas formas representa una disminución de 58% en doce meses.
Más abajo en el ranking de utilidades aparecen Pelambres (US$ 379,8 millones), Collahuasi (US$ 211,2 millones), Spence (US$ 188,3 millones) y Candelaria (US$ 138,7 millones).

EL CASO DE ZALDÍVAR
Un caso especial entre las mineras que entregaron sus resultados a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) es el de Zaldívar, faena ubicada en la Región de Antofagasta, y a cuya propiedad el año pasado ingresó Antofagasta Minerals, tomando un 50% de ella, asumiendo la operación y compartiendo en partes iguales con Barrick.

Por esta razón la firma informó resultados solo para el período agosto- diciembre y dejó constancia de la transformación de Compañía Minera Zaldívar Limitada a Compañía Minera Zaldívar SpA.

Entre el 3 de agosto y el 31 de diciembre, la faena ganó US$ 13,4 millones, según reportó la compañía a la SVS.

Asimismo, en la memoria también se señala que el vicepresidente de finanzas de AMSA, Alfredo Atucha, tomó la presidencia de Zaldívar.
GUSTAVO NIEPONICE, EXPERTO DEL BOSTON CONSULTING GROUP: "EL MERCADO SE MANTENDRÁ DEPRIMIDO HASTA 2017"
Las minas con menores leyes o mayor dureza del mineral son las más expuestas a las pérdidas, comenta el experto del Boston Consulting Group, Gustavo Nieponice. Además, estima que el mercado se mantendrá deprimido este año y el próximo.

-Además del precio del cobre ¿qué incide en estas pérdidas?

-Un factor a destacar es la caída del precio del molibdeno. Muchas mineras en Chile lo producen además del cobre y lo contabilizan como crédito por subproducto reduciendo sus costos. El precio del molibdeno cayó entre 2014 y 2015, lo que elevó los costos, especialmente en aquellas mineras que producen mucho molibdeno.

-¿Qué faenas son más permeables a las pérdidas?

-En general aquellas con condiciones naturales más desfavorables, es decir, bajas leyes, altas relaciones lastre-mineral, minerales de alta dureza, bajos créditos por subproductos, entre otras.

-¿Fue 2015 el año más difícil para las mineras o quedan más ejercicios complejos?

-Nuestras proyecciones indican que el mercado se mantendrá deprimido hasta 2017.

-¿Cómo pueden evitar nuevas pérdidas?

-Seguir trabajando sobre la producción y los costos. Hay mucho espacio de mejora en Chile para optimizar la gestión y maximizar la producción, incorporando conceptos de gestión, tecnología y capacitación.
www.df.cl
Publicar un comentario