2017/11/22

EEUU bloquea compra de Time Warner por parte de AT&T y firma seguirá adelante

BOLSA DE NUEVA YORK
PULSO  22/11/2017
El Departamento de Justicia presentó una demanda contra AT&T, luego de que la firma rechazara la exigencia de vender su unidad DirecTV o Turner Broadcasting.
La operación anunciada hace un año por AT&T para adquirir Time Warner está en peligro. Ayer, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda contra AT&T para bloquear su compra por US$85.400 millones de Time Warner. Y es que según acusa, la integración de estos dos gigantes de las comunicaciones impactará la competencia, lo que a su vez afectará al consumidor. Esto, pues aseguran que la fusión afecta a los creadores, que deberán pagar más dinero para distribuir su contenido, y podría aumentar los precios para suscriptores de TV paga.
La acción legal era esperada luego de que AT&T rechazara la exigencia del Departamento de Justicia de vender su unidad DirecTV o Turner Broadcasting -de la que es parte CNN- para obtener la aprobación regulatoria.
La firma alcanzó un acuerdo en octubre del año pasado para comprar a Time Warner, que también es dueña del canal HBO y del estudio cinematográfico Warner Bros.
En la demanda presentada ayer en una corte federal en Washington, el Departamento de Justicia señaló que AT&T usaría las películas de Time Warner para obligar a las firmas rivales de televisión por pago a cancelar “cientos de millones de dólares más por año a las redes de Time Warner”,
El Gobierno también argumentó que AT&T usaría el contenido de Time Warner para ralentizar la transición de la industria al video en línea y otros modelos innovadores de distribución.

Responde AT&T

En defensa de la fusión, las compañías argumentan que no son competidores. El abogado de AT&T, David McAtee, afirmó que la demanda es una “desviación radical e inexplicable de décadas de precedente antimonopolio”. Además, sostuvo que las denominadas fusiones verticales, entre compañías que no son competidores directos, son aprobadas de manera rutinaria.
De hecho, la adquisición de Time Warner por parte de AT&T es la primera acción de este tipo que detiene la administración del presidente estadounidense, Donald Trump.
“No vemos una razón legítima para que nuestra fusión sea tratada de forma diferente”, aseguró McAtee. Y añadió: “Estamos convencidos de se rechazarán los argumentos del gobierno y la fusión seguirá adelante”.

El acuerdo entre AT&T y Time Warner, que fue anunciado unas semanas antes de que Trump ganara las elecciones, buscaba sumar fuerzas para integrar en una misma compañía la creación de contenido audiovisual y su distribución. De esta forma, buscaban adaptarse a las nuevas formas de consumir series y películas, en respuesta a las nuevas plataformas como Netflix y Amazon. Además, la unión los convertía en un actor más fuerte en el mercado de la publicidad. Pero el presidente Trump amenazó durante la campaña electoral con vetar la operación si llegaba a la Casa Blanca.
Publicar un comentario