2016/03/30

Rousseff comienza a quedar sola tras salida de aliado clave de su gobierno

Tres ministros ya abandonaron el gabinete. Quienes permanezcan serían expulsados del partido.

Por Isabel Ramos/María Gabriela Arteaga
Rousseff comienza a quedar sola tras salida de aliado clave de su gobierno
El mayor partido político de Brasil, el Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) decidió ayer, por aclamación, retirarse de la coalición de gobierno, una medida que complica aún más las posibilidades de la mandataria Dilma Rousseff de mantenerse en el cargo y sortear el proceso de impugnación que ya se inició en el Congreso.
La decisión fue tomada en tres minutos durante una reunión del directorio nacional en Brasilia, y fue anunciada por el vicepresidente nacional del PMDB, el senador Romero Jucá. “Nadie en el país está autorizado a ejercer cualquier cargo federal en nombre del PMDB”, aseguró Jucá, clasificando el encuentro como “histórico”. “El PMDB se retira de la base de gobierno de la presidenta Dilma Rousseff”, concluyó.
El presidente nacional del partido, el vicepresidente Michel Temer, optó por no participar en el acto, marcado por gritos de “fuera PT” y “Temer presidente”, reportó el medio local Valor Económico. Tampoco participó el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien justificó su ausencia diciendo que lo hizo para preservar su papel institucional, que necesita de “independencia”.
Cargos a disposición
La salida se produjo pese a los esfuerzos del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Aunque diversos fallos judiciales le han impedido ejercer oficialmente como ministro de Casa Civil, Lula negoció hasta último minuto para evitar el quiebre.
El comunicado del partido asegura que hará “entrega de los cargos de todas las esferas del Poder Ejecutivo federal”, y que quien desobedezca queda expuesto a un proceso por ética. Eso sí, la colectividad no fijó un plazo límite para que los ministros dejen sus carteras.
El primero en poner su cargo a disposición fue el ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, quien renunció el lunes. A él se sumarían Mauro Lopes, titular de Aviación Civil; Eduardo Braga, ministro de Minas y Energía; y Helder Barbalho, a cargo de la cartera de Puertos.
Más reticentes a abandonar sus puestos están Marcelo Castro, ministro de Salud; Celso Pansera, de Ciencia y Tecnología; y Kátia Abreu, de Agricultura, quienes aún no han anunciado su decisión.
La medida del PMDB tuvo un efecto inmediato. La presidenta canceló un viaje a Estados Unidos que tenía previsto para el jueves y viernes de esta semana, para participar en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington. Si la mandataria viajaba, Michel Temer asumiría como la máxima autoridad del país.
Éxodo de aliados
La salida del PMDB puede terminar de sellar la suerte de Rousseff, ya que otros partidos podrían salir también del gobierno, aseguró David Fleischer, profesor emérito de política de la Universidad de Brasilia. Aunque el gobierno está ofreciendo los cargos vacantes a otros socios de la alianza, es dudoso que quieran amarrarse a una presidenta que parece condenada. “Que el PMDB se vaya es un gran punto de inflexión”, afirmó el académico. “Esto hace que su impeachment sea más probable”.
Si Rousseff es destituida, Temer asumirá en su reemplazo hasta que termine su mandato.
El Partido Progresista (PP), otro de los socios del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno, anunciará si sale o continúa en la administración en la víspera de la votación de la impugnación. Lo mismo hará el PP, dijo su presidente nacional, el senador Ciro Nogueira. Por su parte, el PSD dijo que dejará a sus parlamentarios en libertad para votar, y se estima que 80% de ellos está a favor del juicio político.

"SALDRÁ DE LA PRESIDENCIA A MÁS TARDAR EN MAYO
Y ASUMIRÁ EL VICEPRESIDENTE MICHEL TEMER"

- ¿Qué pasará ahora que el PMBD abandonó la coalición?

- Se activará el avance en el proceso de impeachment. Algunos de los ministros van a permanecer en el gobierno pero serán expulsados del partido. Otros partidos más pequeños también dejarán la coalición como una especie de efecto dominó.

- ¿La presidenta Dilma Rousseff queda sin posibilidad de fijar una agenda de gobierno?

- Sin duda alguna. Le será imposible.

- Entonces, ¿cuál es su situación?

- Veo 90% de posibilidad de que se lleve a cabo el juicio político en su contra. Con ello, a más tardar en mayo, Rousseff saldría de la presidencia y asumiría el vicepresidente Michel Temer.
- ¿Qué pasará ahora que el PMBD abandonó la coalición?

- Se activará el avance en el proceso de impeachment. Algunos de los ministros van a permanecer en el gobierno pero serán expulsados del partido. Otros partidos más pequeños también dejarán la coalición como una especie de efecto dominó.

- ¿La presidenta Dilma Rousseff queda sin posibilidad de fijar una agenda de gobierno?

- Sin duda alguna. Le será imposible.

- Entonces, ¿cuál es su situación?

- Veo 90% de posibilidad de que se lleve a cabo el juicio político en su contra. Con ello, a más tardar en mayo, Rousseff saldría de la presidencia y asumiría el vicepresidente Michel Temer.

- ¿Se vislumbra un colapso total de la clase política en Brasil?

- No, no creo. De hecho, el juicio político evita precisamente eso. Por eso es tan probable que ocurra.

- ¿Queda Brasil con un vacío de poder?

- No con Temer como presidente.

- El actual vicepresidente también ha sido ligado al escándalo de corrupción. ¿No será destituido también?

- Temer está limpio y la oposición está limpia. La corrupción es personal y no por lo que haga el partido. En este punto, la Corte Suprema no ha encontrado ningún mérito en los alegatos en contra de Aécio Neves, José Serra ni Fernando Henrique Cardoso. Pero si lo hubiera, serán procesados sin implicancias para la gobernabilidad.

- ¿Si Temer asume la presidencia tendría gobernabilidad en el Congreso?

- El PMDB mantendría la presencia más grande con el apoyo del PSDB y un número de pequeñas agrupaciones. El Partido de los Trabajadores (PT) estará prácticamente solo en la oposición.

- ¿Cómo resume el panorama político actual en Brasil?

- Muy complicado de aquí a mayo, pero parece esclarecerse. El elector promedio, ese mismo que buscó estabilidad en los años 90, quiere el cambio que vemos que ya se está dando. No veo estabilidad pero sí una nación más estable próximamente.

- No, no creo. De hecho, el juicio político evita precisamente eso. Por eso es tan probable que ocurra.

- ¿Queda Brasil con un vacío de poder?

- No con Temer como presidente.

- El actual vicepresidente también ha sido ligado al escándalo de corrupción. ¿No será destituido también?

- Temer está limpio y la oposición está limpia. La corrupción es personal y no por lo que haga el partido. En este punto, la Corte Suprema no ha encontrado ningún mérito en los alegatos en contra de Aécio Neves, José Serra ni Fernando Henrique Cardoso. Pero si lo hubiera, serán procesados sin implicancias para la gobernabilidad.

- ¿Si Temer asume la presidencia tendría gobernabilidad en el Congreso?

- El PMDB mantendría la presencia más grande con el apoyo del PSDB y un número de pequeñas agrupaciones. El Partido de los Trabajadores (PT) estará prácticamente solo en la oposición.

- ¿Cómo resume el panorama político actual en Brasil?

- Muy complicado de aquí a mayo, pero parece esclarecerse. El elector promedio, ese mismo que buscó estabilidad en los años 90, quiere el cambio que vemos que ya se está dando. No veo estabilidad pero sí una nación más estable próximamente.
www.df.cl
Publicar un comentario