2015/12/01

Empresas de comercio electrónico intentan fomentar presencia en América Latina a pesar de desafíos

Empresas de comercio electrónico de todo el mundo, incluidas las chinas, quieren aumentar su presencia en América Latina, mercado con potencial pero que también presenta desafíos, según un artículo publicado recientemente en la página web del rotativo chino Noticias Comerciales Internacionales.
AliExpress, del grupo chino Alibaba, ha lanzado una página web en portugués para Brasil. En julio de 2014, eBay amplió su proyecto de logística mundial para incluir seis países latinoamericanos más. Mientras tanto, América Latina se ha convertido en el mercado que crece más rápidamente de Amazon.
Al mismo tiempo, a principios de este año, Linio, la mayor plataforma latinoamericana de comercio electrónico B2C (empresa a consumidor), con sede en México, estableció oficinas en las ciudades de Hong Kong y Shenzhen de China para fortalecer la cooperación comercial en China y Asia.
De acuerdo con el gerente general de Linio en Asia, Hans Dang, aunque el producto interno bruto (PIB) per cápita de algunos países latinoamericanos, como México, Colombia, Chile y Perú, se encuentran por encima del de China, el desarrollo de las ventas al por menor se queda rezagado. Por ejemplo, sólo hay uno o dos centros comerciales en cada ciudad y no se venden muchos de los modelos nuevos de las marcas conocidas, y los modelos viejos se venden a precios más altos que en China y Estados Unidos.
El comercio electrónico de América Latina se encuentra en una etapa inicial de desarrollo, opinó. En México, el comercio electrónico representa sólo un 5 por ciento de las ventas minoristas, mientras que la cifra desciende a menos de un 1 por ciento en Chile, Perú y otros países, informó el representante de Linio en Asia, citado por el periódico.
Mientras tanto, el comercio electrónico transnacional registrará un auge en China gracias a una serie de políticas favorables, según el director de Ventas Minoristas en Línea de Centro de Investigación de Comercio Electrónico de China, Mo Daiqing.
De acuerdo con Mo, los vendedores chinos cuentan con las ventajas del acceso fácil al almacenamiento y de precios, por lo cual serán competitivos si lanzan modelos nuevos de las mercancías en los mercados de América Latina.
Por otro lado, la demanda del consumo está creciendo rápidamente en el continente y cada vez más personas tratan de comprar artículos a través de internet, ya que la región es la más joven en el mundo, con una edad media de 27 años de edad, según el periódico.
Según la empresa de análisis de mercado eMarketer, el valor de la industria del comercio electrónico de América Latina alcanzará 88.300 millones de dólares en 2015, con una subida interanual del 24,2 por ciento, mientras que el comercio electrónico transnacional registrará un incremento de un promedio de entorno a un 200 por ciento en Chile, Venezuela, Perú y otros países, conforme al rotativo.
Sin embargo, el desarrollo del comercio electrónico se enfrenta a unos desafíos como los pagos, la logística y las barreras arancelarias, de acuerdo con la fuente.
Para desarrollar los negocios del comercio electrónico transnacional, hay que garantizar una logística eficaz y económica y resolver el problema de los pagos, según la investigadora del departamento de investigación del comercio electrónico del Instituto de Investigación del Ministerio de Comercio de China, Zhang Li.
En América Latina, se aplican impuestos generales o de ventas de hasta un 32 por ciento sobre las mercancías importadas. Por ejemplo, el gobierno brasileño impone a los compradores individuales aranceles de como máximo un 60 por ciento del precio de los artículos de más de 50 dólares, según un artículo del periódico chino Diario del Pueblo.
China es uno de los destinos favoritos de las compras en línea de los consumidores de América Latina, pero las compañías chinas tienen que conocer más sobre las prácticas de consumo en línea y los sistemas de pago del continente, de acuerdo con el artículo.
http://spanish.people.com.cn/
Publicar un comentario