2016/04/21

La política de los acuerdos en la mira tras la muerte de su precursor

En el frontis de la sede del PDC se reunieron los máximos representantes y próceres de la tienda con su militancia para despedir al “mejor de nosotros”.

Por Claudia Rivas A.
La política de los acuerdos en la mira tras la muerte de su precursor
Aunque la derecha no le facilitó la gestión de los cuatro primeros años post dictadura al fallecido ex presidente Patricio Aylwin, mirando en retrospectiva coinciden con un amplio sector de la Nueva Mayoría en que uno de sus legados más importantes fue la política de los acuerdos, a la que por obligación y formación se vio empujado durante toda su administración.
Es en la DC, cuna partidaria de Aylwin, donde ese accionar concita mayor respaldo. No por nada, particularmente desde el falangismo, se han hecho esfuerzos significativos por reinstalar los acuerdos. Pese a las críticas y a que un sector de la NM cree el concepto obsoleto en la política actual, el senador Andrés Zaldívar los defiende.
En un marco de militantes congregados en el frontis de la sede de la DC, en la Alameda, para homenajear “al mejor de los nuestros”, el parlamentario señaló que a pesar del rechazo de algunos sectores a buscar acuerdos “hay que seguir insistiendo, porque es una locura pensar que la política es guerra o se hace desde trincheras. La política no es guerra, no es voluntarismo, es lo que decía el propio presidente Patricio Aylwin en esa frase que algunos interpretaron mal, es hacerla en la medida de lo posible”.
Si bien es de una generación mucho más joven, el senador Patricio Walker siempre se ha mostrado partidario de seguir la línea trazada por Aylwin. Por lo mismo, asegura que el gobierno del ex mandatario creció y fue exitoso “gracias a que hubo acuerdos y hay que reivindicar los acuerdos, no como ‘transaca’, no como arreglines en función de intereses personales, sino en torno al bien común”.
El también ex presidente DC Eduardo Frei añade que la prosperidad que se logró como país “es la obra del diálogo, de la conversación y si nosotros perdimos la democracia fue precisamente por la incapacidad, no sólo de los dirigentes sino de la sociedad entera de ponerse de acuerdo para buscar una salida democrática”.
Para uno de los próceres de la DC, el ex timonel y ex diputado Gutenberg Martínez, la clave del éxito de los primeros gobiernos democráticos post dictadura -léase Concertación- fue justamente la política de los acuerdos, por lo que tiene la convicción de que “hay que retomar esa senda” y que si no se ha hecho aún, tras lo vivido en los últimos años, “viene una lógica de reivindicar que en política siempre lo más importante son los acuerdos”, porque los países progresan –dice- cuando se pueden generar “los más amplios acuerdos”.
Desde el punto de vista del secretario general del Partido Radical, Osvaldo Correa, “cuando hay capacidad de conversar y ponerse de acuerdo, el país avanza”. Pero también cree que si no se ha hecho es porque “cuesta mucho abandonar los intereses particulares en post de los intereses de la nación”.
Acuerdo con matices
Para la presidenta del Partido Socialista, senadora Isabel Allende, “siempre es importante tener acuerdos cuando se pueda, siempre que no signifique renunciar a principios y convicciones”, aunque admitió que “hoy día el ambiente está bastante crispado y genera menos posibilidades de acuerdo”.
El presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), expresa su intención de “llegar a entendimiento para que perduren las reformas, pero si el desencuentro es muy profundo, tengo derecho a utilizar las mayorías” y sostiene estar convencido de que “la política requiere de entendimientos, defendiendo cada uno sus intereses. Ahora, si para llegar a entendimiento tengo que transar mis valores, mi programa y mis temas de fondo no puedo llegar a entendimiento y utilizaré la mayoría, si es que la tengo”.
Quien agrega un matiz a lo planteado por sus compañeros de la DC es el intendente metropolitano Claudio Orrego que se aproxima a la postura de Lagos Weber. A su juicio, “la capacidad de diálogo, de tratar de rescatar aquello de verdad en lo que plantea el que está al frente, son actitudes que siempre tiene que haber en la política, cuando pierde eso se transforma en guerra entre enemigos”. Y agrega que “a veces, la gente confunde la pasión con que defendemos nuestras ideas y lo profundo de nuestras convicciones con no ser capaz de dialogar”. Pero advierte eso sí que “eso no quiere decir que uno renuncie a lo que piensa, (…) muchas veces las reformas no son comprendidas en su momento, pero todo aquello que apunta a la justicia social, mirado en perspectiva le dan cohesión social a un país y le permiten vivir en paz y estabilidad”.
Uno de los más radicales en cuanto al legado de Aylwin en materia de política de los acuerdos es el presidente de la Cámara, el socialista Osvaldo Andrade: “Aylwin es el artífice de la recuperación democrática que permitió que la mayoría pueda ejercer su condición de mayoría. Y, en consecuencia, la política de los acuerdos se hace sobre la base de que hay una mayoría que tiene el derecho a ejercer esa mayoría. Ese es el legado del presidente Aylwin”. El diputado agregó que “la política de los acuerdos por los acuerdos es la forma como la derecha quiere empatar a la mayoría con la minoría y yo no estoy de acuerdo con eso”.
www.df.cl
Publicar un comentario