2017/12/04

Luis Eduardo Escobar: “Nosotros no haremos nada que afecte negativamente a la inversión privada”

Luis Eduardo Escobar.
Constanza Ramos  www.pulso.cl
En entrevista con asesor económico de Alejandro Guillier, cuenta que la condonación del CAE al 40% más pobre tendría un costo de US$385 millones. Y que el financiamiento será por mayor crecimiento y precio del cobre.
Uno de los principales asesores económicos del comando de Alejandro Guillier, Luis Eduardo Escobar, emitió un mensaje de tranquilidad al mercado, luego de las alarmas que se han encendido sobre un posible efecto económico si es que Guillier logra ganar las elecciones presidenciales. “Nosotros no haremos nada que afecte negativamente a la inversión privada”, aseguró el economista. Entre las prioridades para los primeros 100 días de un eventual gobierno enfatizó que se enfocarán en agilizar la cartera de proyectos pendientes y revisar el presupuesto 2018. En materia tributaria aseguró que dejarán los impuestos “tal cual están”. Consultado por un eventual cargo como ministro de Hacienda, el economista respondió que dentro del comando hay un acuerdo explícito de no hablar de eso hasta después de la segunda vuelta presidencial.
El programa de Gobierno de Sebastián Piñera tiene un costo total de US$14 mil millones, en ese sentido, ¿cuál es el costo total del programa de gobierno de Alejandro Guillier y cómo se financiará?
-El costo son US$10 mil millones más los recursos para el CAE (US$385 millones). Al igual que Piñera contemplamos recaudar unos US$7 mil millones por crecimiento económico. También evaluamos reformular el pago de las rentas municipales, ya que se puede cambiar la base tributaria de las patentes municipales. Esto podría generar unos US$500 millones adicionales. También proponemos cambiar la ley reservada del cobre, donde hoy se están acumulando recursos por US$500 millones. En la Reforma Tributaria el tema de la elusión activa, podría generar por los menos unos US$250 millones. También proponemos una digitalización del aparato del Estado, lo que generaría unos US$250 millones de ahorro. Además hay un espacio de ahorro fiscal en renovación de vehículos fiscales, viáticos que aportarían unos US$300 millones.
¿Cuáles serían las medidas económicas para los primeros 100 días de Gobierno?
-Lo primero es reimpulsar el crecimiento con un ojo pegado en mantener los equilibrios fiscales. La prioridad inicial es revisar el presupuesto, porque cuando se hicieron los parámetros del presupuesto 2018, la economía todavía estaba bastante estancada. La segunda prioridad es revisar la cartera de proyectos de inversión que está dejando el Gobierno. Hay una cartera por US$4.500 millones aproximadamente y hay un monto equivalente de inversión pública.
Algunos economistas y actores económicos han señalado que la bolsa podría retroceder si gana Guillier, ¿cuál sería su mensaje para calmar los mercados?
-Esta es una economía capitalista y en consecuencia depende para su éxito del sector privado y el crecimiento depende principalmente de la inversión. El 90% de la inversión en Chile la hace el sector privado. Nosotros no haremos nada que afecte negativamente a la inversión privada, más bien queremos crear oportunidades para que la inversión privada pueda seguir creciendo. Hoy estamos en una situación muy compleja que es estructural. Queremos ver qué oportunidades podemos generar para que el sector privado pueda seguir invirtiendo en Chile y no se vaya a invertir fuera de Chile.
¿Se tiene pensado realizar una nueva Reforma Tributaria?
-No sabemos bien cuáles son los resultados de esta Reforma Tributaria. La reforma afecta al 25% de las empresas de mayores ingresos, pero para el resto fue súper beneficioso. Los impuestos se van a quedar donde están. La propuesta de Piñera de bajar de 27% a 25%, no hace ninguna diferencia a la hora de tomar una decisión de inversión.
¿Está considerado en el equipo económico terminar con el sistema de AFP, o más bien seguirán por la línea de los proyectos de ley que hoy están en el Congreso?
-Esa es una invención de la candidatura de Piñera. Jamás hemos dicho que terminaremos con las AFP. Queremos resolver el problema de las pensiones actuales y de la gente que comenzará a jubilarse a futuro. No queremos esperar 20 años para ver una solución, sino que con el aumento de 5% adicional ver sí se mejoran las pensiones. Creemos en un sistema que es mucho más mixto que el actual y por eso a pesar que no nos gustan todos los aspectos del proyecto de ley presentado por el Gobierno, nos parece muy importante dejar establecido el principio que los empleadores tienen que aportar a las pensiones.
Condonación del CAE
Alejandro Guillier anunció la condonación de la deuda de los morosos del CAE al 40% más vulnerable, ¿es financiable esa propuesta?
-Sí, condonar las deudas del 40% de menores ingresos según las cifras a las que hemos podido acceder costaría unos US$385 millones. Los recursos podrían venir de los ingresos que el país pueda tener por el mayor precio del cobre y por crecimiento. El presupuesto estima un PIB de largo plazo de 2,6% y resulta que ahora las estimaciones generales están por encima de 3%. Estamos en una situación económica bastante expectante para los próximos años.
¿Y ve inviable la propuesta del Frente Amplio de avanzar hacia una condonación total?
-El monto total del CAE más los créditos que han otorgado las universidades públicas suman más de US$8.000 millones. Si se toman los activos financieros que tiene el Estado, son como US$14 mil millones de libre disposición. Se podría hacer un cheque por eso, pero sería una barbaridad atroz. Hay que buscar otro mecanismo de financiamiento y se llama gratuidad. Entonces vamos a tener que ponernos de acuerdo con los bancos para ver cómo resolvemos este tema a medida que haya holgura fiscal para hacerlo.
¿Cuál es la fórmula para determinar ese 40% más vulnerable que serán beneficiados con la condonación?
-El 40% más pobre será la situación actual de los deudores, no de cuando tomaron el CAE. Hay una injusticia implícita, que tendremos que asumirla, porque hay gente que pagó y ahora hay gente a la que le vamos a decir que no le vamos a condonar.
¿Hay un riesgo de que toda la gente deje de pagar?
-Sí es un riesgo, pero por eso es tan importante buscar una solución global. Hoy sólo el 30% está pagando, es decir, el problema existe ahora. No es un problema que estemos viendo para cinco años más.
Publicar un comentario