2018/01/15

Se crean más empleos en México, pero los salarios pierden poder adquisitivo

Se crean más empleos en México, pero los salarios pierden poder adquisitivo, una situación que se acentuó a finales del 2017 por los altos índices inflacionarios que se presentaron en el país.
Se crean más empleos en México, pero los salarios pierden poder adquisitivo / Cuartoscuro

A nivel laboral, estamos en una etapa complicada ya que si bien la generación de nuevos empleos es una de los más altas de los últimos años, los salarios han tenido una debacle importante con respecto al poder adquisitivo de las personas, una situación que se acentuó a finales del 2017 por los altos índices inflacionarios que se presentaron en el país.

Ciudad de México.- Para una persona desempleada, conseguir un puesto laboral es una de sus mayores prioridades y esto puede representar la posibilidad de mejorar sus ingresos y su calidad de vida, sin embargo, en México esto no se da de manera paralela, ya que debido a las condiciones actuales, los salarios no son suficientes para cubrir todas las necesidades de las familias.
Así, por un lado el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que 2017 fue un año particularmente bueno en la generación de nuevos empleos, con la creación de 801 mil 831 empleos formales.
Según cifras que retoma El Financieroesta sería “la cantidad más alta de puestos de trabajo generados desde 1996” y solo por detrás de 1980, cuando se registró el mayor número de empleos creados en un año.
De acuerdo al IMSS, “este es el tercer mejor aumento reportado desde que se tiene registro, solo ligeramente por debajo de los cierres de año de 1980 (804 mil 310) y 1996 (819 mil 950) y 69 mil 240 o 9.5 por ciento más que el aumento reportado en el 2016 (732 mil 591)”.
Con el acumulado, al cierre de 2017 “se alcanza un registro de 19 millones 418 mil 455 trabajadores asegurados en el IMSS, de los cuales, el 86 por ciento son permanentes y 14 por ciento son plazas eventuales”, dijo el instituto de seguridad social.
Pero la realidad de los salarios es diferente
Si bien estos datos son alentadores, por otro lado está una realidad diferente con respecto a la capacidad que tienen los empleados de mejorar su calidad de vida a través de los salarios obtenidos con estos empleos.
Según la confederación sindical británica Trades Union Congress (TUC), México es uno de los países en donde los salarios han perdido la mayor capacidad de poder adquisitivo en los últimos años y apenas se ha logrado un avance del 0.7 por ciento “lo que implicaría un estancamiento para todos los mexicanos asalariados”, dice esta organización.
Esto a pesar de que el salario mínimo ha tenido aumentos constantes y significativos en el último año, al ubicarse primero en 80.04 pesos y ahora en 88.36 pesos, pero estas alzas no han servido para combatir los altos índices inflacionarios, que en diciembre de 2017 cerraron en 6.77 por ciento, la más alta desde hace al menos 16 años.
Por ellos, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señaló que  la inflación “convirtió el sueldo mínimo de 80.04 pesos a uno real de 63.50 pesos” con respecto a su capacidad real de poder adquisitivo.
Por su parte, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que el salario contractual registró una caída de 1.47 por ciento en términos reales en 2017, lo que “representa la pérdida de poder adquisitivo más pronunciada desde 1996, cuando la reducción del salario fue de 10.65 por ciento”.
De esta manera, la generación de empleos ha tenido un buen desempeño, incluso llegando a niveles máximos, pero en la misma medida pero en sentido inverso, los salarios tienen cada vez menor poder adquisitivo, lo que afecta de manera profunda la calidad de vida de las personas.

https://elsemanario.com
Publicar un comentario