2016/06/23

Oposición confirma que volverá al TC para hacer cumplir fallo que derribó titularidad sindical

Chile vamos tiene plazo de cinco días para ingresar un nuevo requerimiento. No descartaron reclamar en otras instancias jurisdiccionales. Veto fue aprobado por el Congreso.
Juan Pablo PalaciosJUAN PABLO PALACIOS |

Al parecer el debate por la Reforma Laboral está lejos de terminar. Ayer los senadores de Chile Vamos, Andrés Allamand (RN) y Hernán Larraín (UDI), durante la discusión en sala del veto que suprimió tres pactos de adaptabilidad y los quórum sindicales para negociar colectivamente, acusaron al Gobierno de incumplir el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que derribó la titularidad sindical a partir de un requerimiento de la propia oposición, y anunciaron que recurrirán a instancias jurisdiccionales, como el TC, para hacer cumplir el carácter vinculante de la sentencia. 
“Aviso que no sólo hago reserva de constitucionalidad, sino que hago presente que frente a esta aberración jurídica en la que está el Ejecutivo vamos a recurrir a todas las instancias administrativas y jurisdiccionales para que se cumpla el fallo del TC. Se está sentando un severo precedente que da lugar a las responsabilidades judiciales y políticas”, dijo el senador Allamand.
“Vamos a reservarnos todos los recursos posibles para revertir esta situación y para hacer cumplir de verdad el fallo del TC. Esto le hace un flaco favor a un país paralizado económicamente y con cada día más desempleo, así van a llevar al país al abismo”, señaló por su parte Hernán Larraín, presidente de la UDI.
El anuncio de los legisladores va en línea con las amenazas que el martes hicieron presente en la Cámara los diputados Patricio Melero (UDI) y Nicolás Monckeberg (RN), quienes acusaron de desacato al Gobierno frente al fallo del TC. Allamand hizo presente la advertencia de que volverán a recurrir al órgano de control constitucional durante la sesión de la Comisión de Trabajo donde se revisó el veto presidencial. También notificó de esa medida al presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), y a personeros del Ejecutivo.
Cabe indicar que la oposición tiene cinco días de plazo para presentar un nuevo requerimiento ante el TC desde que el Congreso despacha un proyecto de ley.
Fundamentos. Durante su intervención en la sala, Allamand calificó de graves los dichos de la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, quien en el debate señaló que “el Tribunal Constitucional no nos puede obligar a legislar”.
El Gobierno optó sólo por reactivar la tramitación del veto para promulgar la Reforma Laboral y desechó un cambio constitucional y por ahora una ley corta.
Para citar el carácter vinculante del dictamen del TC, Allamand citó al constitucionalista Humberto Nogueira, “que señala que las sentencias además de su carácter declarativo que permite eliminar el vicio constitucional en el caso específico tiene fuerza vinculante. Lo que establece el deber de los demás órganos estatales de seguir de buena fe los principios del TC”. 
“Cuando la ministra del Trabajo dice que el fallo no la obliga a legislar, está incurriendo en un vulgar desacato y está derechamente señalando que el carácter vinculante de la sentencia no es tal”, cuestionó Allamand. 
El legislador recordó que el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), dijo “que estamos frente a una titularidad sindical de hecho, es decir, la inacción del Gobierno configura las misma situación que el propio TC dijo que era inconstitucional”.
También mencionó que el Gobierno dejó en el proyecto dos pactos de adaptabilidad, “donde prevalece el principio que el TC señaló que no se aviene con nuestra carta fundamental que es la titularidad sindical”. “Si se pretendía que los grupos negociadores no pudieran suscribir pactos de adaptabilidad, debieron haber vetado los cinco pactos y no sólo tres. Los dos pactos que quedan subsisten sobre la base de la titularidad sindical”, añadió.
Allamand cuestionó al Gobierno, señalando que “estamos frente a algo que no había ocurrido en democracia desde los años noventa” y señaló que para cumplir el mandato del TC La Moneda “tiene que enviar un proyecto de ley para ajustar las normas de negociación colectiva al principio que le ha ordenado el Tribunal, equiparando grupos y sindicatos”.
Trascendió desde Chile Vamos que el objetivo del anuncio de un nuevo recurso ante el TC es forzar al Gobierno a que envíe una ley corta para adecuar la reforma laboral 
Votación del Veto. Por 15 votos a favor y 11 en contra el Senado ayer aprobó y despachó al Ejecutivo el veto presidencial a los quórum para negociar colectivamente. En tanto, por 17 votos se respaldó la supresión de los pactos de adaptabilidad.
Durante el debate, el senador Ignacio Walker (DC) notificó que su partido iba a apoyar el veto por considerarlo que era “el mal menor”.

También lamentó el veto a los pactos de adaptabilidad. “Me molesta que se haya pensado que estas normas de adaptabilidad eran una concesión a la derecha para equilibrar las cosas y no un tema de convicción. Para mí los pactos de adaptabilidad es un tema de convicción. Por lo tanto, espero que en algún momento podamos reponer y presentar un proyecto de verdadera adaptabilidad laboral”, dijo.
www.pulso.cl
Publicar un comentario