2017/03/23

Piñera promete volver a sistema tributario integrado y abre debate entre expertos

L. Aravena y C. Alonso  www.pulso.cl

Desde Hacienda, el subsecretario Alejandro Micco criticó la opción, ya que generaría “incertidumbre”. Además, dijo que cualquier cambio en esa dirección “es bajar la carga tributaria”.
Aún no termina por implementarse en su totalidad la Reforma Tributaria y ya se abrió nuevamente el debate. Si bien la discusión nunca estuvo completamente cerrada puesto que ya varios expertos coincidían en que se debía simplificar el sistema, ayer uno de los precandidato presidenciales de Chile Vamos, Sebastián Piñera, señaló que de ser electo presidente volverá a un sistema de impuesto a la renta 100% integrado.
En una actividad en la Universidad Adolfo Ibáñez, el ex Presidente sostuvo que “vamos a corregir la Reforma Tributaria volviendo a un sistema integrado, que distinga entre los ingresos al consumo con los del ahorro, ya que queremos volver a incentivar la inversión y el emprendimiento”, dijo. Si bien Piñera no precisó si se reducirá la tasa impositiva para las empresas, ni tampoco si habrá una nueva carga tributaria, puntualizó que eso “dependerá del estado en que encontremos las finanzas públicas. El déficit (efectivo) supera largamente el 3% y es cinco a seis veces más del que dejamos en 2013, pero eso no es todo, porque el déficit proyectado con supuestos realista es déficit imposible de sostener sin perder la inversión”.
Desde el Gobierno, la respuesta no se dejó esperar, ya que el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, criticó el anuncio entregado por el ex mandatario. “Cambiar a un sistema integrado hoy día, tal cual está la ley, es bajar la carga tributaria y de ser así, el punto en discusión es si el país requiere hoy día los recursos para invertir en educación, invertir en salud, invertir en seguridad”. En ese sentido, enfatizó en que “el país no puede darse el lujo de bajar la carga tributaria en las condiciones en que está actualmente la economía mundial, y en las condiciones que la ciudadanía está exigiendo más bienes públicos”. El personero de Gobierno enfatizó que una medida como ésta “es abrir más ruido a la economía y lo que hoy día requerimos es dar más certeza”.

Expertos

Los expertos tributarios mostraron posiciones encontradas ante el anuncio de Piñera. Claudio Agostini, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez sostuvo que “en principio es positivo volver a un sistema integrado, ya que nadie sabe muy bien cómo se llegó a un sistema como el actual donde hay un sistema semi integrado y otro de renta atribuida. Esta es una de las peores cosas que hizo la reforma”.
Ahora bien, el experto aclaró que “todavía falta ver qué es lo que se está pensando, porque si se vuelve a instalar el Fondo de Utilidades Tributables (FUT) no me parece una buena idea”. Por ello, para Agostini si se quiere incentivar la inversión lo recomendable “es moverse a otros esquemas más modernos como depreciación instantánea o el Allowance For Corporate Equity (ACE), el cual permite deducir del impuesto a las utilidades tanto los intereses de deuda como una tasa de retorno libre de riesgo para el capital y que en la práctica es para incentivar la inversión”.
Asimismo, Francisco Saffie, director del área de Derecho Tributario en FerradaNehme y ex asesor de Hacienda, acotó que la idea de Piñera “sería echar pie atrás a lo que se ha avanzado y esto no es solucionar las complejidades de implementación de la reforma, sino que es volver a la política tributaria que estaba incentivando la acumulación de capitales con la desigualdad que eso genera en términos de la distribución del producto social”. Es más, para Saffie la propuesta de Piñera “generaría el principal problema que se tenía antes de esta reforma: dar un tratamiento igual a las rentas del trabajo que del capital. En definitiva, Piñera propone volver a la tributación en base a consumo”.
A su turno, Bernardo Fontaine, economista y consultor de empresas acotó que “este era uno de los elementos estructurales que está entorpeciendo el crecimiento, y que para corregirlo se debe integrar plenamente el sistema a la renta”. Para el economista el anuncio “es una avance, pero se deben conocer los detalles, porque junto con la integración, se debe bajar la tasa del impuesto de las empresas desde el 27% al 25%, incorporando mecanismos para el ahorro y la inversión”.
Publicar un comentario