2011/09/26

Miami, se convierte en centro de negocios jurídicos

Hace menos de una década, el mercado legal de Miami era visto sólo como una plataforma para hacer negocios en América Latina. Hoy en día, se ha convertido en un centro de negocios jurídicos que entran y salen de Estados Unidos desde Asia, Europa y Canadá, así como América Central y del Sur.

Desde oficinas que dan a la Bahía de Biscayne, los abogados de Miami están cerrando operaciones y supervisando casos legales en todo el mundo. Sus clientes son empresas multinacionales, gobiernos extranjeros o personas adineradas que quieren aprovechar los expertos conocimiento y las habilidades de lenguaje de los sofisticados abogados de la zona.

“Esta es la mayoría de edad para Miami”, dice Ed Davis, un accionista de Astigarraga Davis. “Nuestros abogados internacionales están siendo contratados para trabajar como abogado en casos que no tienen nada que ver con Miami o Estados Unidos”.

Aprovechando las oportunidades, grandes firmas legales han abierto recientemente oficinas en Miami y contratado a abogados locales con experiencia internacional. Al mismo tiempo, las firmas de Miami están desarrollando relaciones con abogados de innumerables países, e impulsando nuevos mercados internacionales. Con el reconocimiento de la evolución de Miami a un centro global, el tipo de trabajos legales a cargo de los abogados de la zona ha cambiado.

“Estamos recibiendo de todo, desde complejos financiamientos que solían hacerse desde Nueva York, hasta trabajo de los mercados de capital y algunas fusiones y adquisiciones importantes”, dijo Francisco J. Cerezo, de Foley & Lardner, de Miami. “Hace una década, un abogado internacional ejerciendo fuera de Miami, manejaba más contratos de trabajo en general”.

La firma de Cerezo, Foley & Lardner, es sólo un ejemplo de una gran firma legal que vio una oportunidad en las estratégicas relaciones de Miami con América Latina. En febrero, Foley reclutó a Cerezo para presidir su recién lanzado grupo de abogados especializados en América Latina desde Miami. Cerezo dijo que su grupo se hizo cargo inmediatamente de trabajos para clientes de todo el continente americano, así como de clientes de firmas existentes en todo el mundo que tenían necesidades legales en América Latina. Apenas el mes pasado, Cerezo viajó a República Dominicana para representar a un cliente corporativo en un complejo acuerdo de financiación que implicaba el desarrollo de una planta de fabricación. Los dos equipos de abogados, el del prestatario y el del prestamista, eran de las oficinas en Miami de grandes firmas legales.

Los abogados de Miami dicen que están cada vez más atareados con el trabajo del quarterback, coordinando equipos jurídicos en varios mercados internacionales. Ese tipo de trabajo, en el pasado, había estado a cargo de firmas de Nueva York o Washington, D.C.

George Rocky Harper, abogado de Harper Meyer con una larga experiencia internacional, cree que la percepción sobre el mercado legal de Miami ha cambiado.

“Miami es visto como una alternativa más económica a Nueva York, con abogados igualmente sofisticados”.

Harper dice que Miami se ha convertido en un punto de partida para que empresas de otros países entren en Estados Unidos, algo conocido en los círculos legales como “trabajo de acercamiento”. Por ejemplo, Harper ha sido contratado por empresas de Europa que quieren que supervise sus asuntos legales en Texas, Georgia o incluso Nueva York. “Vamos a coordinar sus actividades, contrataremos asesoría legal local en esas ciudades, y revisaremos su trabajo”.

Al igual que Harper, Davis, de Astigarraga Davis, también funciona como una especie de quarterback, pero para los grandes casos de fraude internacional con vínculos en Miami. En la actualidad tiene alrededor de tres docenas de estos casos, incluida la representación de liquidadores de todo el mundo que desean encontrar el dinero robado de empresas o de gobiernos que, según se cree, se esconde en la Florida o el Caribe.

De manera similar, Mark Zelek, socio director de la oficina en Miami de Morgan Lewis, sirve de quarterback a equipos de abogados de varios países para clientes con asuntos laborales y de empleo. Es presidente del recién formado equipo de abogados para cuestiones de derecho laboral internacional de Morgan Lewis. Zelek trabaja con empresas europeas y asiáticas en expansión en América Latina, especialmente Brasil, que necesita ayuda legal con asuntos laborales.

“Tenemos una red de abogados en la región con los que trabajamos”, dijo Zelek. “A los clientes les resulta muy valioso usarnos a nosotros para coordinar con los abogados al luchan con culturas y leyes muy diferentes en cada uno de los países”.

www.elnuevoherald.com
Publicar un comentario