2016/04/21

“En lo personal, me llegó muy a fondo la firmeza de sus convicciones”

Consejero del Banco Central destaca que gestión Aylwin combinó crecimiento, equidad y estabilidad macro.

Por sebastián valdenegro
“En lo personal, me llegó muy a fondo la firmeza de sus convicciones”
Apenas 38 años tenía Joaquín Vial cuando arribó en 1992 al Ministerio de Hacienda de la mano de Alejandro Foxley. El economista de la Universidad de Chile no llegaba a un cargo cualquiera, sino a la que es quizá la plaza más importante en el staff de asesores de Teatinos 120: el de coordinador de Macroeconomía, encargado de la relación habitual con el Banco Central y de darle sustento a las proyecciones que realizaba el ministro Foxley.
Vial recuerda con cariño esa época, no sólo por los logros económicos, sino también por el sello personal que Aylwin le imprimió a la política económica del país. Algo que caló “muy a fondo” en este economista, quien también fuera democratacristiano al igual que “don Patricio”.
- ¿Cuál es el principal recuerdo que tiene de Patricio Aylwin?
- Una de las cosas que más me impresionó fue su franqueza y valentía para expresar sus convicciones, desde su desagrado con los “malls”, la crueldad del mercado, hasta decirle a los mineros del carbón que el cierre de las minas era inevitable. La mezcla de franqueza y profundo respeto por las opiniones de los demás son cualidades que rara vez se dan juntas, pero que en don Patricio se combinaban a la perfección.
- ¿Cuál será su legado en materia económica?
- Más allá de los tremendos avances en casi todos los campos de la economía, lo más destacable y que marcó una forma de actuar que trascendió a su período de gobierno, fue la búsqueda de acuerdos amplios para legislar en materias económicas, con miras a construir instituciones y políticas estables en el tiempo.
- ¿Hay algún logro en particular en materia económica que destacaría?
- La combinación de alto crecimiento, reducción de la pobreza y de la inflación, en un marco de políticas consistentes, es el gran logro que marcó su gobierno porque demostró que era posible avanzar en todos estos frentes simultáneamente, algo que no había ocurrido en Chile en todo el siglo XX.
- ¿Qué tan intensa fue la manera de trabajar durante el período, marcado por la transición y una compleja situación económica heredada del régimen militar?
- Yo diría que la normal del Ministerio de Hacienda, aunque marcada porque habían equipos técnicos de alta calidad, no solo en Hacienda, muy motivados y con un gran espíritu de colaboración para el éxito en la tarea común. En buena medida este era el reflejo del ambiente de la transición y, por ende, bastante excepcional.
- En lo personal, ¿cuál fue la principal enseñanza que recibió del ex Presidente?
- Me llegó muy a fondo la firmeza de sus convicciones y la forma como se involucró personalmente en la formación de la Comisión Rettig, así como su humildad y coraje al pedir perdón por los crímenes cometidos por el Estado chileno. En lo profesional, la demostración cabal que era posible combinar con éxito las metas de crecimiento, avances en equidad y estabilidad económica en un sistema democrático. Hasta ese momento, ello no había sido posible en Chile ni en ningún otro país del continente.

www.df.cl
Publicar un comentario