2017/12/09

Pablo Correa: “El Banco Central dijo entre líneas que lo político sí importa porque afecta las expectativas”

02 de Junio 2017 Entrevista a Pablo CorreaFoto: Reinaldo Ubilla

C. Alonso y C. Ramos  www.pulso.cl
Las expectativas jugarán un rol clave en la recuperación de la actividad el próximo año. Esa es la visión que entregó el economista socio de Denk consultores e integrante del equipo económico de Sebastián Piñera, Pablo Correa. Si bien señala que el Banco Central no explicitó este componente en su Informe de Política Monetaria presentado el lunes, sí lo dejó entrever si se lee el informe entre líneas. “Hay una recuperación de expectativas y de empresarios, pero no tienen que ver con la situación actual de la economía, sino que con respecto a una expectativa sobre lo que podría llegar a pasar”, subrayó.

¿Cuál es la primera lectura que hace del Informe de Política Monetaria que publicó el lunes el Banco Central?

-La mayoría de la gente se quedó con que el Banco Central mantuvo el rango entre 2,5% y 3,5%, pero cuando se empieza a desmenuzar el resto de las cifras y también se analiza el texto y las declaraciones, hay una corrección en las perspectivas y en el tono a la baja.

¿En qué aspectos del informe se percibe?

-Para el próximo año se corrige la demanda interna. Esta variable habla de cómo va a estar el ambiente local de la economía que no tiene que ver con lo que está pasando con el resto del mundo, donde las noticias son mucho más optimistas.

En ese sentido, ¿cómo define el tono del mensaje del Banco Central?

-El tono es de cautela. Y en su mensaje es bastante insistente en que toda la recuperación de expectativas, no tiene nada que ver con la situación actual de la economía. Hay una recuperación de expectativas y de empresarios, pero no tienen que ver con la situación actual de la economía, sino que con respecto a una expectativa sobre lo que podría llegar a pasar. En otras palabras, dice que la economía hoy día está igual de trancada, no hay ninguna razón para estar más optimista.

Es decir, ¿está apelando a las expectativas?

-La lectura entre líneas es que hay un componente no macroeconómico, que no tiene que ver con las condiciones externas, ni con la política monetaria, sino que tiene que ver con un ambiente interno y eso nos guste o no, está vinculado al ciclo político.

Está diciendo que las mejores expectativas para el próximo año se basan en un supuesto de que va a mejorar el ambiente interno, pero no hay ningún dato concreto que eso sea así.

-Hoy es evidente para cualquier persona que la incertidumbre es muy alta, y lo que el Banco Central está reconociendo de forma muy realista es que las expectativa de una mayor recuperación, podría desinflarse en forma importante, si el ciclo político termina impactando negativamente las expectativas y eso no me parece que sea para nada un intromisión del Banco Central en la discusión política, pero responsablemente está alertando que lo que está detrás de sus estimaciones de crecimiento para 2018, están vinculadas a un tema que no es de control de las autoridades políticas económicas. En otras palabras, el Banco Central dijo entre líneas que lo político sí importa porque afecta las expectativas.

En términos más de cifras, ¿la construcción es el sector que podría poner en riesgo la recuperación?

-La construcción sirve como un muy buen termómetro para tomarle la temperatura a la actividad interna. Se esperaba que después del boom que tuvo el sector de construcción inducido por el cambio en el IVA hubiese una desaceleración. Ahora, lo que no era esperable y lo que hoy sigue siendo un termómetro y una alerta respecto que la demanda interna es que siga débil y el riesgo es que no se recupere.

¿La construcción puede ser el sector que puede frenar la recuperación?

-Que la construcción no esté creciendo quiere decir que otros sectores no se están expandiendo, quiere decir que minería no está creciendo, retail tampoco, el sector industrial tampoco.

¿Es un reflejo del estado de la economía entonces?

-Exacto y por eso es una tan mala noticia que la mal performance de la construcción se haya prolongado por un tiempo tan largo.

¿Esto podría pasar para el próximo año?

-Sí perfectamente, no veo por qué no. Sobre todo si termina habiendo un shock negativo sobre las expectativas que se relaciona absolutamente con el tema político.

Tras el Imacec de octubre, el ministro de Hacienda volvió a reflotar el debate sobre las causas de la desaceleración, y que a juicio de Nicolás Eyzaguirre serían externas, ¿cuál es su análisis?

-En sus declaraciones puntualmente está siendo más como vocero que como ministro de Hacienda, porque no resiste ningún análisis. El Imacec de octubre fue malo por donde se le mire. Respecto de las expectativas de mercado, salió por abajo. Ayudó también la base de comparación. Hay una recuperación brutal del sector minero, pero el sector no cobre se desacelera y de forma sorpresiva y en términos desestacionalizados cae. No me explico cómo un ministro de Hacienda, técnico como solía ser Eyzaguirre, puede argumentar que es un buen número.

¿Las causas de la desaceleración son internas o externas?

-Tenemos un entorno externo con una conjunción de dos muy buenos elementos. Uno, es el crecimiento robusto en el mundo desarrollado y el otro es que hay un mundo emergente que está volviendo a empujar el precio de los commodities y de los términos de intercambio en Chile en particular. Entonces, seguir pegado hablando de si la desaceleración comenzó el último semestre de 2013 o comenzó en 2014, me parece que hoy ya no tiene sentido porque la evidencia ya terminó de explicarte cuáles fueron las razones. No hay ningún shock externo. Por ello, si no es un factor interno, no sé lo que es.
Publicar un comentario