2017/11/21

Tercer Trimestre: PIB avanza 2,2% con Demanda Interna creciendo 2,5%

La actividad minera, servicios personales y comercio impulsaron el crecimiento desde la perspectiva del origen, mentras que el gasto fue apuntalado por el consumo.

La actividad económica registró un alza de 2,2% en el tercer trimestre, con respecto al mismo período del año anterior, tras crecer 0,1% y 1,0% en los primeros dos cuartos del año, respectivamente.

En términos desestacionalizados, el producto interno bruto (PIB) registró un incremento de 1,5% con respecto al trimestre previo.

El efecto calendario resultó igual a -0,2 puntos porcentuales, tras registrarse dos días hábiles menos que en igual período de 2016.

Desde la perspectiva del origen, el resultado fue liderado por la actividad minera, seguida de servicios personales y comercio. Dichos efectos fueron
aminorados principalmente por la contracción de la actividad construcción, que registró la mayor incidencia negativa.

Desde la perspectiva del gasto, el PIB fue impulsado por la demanda interna, efecto que fue en parte compensado por la caída de las exportaciones netas.
El gasto interno aumentó 2,5%, liderado por el consumo; aunque en forma marginal, la inversión también contribuyó al resultado.

El consumo fue impulsado tanto por el gasto de los hogares como de gobierno, predominando el primero en términos de incidencia. 

Por su parte, el resultado de la inversión reflejó una mayor acumulación de inventarios y formación bruta de capital fijo (FBCF) en maquinaria y equipos; lo anterior fue en parte compensado por menor gasto en construcción y otras obras. 

La tasa de existencias acumulada en un año móvil y valorada a precios del 2016, se ubicó en -0,3% como porcentaje del PIB.

En cuanto al comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones e importaciones crecieron. Las primeras fueron lideradas por el componente de
bienes, en particular de productos manufacturados y concentrado de cobre y plata. 

Asimismo, el incremento de las importaciones se explicó principalmente por el aumento de las internaciones de bienes de consumo e inversión, cuyo
efecto fue en parte compensado por la caída del componente servicios.

El ahorro bruto total ascendió a 22,0% del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional de 19,7% del PIB y un ahorro
externo de 2,2% del PIB, correspondiente al déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos.

www.estrategia.cl
Publicar un comentario