2015/12/22

Mercado y gremios ven aún un sesgo optimista en pronóstico de crecimiento

Sociedad Nacional de Agricultura reiteró sus críticas a las reformas en medio de las proyecciones de la autoridad.

Un sesgo “optimista” percibieron distintos actores del mercado local en las nuevas proyecciones de crecimiento para el próximo año que expuso ayer el Banco Central. Al parecer, la opción de un PIB que avanza 2,5% -promedio del rango de 2% a 3%- no pareciera convencer y menos a los empresarios.
“Yo estoy pensando, honestamente, que con suerte llegaremos al 2%”, planteó el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, quien agregó que lo que más incide en estas expectativas más bajas es el “clima interno, por más que las autoridades así no lo reconozcan”.
Desde su óptica, en “Chile hemos estado en un festival de reformas con poco consenso social”. “El no hacerse cargo de eso va a seguir afectando el IPoM, en tanto esos problemas no se despejen”, planteó.
“El informe ratifica un escenario de debilidad para 2016, de falta de fuerza en el sector externo como factor de impulso a la economía chilena, de holguras de capacidad, de menores presiones cambiarias y de ajuste en el gasto fiscal”, destacó la Cámara de Comercio de Santiago.
En este cuadro menos auspicioso tuvo un rol protagónico el descenso de 25 centavos en la proyección del banco para el metal rojo a un promedio de US$ 2,20 por libra para 2016.
“El bajo precio del cobre será un lastre para el crecimiento”, dijo el economista senior para Chile de BTG Pactual, Mario Arend. En su opinión, el hecho de que el ente emisor hable de que los riesgos están sesgados a la baja refleja que están asignando más probabilidad a una cifra más cercana a 2% que a 3%, lo que está en línea con las proyecciones del mercado y las suyas, de 2,2%.
Aún más, el economista jefe de Scotiabank Chile, Benjamín Sierra, añadió: “Nuestras últimas estimaciones sugieren que el Banco Central (BCCh) está siendo relativamente optimista y que el crecimiento se ubicaría por debajo de ese rango”.
Las perspectivas para la tasa
Otra de las cuentas que afinaron ayer en el mercado financiero fue la magnitud que tendrá el alza de la tasa de política monetaria (TPM).
Luego de haber aumentado la TPM en 50 puntos base en los últimos tres meses, Credicorp Capital estimó que la entidad realizaría dos aumentos de 25 puntos base durante el año próximo.
“Un ritmo de alzas más rápido sería realizado en caso que la inflación se mantenga sostenidamente sobre 5%, lo cual no es nuestro escenario base. De esta manera, la tasa se mantendrá en niveles expansivos, intentando impulsar la demanda privada”, dijeron.
Y si bien la mayoría se sumó a una expectativa similar, en algunos casos -como el de BBVA Research- se visualiza una opción de mantención por un período “prolongado”, al menos todo el primer semestre, especialmente luego de la apreciación reciente del peso. Su punto es que el dólar post Fed bajó hasta
$ 690 y su persistencia en estos niveles “eliminaría cualquier alza adicional en la TPM incluso para el optimista BC”.
En esta línea, el análisis de Banco Santander reparó en que la economía ya lleva varios trimestres de bajo crecimiento y si esta situación se sigue extendiendo o empeora en el margen, se podría “ver una inflación que cae más rápidamente a lo anticipado”, en especial en ausencia de una depreciación sostenida del tipo de cambio.

www.df.cl
Publicar un comentario