2016/06/06

Alto ejecutivo minero y socio de Rodríguez & Asociados acusa a firma de estafa por $ 600 millones

Creó una sociedad en la cual comenzó a captar clientes para la oficina de la cuestionada empresa en Antofagasta, donde recibía comisiones por ello.

Por Felipe Brión
Alto ejecutivo minero y socio de Rodríguez & Asociados acusa a firma de estafa por $ 600 millones
A principios de abril, con bombos y platillos Rodríguez & Asociados, la empresa investigada por una posible estafa piramidal, anunciaba la inauguración de su oficina en Antofagasta con la que ampliaba su presencia regional con la también sucursal que tenía ya en Los Andes. El propósito en la Segunda Región era seguir ofreciendo sus asesorías a gente asociada a la minería e incluso ese día fue invitado a la ceremonia el ex seremi de Minería Antonio Sánchez.
Pero esta oficina en el norte, un anhelo para los hermanos Claudio y Carlos Rodríguez Flores, no pudo ser llevada a puerto sin la colaboración que prestó un alto ejecutivo de la minería: Giancarlo Bruno Lagomarsino, actual presidente ejecutivo de Mantos Copper y quien estuviera en el mismo cargo en Collahuasi.
Pero esta relación no terminó bien. Bruno acusa a sus socios del no pago de la suma de $ 600 millones en el documento en el que interpone una querella en contra de los fundadores de Rodríguez & Asociados por los delitos de estafa e infracción a la ley general de Bancos.
La historia de la relación
Según lo descrito ante el Cuarto Juzgado de Garantía, el ejecutivo conoció a Claudio Rodríguez el 2014 cuando llegó a vivir al condominio donde Bruno. Si bien la relación en un comienzo era la propia de dos vecinos, fue en 2015 cuando comenzaron a interactuar más ya que ambos coincidían en el gimnasio.
Rodríguez le comentó del negocio que tenía con su hermano y que ofrecían fondos de inversión denominados “contratos forward”, algo que el afectado encontró “interesante”, por lo que en junio del 2015 materializó la primera inversión por $ 85 millones. Pasó una semana de eso para que le ofrecieran un fondo de inversiones en dólares denominado Fondo de Inversión Privado Total Quant I Index representado por la sociedad Rodríguez y Asociados S.A Administradora de Activos, a lo que Bruno accedió a invertir US$ 100 mil, lo que le significó ser propietario de seis cuotas de dicho fondo.
El querellante señaló que Claudio Rodríguez le comentó más de alguna vez la intención de abrir sucursales en el norte y considerando que su trabajo se desarrollaba en esa zona “acepté poder captar personas interesadas en tales inversiones”.
Según cuenta, de la empresa le ofrecieron ser empleado, lo que no aceptó pero les propuso “ofrecer de manera externa tales productos financieros, pero con la condición de que todo lo relacionado con dineros lo manejarían desde la empresa”, ganando con ello una comisión.
Bruno detalla que arrendó un inmueble en Antofagasta y para poder funcionar creó la sociedad GBA Inversiones Financieras.
En el contrato celebrado por las partes quedó establecido que “los dineros de los inversionistas irían en forma directa a las cuentas de la entidad de los Rodríguez”.
Ingresaron siete clientes, lo que significó inversiones por $ 620 millones, mientras el ejecutivo realizó otro aporte por $ 450 millones.
Sin embargo, en mayo no captaron más clientes debido a la poca confianza que generó la situación de empresas como Arcano y AC Inversions. Es por ello que tomó la decisión de no seguir y decirle a los clientes que sus inversiones la vieran de forma directa con Rodríguez & Asociados. Varios clientes optaron por retirar los montos, a lo que la empresa no cumplió con las fechas establecidas. Posterior a ello vino la autodenuncia interpuesta en el Ministerio Público.

C. APELACIONES VERÁ EXTRADICIÓN DE CHANG

Finalmente la Corte Suprema rechazó el viernes el recurso de reposición presentado por la defensa del Alberto Chang, con el fin de seguir entrampando el proceso de extradición del fundador del grupo Arcano y que actualmente se encuentra en Malta.

La segunda sala del máximo tribunal del país indicó, en un breve fallo, que "atendiendo que los argumentos esgrimidos no alteran los resultados a fojas 11, no ha lugar a lo solicitado", ello ya que la instancia ya había rechazado previamente la solicitud que realizó la defensa hace unos días.

Con esto se espera que en los próximos días sea la Corte de Apelaciones la que decida el futuro del proceso que busca traer al empresario para ser juzgado en Chile por los delitos de estafa, lavado de activos e infracciones a las leyes de Bancos y la de Mercados de Valores.

Este revés para Chang en la Corte Suprema se da cuando el jueves los abogados Carlos Castro y José Hinzpeter -quienes habían estado en todo el proceso- renunciaron a la defensa del emprendedor aludiendo "diferencias profesionales en la estrategia de la defensa".

SIGUEN AUMENTANDO LAS QUERELLAS

Las querellas en contra de los hermanos Rodríguez & Asociados se siguen acumulando en el Cuarto Juzgado de Garantía. Hasta el día viernes en la tarde eran casi 90 las personas que presentaron un recurso por estafa y otras infracciones.

Pero también hay otros implicados entre las querellas. Christian Urzúa Castillo, gerente general de la entidad, también fue involucrado por los afectados como culpable de los delitos.

Según el fiscal Carlos Gajardo, serían entre 300 y 400 personas las afectadas por la empresa, mientras que las defraudaciones podrían alcanzar cerca de US$ 30 millones.

En el proceso ya se han incautado $ 1.000 millones, lo que corresponde a $ 500 millones desde las cuentas bancarias y otros $ 500 que fueron ya depositados a la cuenta del juzgado.
www.df.cl
Publicar un comentario