2015/12/03

Por qué Bill Gates y Mark Zuckerberg no dejarán su fortuna a sus hijos

Teniendo grandes fortunas, dejarán la maypr parte de ella en causas caritativas.
zuckerberg-chan-max
El jueves pasado, Mark Zuckerberg se convirtió en padre por primera vez, y en una carta que escribió junto a su esposa, Priscilla Chan a su hija Max, anunciaron su intención de legar el 99% de su fortuna a obras de caridad a través de la Chan Zuckerberg Foundation, una asociación sin ánimo de lucro creada a imagen y semejanza de la Bill & Melinda Gates Foundation.
De forma simple, el CEO de Facebook va a invertir su inmensa fortuna, una de las más grandes del mundo, en hacer a otras personas felices. ¿Pero por qué? ¿Qué motivos llevan a un multimillonario a cortar la herencia a sus hijos?
Para Zuckerberg no se trata de hacer de la vida de su hija algo mejor, sino también de la del resto de niños y personas, y en general, del mundo entero, para que la pequeña Max pueda vivir en un lugar mejor.
En la carta que compartió por Facebook, pone el acento en la necesidad de curar las enfermedades que asolan a gran parte de la población mundial, remarca la importancia de la tecnología a la hora de conectarnos a todos y en todos los lugares, y ensalza las virtudes de la educación del futuro basada en la personalización, en el aprendizaje orientado y en las posibilidades tecnológicas que se abren en el horizonte.
Bill_Gates_MILIMA20140321_0362_3
Además, Zuckerberg recordaba la importancia de fomentar una mentalidad "de emprendedores" en las futuras generaciones, de modo que puedan solucionar problemas y poner en marcha herramientas de mercado que satisfagan las necesidades del nuevo mundo. Son hombres hechos a sí mismos. Para Gates, por otro lado, es importante que sus hijos sepan labrarse su propio camino. Como hizo él en su día.
Pero hay que tener en claro que, pese a que estos millonarios puedan legar menos del 1% de su riqueza a sus hijos, sigue siendo una fortuna. Los hijos de Gates, por ejemplo, recibirán alrededor de 10 millones de dólares cada uno.
Por otro lado, está el tema de la imagen, tanto de la persona como de la empresa, que muchas veces se ve manchada por ciertas acciones que se saben, como la baja cantidad de impuestos que pagan.
Todos estos factores, y otros más personales que probablemente iremos conociendo a través del tiempo, para que las personas más millonarias del planeta puedan donar casi toda su fortuna a la caridad en lugar de dejarla a sus hijos.
Revise el artículo completo en Xataka.
Publicar un comentario