2016/04/05

¿Cuáles serán los trabajos más demandados en 2025?

Según las estimaciones, el 65% de los niños que entren al colegio este año, terminarán trabajando en puestos que aún no existen.
Forbes_Trabajo Futuro
De acuerdo a "El futuro de los trabajos", estudio elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), entre 2015 y 2020 el mundo perderá entre 5 y 7 millones de empleos debido al auge de la tecnología digital.
La inteligencia artificial, la impresión 3D, la nanotecnología y la biotecnología, serían algunas de las "culpables" de esta pérdida de trabajos. Combinadas con los nuevos sistemas inteligentes, plantean un cambio radical que el WEF denomina "la cuarta revolución industrial".
Sin embargo, el organismo espera que otros 2 millones de trabajo sean creados en campos relacionados con la computación, las matemáticas, la arquitectura y la ingeniería.
La institución asegura que en muchas industrias y países "la mayoría de las ocupaciones con mayor demanda no existían hace 10 años o incluso 5". De hecho, "se estima que un 65% de los niños que entren al colegio este año terminarán trabajando en puestos que aún no existen".
Para elaborar el estudio, el WEF le preguntó a especialistas y directivos de más de 130 empresas globales cómo imaginan que la industria cambiará para 2020. Así, el reporte calcula cuáles serán las áreas con más empleos y cuáles verán una reducción en el número de plazas disponibles:

Empleos con perspectiva positiva entre 2015 y 2020:

  1. Operaciones de negocios y financieras
  2. Puestos gerenciales
  3. Computación y matemáticas
  4. Arquitectura e ingeniería
  5. Ventas
  6. Educación y capacitación

Empleos con perspectiva negativa entre 2015 y 2020:

  1. Oficina y administrativos
  2. Manufactura y producción
  3. Construcción y extracción
  4. Artes, diseño, entretenimiento para deportes y medios
  5. Legal
  6. Instalación y mantenimiento
De acuerdo al organismo, los países y las empresas deben actuar de inmediato para contribuir a la revolución del talento, no sólo para prevenir altas tasas de desempleo y una reducción de su base de consumidores, respectivamente, sino para explotar al máximo el potencial de la cuarta revolución industrial.
Revise el artículo completo en Forbes.
Publicar un comentario