2017/03/16

Banco de Inglaterra mantiene tasas en 0,25%

Leonardo Ruiz www.pulso.cl

El instituto emisor británico prefirió optar por un enfoque monetario estable hasta que el impacto del Brexit esté más claro.
El Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios sus tasas de interés en 0,25 %, al tiempo que el Reino Unido se prepara para iniciar el proceso negociador con Bruselas para abandonar la Unión Europea (UE).
En la última reunión celebrada por el Comité de Política Monetaria de esa entidad antes de la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa -que inicia formalmente el diálogo de salida del bloque comunitario-, se acordó no modificar los tipos ante la posibilidad de que las negociaciones para ejecutar el Brexit provoquen turbulencias económicas.
De los ocho miembros de ese comité, sólo uno votó a favor de elevar los tipos, por la preocupación por una subida de la inflación.
En esa reunión votó -posiblemente por última vez- la vicegobernadora saliente del Banco de Inglaterra, Charlotte Hogg, que presentó su dimisión el pasado martes tras quebrantar el código de conducta de la entidad al no declarar que su hermano tiene un cargo directivo en el banco privado Barclays.
Hoggs había sido nombrada para ese puesto el pasado 9 de febrero y había ocupado varios cargos en la entidad emisora desde que fue contratada en 2013.
Según los analistas, pese a que la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó sus tasas por tercera vez en una década este miércoles, el Banco de Inglaterra ha preferido optar por un enfoque monetario estable hasta que el impacto del Brexit esté más claro.
Hasta la fecha, la economía británica ha frustrado las previsiones hechas por los expertos en el actual clima político incierto.
La pasada semana, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR) revisó al alza su previsión de crecimiento para 2017, hasta el 2%, frente al 1,4 % augurado en noviembre.
Por otro lado, ese organismo de supervisión fiscal también pronosticó la reducción del crecimiento del PIB en los años siguientes, hasta 1,6 % en 2018, 1,7 % en 2019, 1,9 % en 2020 y -coincidiendo con lo previsto- 2% en 2021.
Según la OBR, el déficit presupuestario descenderá en 2017-2018 al equivalente de 2,6% del PIB, frente a 3,8% de 2016, y se situará en 0,7% en 2021-2022.
Japón también mantiene. Por su parte, el Banco de Japón mantuvo su política monetaria estable el jueves y repitió una visión moderadamente optimista sobre la economía, lo que indica que no prevé una expansión de su estímulo en un futuro próximo.
En una medida ampliamente esperada, el Banco de Japón (BOJ, en inglés) dejó estable la tasa de interés de 0,1% que cobra a una porción de las reservas en exceso que las instituciones financieras mantienen en el organismo.
En la reunión de dos días que concluyó el jueves, también mantuvo su objetivo de rendimiento de los bonos soberanos japoneses a 10 años en torno a un cero por ciento.
Luego de que más de tres años de compras de activos no lograron acelerar la inflación a su meta de 2%, el BOJ revisó su marco de política en septiembre pasado a uno orientado en las tasas de interés.
Publicar un comentario