2016/03/21

Sector empresarial expectante: comercio minería suman un año alejados del pesimismo

La industria también se ha tendido a estabilizar. El rubro agrícola se recuperó del fuerte “bajón” de enero, pero sin levantar del todo el ánimo.

Ni bueno ni malo. Ese es el punto en que pareciera haberse instalado el estado de ánimo del sector privado en el país, según lo corrobora el Índice de Confianza Empresarial (ICE) que elabora el Centro de Estudios en Economía y Negocios (CEEN) de la Universidad del Desarrollo en conjunto con Diario Financiero.
En febrero, el referido indicador registró un valor de -1,0 puntos, continuando de todas formas en un nivel neutral de confianza. En un horizonte más largo, el promedio móvil trimestral mantuvo la tendencia gradualmente creciente registrada en el último tiempo.
Al desagregar las cifras, casi la totalidad de los sectores productivos medidos se ubicó en un estado neutral de confianza durante el segundo mes del año. Lo llamativo es que esto permitió que el rubro del comercio acumulara un repunte de 15,9 puntos en el último año, alejándose del pesimismo en que sucumbió hasta febrero de 2015.
Una trayectoria que coincidió con la desaceleración de las ventas y con una expansión del PIB sectorial de 0,9% el año pasado, una cifra pobre que no obstante se compara con una caída de 0,3% en el ejercicio previo.
Otro rubro que ha mostrado un repunte desde niveles críticos de ánimo ha sido la industria, que en agosto de 2015 protagonizó un punto de inflexión que ha sostenido.
A este cuadro de estabilidad se suma la minería, que no termina de modificar el rumbo en ningún sentido. Ahí está entre el optimismo y el pesimismo pese a que la cotización del cobre ha bajado más de 50% en relación a su peak de US$ 4 la libra y hoy la referencia son los US$ 2 la libra.
Los cambios sectoriales
Una de las excepciones en materia de confianza empresarial durante febrero correspondió al rubro agrícola, que transitó desde un nivel muy pesimista a uno moderadamente pesimista.
De acuerdo al reporte de CEEN-UDD, lo anterior estuvo principalmente influido por la percepción de la situación de la economía en tres meses más, que pasó de una situación extraordinariamente pesimista, a una levemente pesimista.
Esto coincidió con una baja en el precio del dólar, que pasó de $ 712 a $ 696.
El mundo financiero también vio un cambio, que implicó volver al nivel neutral, desde uno levemente pesimista el mes previo.
¿Hacia un punto de inflexión?
Entre las percepciones más importantes que registra el ICE, tanto la de la situación de la economía, como la relativa al precio de los insumos retornaron al nivel neutral desde uno levemente pesimista.
El número de trabajadores, no obstante, pasó de un nivel neutral a uno levemente pesimista.
Las demás percepciones se mantuvieron en el nivel neutral.
Por tamaño, destacó el retroceso en la percepción del número de trabajadores en las empresas grandes, mientras que sobre el resto de las variables -situación de la economía, negocio, insumos, inventarios- se observó una mantención en un segmento neutral.
Imagen foto_00000002
Imagen foto_00000001

www.df.cl
Publicar un comentario