2016/02/04

Metalúrgicas piden al gobierno fijar cuota de acero nacional en infraestructura

A noviembre pasado y a nivel de América Latina, Chile fue el mayor receptor de estos productos desde el gigante asiático. Estos representan 14% del mercado.

Por Hernán Vargas S.
Metalúrgicas piden al gobierno fijar cuota de acero nacional en infraestructura
La masiva importación de acero chino complica cada vez más a los productores nacionales.
La petición de barreras arancelarias ha sido recurrente de algunas compañías de esta industria, lo que ha tenido poco eco en la autoridad. Es por eso que algunas compañías prueban una nueva estrategia y piden que se estudie la imposición de una cuota de productos chilenos en la construcción de obras de infraestructura.
Varias fuentes de la industria comentan que algunas empresas, de manera particular, han hecho patente esta idea al Ejecutivo para lograr que el negocio se sustente. Recuerdan que firmas como CAP Acero tuvo que cerrar una de sus líneas de producción -la de productos planos- por los efectos de la mayor competencia china.
Eso sí, estas serían agendas particulares de las firmas y no canalizadas en su gremio, Asimet. “Ellos (Asimet) no pueden levantar, por estatutos, un pedido así, pero hay algunas empresas integrantes que presentaron una alternativa de colocar un porcentaje mínimo de utilización de acero chileno en ciertas obras, principalmente en las que el Estado tiene alguna participación”, dice un conocedor del mercado.
Entre los fundamentos, señalan, estaría el peligro de desaparición de la industria siderúrgica nacional, la que puede ser estratégica en caso de que el escenario internacional cambie y no exista excedencia de los grandes productores globales. Asimismo, apelan a consideraciones de calidad, ya que el proveniente desde China no estaría correctamente certificado.
Según consta en la plataforma del lobby, a fines del año pasado, ejecutivos de la siderúrgica Gerdau se reunieron con el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, y entre los puntos abordados, tocaron “la importancia de considerar un % (sic) de compra nacional en proyectos llave en mano, o como en próxima venida de grandes constructoras chinas a obras de infraestructura”.
Consultado el Ministerio de Economía por estas peticiones y la factibilidad de aplicar estar medidas, no se obtuvo respuesta.
Chile principal receptor de acero chino
De acuerdo a la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), entre enero y noviembre de 2015, China exportó al mundo 92,8 millones de toneladas de acero laminado. De ese volumen, 7,6 millones de toneladas llegaron a América Latina.
En el periodo, el acero recibido por América Latina desde el gigante asiático creció 2% en comparación con los once primeros meses de 2014. En igual lapso, el flujo hacia el mundo se incrementó 23%.
Así, la región alcanza una participación de 8,2% en las exportaciones chinas de acero.
Según la misma organización, Chile y Brasil son los países en que mayor participación de mercado tienen los productos asiáticos, con 14% de la torta en cada uno.
A noviembre de 2015, se registraron importaciones de acero laminado a Chile por 1.070.000 millones, equivalente una disminución de 4% en doce meses. El país fue el mayor receptor de este producto en América Latina, superando levemente a Brasil.


"TENEMOS TODAS NUESTRAS INVERSIONES PARADAS"

Para el gerente general de Gerdau en el país, Ítalo Ozzano, las importaciones de acero chino en el mundo se expanden como el virus de Zika, por lo en Estados Unidos o la Unión Europea han tomado medidas para controlarlo, a diferencia de Chile.

Además, acusa que el acero asiático ingresa al país como acero aliado -subsidiado en China- mientras que el que se usa para la construcción es al carbón, pero de todas formas se usa en esta industria. "Creo que hace falta que el Ministerio de Vivienda tome cartas en el asunto, porque este es un tema de seguridad nacional".

Posición que reconoce ha señalado a personeros de gobierno. Consultado sobre la propuesta de establecer un porcentaje de acero nacional para obras de infraestructura, no abordó el tema. "Hemos estado mostrándole a la autoridad que hay que nivelar la cancha porque, por ejemplo, nosotros estamos trabajando en adaptarnos a las normas del PM 2,5, somos una empresa que se preocupa del medio ambiente y también de tener buenas relaciones laborales, lo que no ocurre con los chinos", dice.

-¿Qué se debe hacer para emparejar la cancha?

-Las exigencias que nos colocan a nosotros también debieran ser extensivas a los que vengan de fuera. No sé si una salvaguardia será la vía, puede serlo, aunque esto es más por temas económicos que medio ambientales.

-Pero el país no puede obligar a China mejore sus estándares...

-No, pero sí tienen que mejorar los controles de ingreso al país. Que vengan con los documentos en regla, que se controle la trazabilidad del producto. Hoy no se hace.

-¿Ha impactado las inversiones?

-Tenemos todas nuestras inversiones paradas, no estamos invirtiendo nada en Chile. Un motivo es la competencia desleal que está llegando desde fuera y, también, porque la actividad está más lenta en el país. En la medida que Chile crezca, se necesitará más acero y, como locales, estaremos dispuestos a invertir, pero también tenemos que tener la cancha pareja.
www.df.cl
Publicar un comentario