2016/12/28

Trump cierra filas con Israel en conflicto por asentamientos en Palestina

Su llegada a la Casa Blanca es bien vista por Israel, que pretende hacer caso omiso a la resolución de la ONU y seguir construyendo en Jerusalén Oriental.Francisca GuerreroFRANCISCA GUERRERO | INTERNACIONAL www.pulso.cl

El Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó vía Twitter, como acostumbra, a la confrontación entre Benjamin Netantahu y Naciones Unidas, luego de que esta última resolviera condenar los asentamientos de Israel en tierras palestinas. “La Organización de Naciones Unidas tiene un gran potencial, pero en este momento es sólo un club para que la gente se reúna, hable y pase un buen rato. ¡Qué triste!”, fueron las palabras poco diplomáticas expresadas por el magnate. 
Y es que el Presidente número 46 de Estados Unidos ha mostrado un fuerte lineamiento con las políticas israelitas. De hecho, durante su campaña aseguró: “he sido leal a Israel desde que nací”, al tiempo que indicó que “la mitad de la población de Palestina ha sido tomada por ISIS y Hamas y la otra mitad se niega a enfrentar a la primera mitad”. 
Una vez electo reafirmó su posición, señalando que ”los lazos entre Israel y Estados Unidos son profundos, y garantizaré que no se producen separaciones entre nosotros cuando sea presidente”. 
Por eso no es de extrañar que Tel Aviv haya celebrado su triunfo en las elecciones.  “El Presidente electo Trump es un verdadero amigo del Estado de Israel, y yo voy a trabajar con él para avanzar en la seguridad, la estabilidad y la paz en nuestra región”, dijo Netantahu. 
Mientras Trump planifica su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero, dio nuevos gestos en favor de los israelitas, con el nombramiento de David Friedman como embajador de EEUU en ese país. 
Hijo de un rabino ortodoxo, Friedman es contrario a las políticas de Barack Obama en esta materia y se opone rotundamente al reconocimiento de Palestina como un Estado independiente. 
En tanto, Israel planea continuar con los planes de construcción en las áreas que el Consejo de Seguridad de la ONU declaró como territorio palestino ocupado.
Hoy, el comité municipal de planificación de Jerusalén analizará solicitudes para construir cientos de apartamentos en Jerusalén Oriental. 

De esta manera, el gobierno de Israel contradice los términos de la Resolución 2334, que exige a Israel detener todas las obras en las zonas conquistadas en la Guerra de los Siete Días de 1967 y califica de ilegal la construcción allí.
Publicar un comentario