2016/04/18

Macri deja con gusto a poco a parte de delegación local

La reunión entre el presidente argentino, Mauricio Macri, y los cerca de cincuenta ejecutivos y empresarios chilenos, que integraron la delegación de la Sofofa, dejó con gusto a poco a algunos de los asistentes.
En un ambiente de altas expectativas respecto de una mejoría en el clima de inversión en el país vecino, llamó la atención que la audiencia fuera más escueta de lo que estaba previsto.
Según comentó uno de los integrantes del grupo, el mandatario trasandino habló poco y solo recibió los saludos protocolares, regalos incluidos, de los empresarios y luego se retiró.
Al parecer, la cabeza de Macri estaba en otra parte, pues al día siguiente, el miércoles 13 de abril, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner debía declarar ante los tribunales, lugar donde finalmente entregó un escrito, y luego dio un discurso ante miles de adherentes.
En todo caso, la delegación encontró en el presidente del Banco Central argentino, Federico Sturzenegger, a una contraparte más efusiva con la que pudieron conversar largo y tendido.
La autoridad les explicó parte del plan económico que está llevando adelante el gobierno. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, también les entregó el feedback que estaban buscando, especialmente respecto de los acuerdos de intercambio de energía alcanzados entre ambos gobiernos.
Pese a lo anterior, hubo otros participantes en la delegación que quedaron satisfechos con el modo ejecutivo de Macri y calificaron los diez minutos de audiencia en la Casa Rosada como el principal atractivo del viaje de la semana pasada.
La expectación en torno al discurso del jefe de Estado trasandino se cumplió, dijeron algunos, al escuchar de su boca que estaban invitados a invertir en ese país con el compromiso de contar con una cancha con reglas “claras y parejas”.
Las pocas preguntas que Macri aceptó también fueron suficientes para esa parte de la delegación que estuvo encabezada por el presidente de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, y el controlador de Cencosud, Horst Paulmann, en su calidad de líder del comité de inversiones chileno-argentino.
Para este grupo de empresarios y ejecutivos el tiempo que Mauricio macri les destinó fue más que suficiente y describieron la cita como “breve pero efectiva”.
Otro punto que generó comentarios, especialmente entre los participantes más jóvenes, fue la casi nula participación femenina en el grupo nacional. 
www.df.cl
Publicar un comentario